Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala D, 11 de Junio de 2018, expediente CIV 025268/2014/CA001

Fecha de Resolución11 de Junio de 2018
EmisorCamara Civil - Sala D

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA D EXPEDIENTE N° 25.268/14 “TARAGAN, VICTORIA RUT C/MIGLIAVACA, ROMÁN ABEL Y OTROS S/DAÑOS Y PERJUICIOS”.- JUZGADO N° 5.-

En Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los días del mes de junio de dos mil dieciocho, reunidos en Acuerdo los señores jueces de la Excma. Cámara Nacional de la Apelaciones en lo Civil, S. “D”, para conocer en los recursos interpuestos en los autos caratulados “TARAGAN, VICTORIA RUT C/MIGLIAVACA, ROMÁN ABEL Y OTROS S/DAÑOS Y PERJUICIOS”, el Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿Es ajustada a derecho la sentencia apelada?

Practicado el sorteo resultó que la votación debía efectuarse en el siguiente orden: señores jueces de Cámara doctores Liliana E.

Abreut de B., P.B. y O.O.Á..

A la cuestión propuesta la doctora L.E.A. de B., dijo:

I) Contra la sentencia obrante a fs. 434/438, la que hizo lugar parcialmente a la demanda interpuesta y condenó a los requeridos en forma indistinta o concurrente a abonar a la actora la suma de $

146.000 en el plazo de diez días bajo apercibimiento de ejecución e hizo extensiva la condena a la citada en garantía en los términos del art. 118 de la ley de seguros, apeló la parte demandada y su aseguradora a fs. 439 y la parte actora a fs. 440, recursos que fueran concedidos a fs. 441.

A fs. 467/472 expresó agravios la accionada y la empresa “Protección Mutual de Seguros del T.P.P” y a fs. 474/503 la Sra.

T., cuyos traslados fueron evacuados a fs. 505/510 y 512/515 Fecha de firma: 11/06/2018 Alta en sistema: 15/06/2018 Firmado por: B.P.-Á.O.O. -A.L.E.

II) Agravios:

La demandada y su aseguradora se alzan en una primera aproximación al sostener que la imputación de responsabilidad fue puesta en cabeza de sus mandantes sin prueba alguna que lo avale.-

Agregan que la accionante no logró acreditar el nexo causal entre las lesiones que padeció y la participación del microómnibus en su producción.-

Aseveran que la lesión que padeció la actora era preexistente y que la misma buscó obtener un rédito económico incausado en los presentes actuados.-

Luego de ello, y de manera subsidiaria, se alzan por considerar elevados los montos reconocidos bajo los ítems “Daño Emergente”, “Incapacidad Psicológica”, “Daño Moral”, “Gastos de Traslados”.-

Discrepa, por último, con la tasa de interés aplicada al sub-lite, por lo que requiere la aplicación de un interés puro del 8 % anual o la tasa pasiva del BCRA desde la fecha del hecho hasta el dictado de la sentencia.-

La actora, por su lado, se queja al entender exiguos los montos otorgados bajo los ítems “Daño Emergente”, “Gastos de Traslado”, “Incapacidad Psicológica” y “Daño Moral”.-

Se alza, asimismo, por encontrarse disconforme con el rechazo de los rubros “Daño Estético”, “Gastos Médicos”, “Lucro Cesante”, “Perdida de Chance”, “Gastos Médicos y Psicológicos Futuros”, por la falta de expedición acerca de la inoponibilidad del contrato de seguro y cláusula de franquicia y por último por la fecha de comienzo del computo de los intereses establecidos.-

Fecha de firma: 11/06/2018 Alta en sistema: 15/06/2018 Firmado por: B.P.-Á.O.O. -A.L.E.

III) Responsabilidad:

  1. En primer término, cabe señalar de acuerdo a las disposiciones del artículo 7 del Código Civil y Comercial de la Nación, el presente caso será resuelto conforme la normativa de la anterior legislación que estaba vigente a la fecha de ocurrencia del hecho.

    Recuerdo que la obligación principal del transportista, en el caso de tratarse del transporte oneroso de personas, es la de conducir a sus pasajeros sanos y salvos hasta su lugar de destino (conf. art. 184 y concs. del Código de Comercio).

    Por ende, en caso de incumplimiento, nace para el contratante la obligación de reparar el daño causado, salvo que se pruebe la culpa de la víctima, la de un tercero por quien no deba responder o el casus genérico de los arts. 513 y 514 del C.. Civil vigente al momento del infortunio.-

    El artículo 184 del Código de Comercio establece la responsabilidad del empresario, en tanto debe responder por la muerte o lesión de un viajero, produciéndose la inversión de la carga de la prueba de la culpa del porteador, lo que es consecuencia del carácter contractual de la responsabilidad del empresario, el que debe responder por el incumplimiento de las obligaciones estipuladas, entre las que se cuenta la de conducirlo sano y salvo al lugar fijado (v.

    A.A., C., Cód. Com. Comentado, T° I, p g. 211, nota 647; Brebbia, R.H., Problemática Jurídica de los automotores, responsabilidad contractual, T° 2, p g. 13).

    Probada la inejecución de la obligación, emerge la responsabilidad del porteador, de modo que queda a cargo de éste la acreditación de que tal incumplimiento no le es atribuible (conf.

    Fecha de firma: 11/06/2018 Alta en sistema: 15/06/2018 Firmado por: B.P.-Á.O.O. -A.L.E.

    254, N° 284; A., Curso de las Obligaciones, Vol. I, pág. 205, N°

    445).

    Estamos frente a una obligación de resultado y su solo incumplimiento compromete la responsabilidad del transportista, la cual no se desvanece por la vaga prueba de su ausencia de culpa sino por la demostración concreta del caso fortuito, fuerza mayor, culpa de la víctima o de un tercero que le impida su cumplimiento (conf.

    M.I., J., Contratos, Ed. E., Buenos Aires, 1984, pág. 346 y sgts.; L., J., Tratado de Derecho Civil Obligaciones, ed. P., Buenos Aires, 2° edición actualizada, T° I, pág. 190).-

    Hoy en día, vemos similares preceptos contenidos en la regulación del contrato de transporte en el artículo 1.286 del Código Civil y Comercial de la Nación que dispone que la responsabilidad del transportista por daños a las personas transportadas está sujeto a lo dispuesto en los artículos 1757 y siguientes –vgr. responsabilidad objetiva, por el riesgo o vicio de las cosas, y actividades que sean riesgosas o peligrosas por su naturaleza, por los medios empleados o por las circunstancias de su realización-, y se aplican las mismas eximentes que en la anterior legislación (conf. art.1729, hecho del damnificado; art.1730, caso fortuito y fuerza mayor; art.1731, hecho de un tercero, del Código Civil y Comercial de la Nación).-

    El factor objetivo de imputación recogido por el artículo 184 del Código de Comercio, se proyecta en la distribución de la carga probatoria. Así, el actor debe probar su carácter de pasajero y la lesión padecida durante el viaje, la que importa el incumplimiento de la obligación de llevar al pasajero al lugar de destino indemne.-

    Fecha de firma: 11/06/2018 Alta en sistema: 15/06/2018 Firmado por: B.P.-Á.O.O. -A.L.E.

    Sobre esta línea seguiré el estudio del caso.

  2. El carácter de pasajera y las lesiones sufridas han sido debidamente acreditadas con la denuncia efectuada por el chófer de la línea demandada a la citada en garantía (v.fs. 105 de estos actuados).-

    A mayor abundamiento, adviértase que del informe obrante a fs. 83 de la causa represiva remitida “ad effectum vivendi et probandi” se desprende que la aquí accionante fue atendida por pedido de auxilio médico para Avenida Forest 1400 Int. C.. 65 por personal del SAME por traumatismo lumbar leve/herida cortante y trasladada al Hospital General de Agudos Ignacio Pirovano en la fecha denunciada en el escrito inaugural.-

    Con dichas constancias entiendo que la demandante logró

    acreditar las circunstancias fácticas que la norma legal citada “ut supra” le imponían, no habiendo la demandada y su aseguradora acreditado alguno de los eximentes de responsabilidad que la legislación vigente le exigían para exonerarse de responder por los daños sufridos por un pasajero.-

    En virtud de todo, no puedo más que proponer al acuerdo la confirmatoria del fallo cuestionado en cuanto a este punto se trata.-

    IV) Rubros Indemnizatorios.

  3. Incapacidad sobreviniente (Física, Psíquica y Estética).

    Tratamiento Psicoterapéutico:

    Fecha de firma: 11/06/2018 Alta en sistema: 15/06/2018 Firmado por: B.P.-Á.O.O. -A.L.E.

    Con las constancias obrantes a fs. 224/230 y 83 de la causa penal quedó acreditado que la actora ingresó al Hospital Pirovano el día 7 de mayo del año 2013 por T. leve sin pérdida de conocimiento y traumatismo lumbar.-

    A fs. 341/346 obra la pericial médica efectuada por el galeno desinsaculado de oficio, Dr. J.J.S..-

    El experimentado afirmó que al ingresar por guardia en el hospital P. le realizaron radiografías y tomografía axial computada, informándosele que tenía fracturada la 12° vertebra dorsal.-

    Agregó que fue trasladada al Sanatorio Dupuytren e intervenida quirúrgicamente el día 20-05-13, habiendo sido dada de alta el 23 de mayo de aquel año.-

    El especialista determinó que la actora padece de una incapacidad física parcial y permanente del 30 % de la T.O al momento del examen pericial.-

    Añadió que...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba