Tambores de Guerra. Comentario

Autor:Rufus Monacus
Cargo:Licenciado en Sociología (U.Católica de Chile)
RESUMEN

Después del 25 de mayo del 2008, con dos actos distintos, de los que rinde cuenta esta Revista (...) Palabras claves:Paro agrario; Guerra civil a cara descubierta; Impuesto al Te en Nueva Inglaterra; Toma de la Bastilla; Desobediencia civil; un nuevo 17 de Octubre.

 
EXTRACTO GRATUITO
  1. Después del 25 de mayo del 2008, con dos actos distintos, de los que rinde cuenta esta Revista, vemos con mayor urgencia la necesidad de reflexionar sobre nuestro presente y nuestro futuro.

    Tal vez podamos acercarnos empáticamente al hombre si, como sostiene Rodoldo Capón Filas, lo consideramos un ser eco-sistémico, pasional, social, reflexivo, prospectivo, sostenido en la existencia. Insertando su animalidad en el eco-sistema, ubicando los restantes elementos en el socio-sistema, afirmando que depende de Otro y de todos los demás seres para seguir viviendo, vemos su desnudez, su radical pobreza y dependencia, temas bíblicos que pueden resumirse en la pregunta del carpintero de Nazareth: ¿de qué le vale al hombre ganar todo el mundo si al final pierde su vida? . Se propone este acercamiento porque no se conoce especie animal alguna que constantemente destruya el eco-sistema como lo hace el hombre: nadie se ha detenido a pensar en la desvastación de bosques, envenenamiento de las aguas, polución de la atmósfera, causadas por el ser humano a través de la civiización que los empresas transnacionales pretenden imponer a través de los gobiernos aliados o sirvientes de sus intereses. El hombre, además, destruye el socio-sistema: cuando Bin Laden fue declarado culpable del atentado a las Torres Gemelas y se invadió Afganistán para encontrarlo, pocos advertimos que la civilización había retrocedido a épocas anteriores a la Carta Magna de Juan sin Tierra (15.06.1215) ya que se consideró culpable a una persona que no había sido juzgada.

  2. Así como Antonio Cafiero puede afimar, contra lo manifestado por D’Elía, que el sector rural no es la Unión Democrática (y tiene razón)1, quienes vivimos y acompañamos al peronismo desde su nacimiento podemos sostener que se vuelve a cometer el viejo error que creíamos superado: gobernar mediante antinomias. Las diez verdades peronistas es el Catecismo de esta verdadera religión “civil” que es el peronismo, religión que sorprende a los extranjeros y atemoriza a muchos argentinos. Pero no es tan terrible en la medida que se acomoda a los tiempos como lo han demostrado Isabelita, Menem, Duhalde, Rodríguez Sáa y los K.

    El Catecismo, ahora, lo tiene el señor K. Como buen señor feudal de los de antaño, quiere obediencia ciega, algo que ya abandonaron los Jesuitas pero en parte mantiene el Opus Dei. La convocatoria del señor K a los principales referentes del PJ, [que él reemplazara por el Frente para La...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA