La talentosa Kate y su metamorfosis

 
EXTRACTO GRATUITO

GIRL TALK / Kate Nash: la cantante presentó con su banda las canciones de su nuevo CD / Función: el último lunes, en Niceto. Nuestra opinión: bueno.Kate Nash ya no es la pelirroja de flequillo y cara regordeta que se sentaba al piano para silabear muy afinada su tema "Mouthwash". Bueno, tampoco su público es el preadolescente que había recibido sus guiños hace un lustro. Se puede pensar que la chica inglesa ha crecido y que su audiencia creció con ella. Aunque también es válido suponer que está en medio de un proceso de cambio que comienza en su último disco, Girl Talk, el tercero de su carrera.El público que la vio el último lunes era veinteañero y, en un menor porcentaje, adolescente. Y ella no era la Kate de hace algunos años sino una que ahora es delgada, de pelo oscuro con mechones claros, y de ojos delineados que insinúan el toque deliberadamente noisy que por momentos tomará el sonido de su banda.El boliche de Palermo parece estar a tono con su propuesta actual, mucho más enérgica que la de su nuevo disco, editado en el Reino Unido en marzo último. Kate sube al escenario, se cuelga su bajo blanco y sacude sus cuerdas con la púa durante los tres primeros temas de su show ("Sister", "Death Proof" y "All Talk"), mientras a cada lado dos guitarristas le siguen el paso. Su banda suena bien, pero seguramente sonará mejor en la medida en que siga avanzando en la ruta. Y la mezcla de un bajo de sonido punk con esas canciones de Kate a las que casi siempre les cabe hacer palmas agogó son una combinación que bien sirve para definir su presente musical.Esas canciones (las nuevas y las viejas) sufren una metamorfosis sobre el escenario. Y probablemente la palabra que está escrita en el bajo sea otra clave de todo este asunto: Fidlar. Quizás Kate sea medio fan de esta banda (de hecho, el tema...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA