Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala G, 24 de Agosto de 2017, expediente CIV 045922/2012/CA001

Fecha de Resolución24 de Agosto de 2017
EmisorCamara Civil - Sala G

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA G “T. N. L. s/SUCESION AB-INTESTATO – PROCESO ESPECIAL”

J. 62 SALA G Relación Expte. n° 45922/2012/CA1 Buenos Aires, de agosto de 2017.- ML VISTOS

Y CONSIDERANDO:

El art. 3283 del Código Civil vigente al momento del fallecimiento de la causante de autos, establecía que la transmisión de los derechos por causa de muerte, es regida por el derecho local del domicilio que el causante tenía al momento de su fallecimiento, sean los sucesores nacionales o extranjeros.

Empero, parte de la doctrina nacional entendió que la disposición contenida en el art. 10 del Código Civil respecto de los bienes inmuebles comportaba una importante excepción al sistema de la unidad sucesoria, y de acuerdo con la propia nota de V.S. en tanto sostenía que “puede llamarse una excepción a este principio general, lo que está dispuesto respecto a la transmisión de los bienes raíces que forman parte del territorio del Estado, y cuyo título debe ser siempre transferido en conformidad a las leyes de la República” (nota al art. 3283 del Código Civil con remisión al art.

10). De ahí que rige la lex rei sitae para todos los modos de transferir, inclusive por actos mortis causae (CNCiv., esta S., r. 546201, del 15/02/2010).

El art. 10 del código derogado disponía que los bienes raíces situados en la República son exclusivamente regidos por las leyes del país. Y en su nota se aclaraba que el que quiere adquirir o ejercer un derecho sobre una cosa se transporta, con esa intención al lugar que ella ocupa; y por esta relación del derecho especial se somete voluntariamente al derecho de la localidad.

Fecha de firma: 24/08/2017 Alta en sistema: 31/08/2017 Firmado por: C.A.B., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.I.B., JUEZ DE CAMARA #13694317#183427413#20170824002434094 De modo que tratándose de bienes inmuebles situados en el territorio de la república, el derecho de sucesión será

exclusivamente regido por la ley argentina, a la cual deberán someterse los sucesibles cualquiera fuere el domicilio del causante. La regla de la unidad encontraría aquí una de sus más importantes excepciones ante los términos claros del art. 10; y tal ha sido, en definitiva, la jurisprudencia prevaleciente (cfr. Z., E.A., “Derecho de las sucesiones”, t. I, nros. 82 a 86, págs. 115 a 123).

En el mismo sentido y tal como lo señala el F. en su dictamen, dentro de las disposiciones de Derecho Internacional (Tit.

IV) el art. 2643 del nuevo Código Civil y Comercial de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba