Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - SALA H, 24 de Octubre de 2014, expediente CIV 041882/2001

Fecha de Resolución:24 de Octubre de 2014
Emisor:SALA H
 
EXTRACTO GRATUITO

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA H 41882/2001. S.I.M. s/SUCESION AB-

INTESTATO Buenos Aires, de octubre de 2014.- fs. 1040 AUTOS y VISTOS:

Las presentes actuaciones fueron elevadas al tribunal con motivo de los recursos de apelación interpuestos contra el decisorio de fojas 920/22 y fojas 932.

Voto de los Dres. K. y Abreut de B.:

  1. A fojas 863 la Dra. R. solicita la adecuación de la base regulatoria y la inclusión en el cálculo de la misma de los bienes denunciados a fojas 861/63.

    Con posterioridad a la resolución dictada a fojas 920/21 la citada profesional desistió de que se incluyeren en la base regulatoria el valor de los bienes denunciados a fojas 861/63, manteniendo tal pretensión sólo en lo que se refiere a los fondos que tenía el causante en el Royal Bank of Canadá RBC (ver fojas 931).

    La cónyuge supérstite y los coherederos al expresar agravios se oponen a lo solicitado por la Dra. R. y a lo resuelto por el magistrado de grado por considerar que el caso rige lo dispuesto en el artículo 11 del Código Civil y por ende al tratarse las sumas de dinero depositadas en el Royal Bank of Canadá RBC Dominio Securities de un bien mueble de situación permanente no corresponde a la presente jurisdicción, razón por la cual es de competencia de los jueces del lugar y ubicación del depósito. Asimismo, la cónyuge supérstite y la coheredera M.S.S. señalan que no se encuentra debidamente acreditada la titularidad del causante de la cuenta existente en la institución bancaria antes mencionada (ver fojas 951/952).

    Fecha de firma: 24/10/2014 Firmado por: S.P., L.E.A.D.B., C.M.K., JUECES DE CÁMARA Por su parte, la coheredera S.S. al expresar agravios señala que no es cierto que se encuentre acreditado en autos la titularidad sobre la cuenta del Royal Bank of Canadá (ver fojas 943 y fojas 972)

    De la contestación de los exhortos diplomáticos obrantes en los autos caratulados: “S.C. s/

    Medidas precautorias”, Exp. N.. 96501/2001, surge claramente la existencia de la cuenta en el Royal Bank of Canadá RBC Dominio Securities, (ver fojas 371) a nombre del causante y de L.I., S.N.S., M.S.S. y C.R.S..

    A fojas 1168 y fojas 1170 del mencionado incidente las coherederas S.N.S. y C.R.S. expresan: “..Si es cierto que, merced a la gestión de la Dra.

    1. se han librado, diligenciado y respondido dos exhortos diplomáticos uno dirigido al Royal Bank of de Canadá…de donde ha surgido claramente que mis padres, mis dos hermanas y la suscripta somos titulares de una cuenta bancaria en Canadá…”

    La cónyuge supérstite y la coheredera M.S.S. fueron debidamente anoticiadas de la existencia del incidente nro. 96501/2001 y se les hizo saber la existencia del resultado del exhorto librado al Royal Bank of de Canadá, no obstante no efectuaron ninguna manifestación al respecto.

    Del incidente de administración caratulado “S.C.R. c/ Iakubi, L. s/ Incidente de Administración”, Exp. Nro. 7326/2003, surge que la coheredera C.R.S. denuncia como bien del sucesorio la cuenta a nombre del causante en la entidad bancaria “Royal Bank of Canadá RBC Dominio Securities” (ver fojas 235/41).

    A fojas 9 del incidente de medidas precautorias caratulado: “S., S.N. c/ Iakubi, L. s/

    Medidas precautorias” Exp. Nro. 19718/05, surge que la coheredera S.N.S. reconoce que la cuenta en la entidad bancaria Fecha de firma: 24/10/2014 Firmado por: S.P., L.E.A.D.B., C.M.K., JUECES DE CÁMARA Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA H Royal Bank of Canadá RBC Dominio Securities estaba a nombre del causante de la cónyuge supérstite de la suscripta y de sus hermanas, M.S. y C.R.S., manifestando que los fondos correspondientes al causante pertenecen al sucesorio (ver fojas 9).

    La coheredera S.N.S. en el incidente mencionado “ut supra” señala que el dinero depositado en la entidad bancaria “Royal Bank of Canadá RBC Dominio...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA