Susana Raffalli: 'El 63% de los migrantes venezolanos se fueron por hambre'

 
EXTRACTO GRATUITO

Nada que tenga que ver con los alimentos parece funcionar donde las colas frente a los mercados se hicieron parte del paisaje del país, y donde los índices de déficit nutricional superan todos los récords continentales.Los números, las imágenes, declaraciones y los estudios dan cuenta de una crisis humanitaria que, en el plano de la desnutrición en general, y la desnutrición infantil en particular, se supera constantemente a sí misma, con efectos irreversibles."El 63% de los migrantes venezolanos se fueron por hambre", dijo a LA NACION la doctora Susana Raffalli, nutricionista especializada en seguridad alimentaria que en la actualidad trabaja para Cáritas Venezuela, en un esfuerzo por evaluar, paliar y, con suerte, contener la crisis alimentaria.-¿Por qué siguen faltando los alimentos en Venezuela? ¿Cómo está la producción en la actualidad?-La producción agrícola en Venezuela cayó el 73% desde 2013. La industria alimentaria está funcionando al 21% de su capacidad. No hay acceso a divisas, no hay materias primas, no hay electricidad. Si soy productor lácteo y tengo el queso fundido, no tengo el frasco donde ponerlo. No tengo empaques. Se me corta la luz. La industria lechera pierde miles y miles de litros porque no hay electricidad para mantener la cadena de frío que conserva la leche. Hay un caos generalizado en el sistema productivo.-¿Y qué pasó con las importaciones?-De lo poco que está importando el gobierno para ser distribuido a través de los Comités Locales de Abastecimiento a la población, hay mucho que no llega a destino. Son compras ficticias sujetas a un sistema de corrupción que deja ganancias brutales. Se han descubierto grandes negociados con las cajas de alimentos. Y las cajas que sí llegan se distribuyen de manera discrecional, con criterios políticos. Tienes que mostrarte cercano al gobierno.-¿En qué nivel está el desabastecimiento?-El gobierno liberó un poquito la importación para los empresarios privados, pero el desabastecimiento sigue siendo gravísimo, del 51%. Y aunque entran al país un poquito...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA