Surgen nuevas inconsistencias contables de los Kirchner

 
EXTRACTO GRATUITO

La deuda ya era conocida. Pero no el escueto documento que así lo expone y las preguntas que deja abiertas. El figuró como acreedor del ex presidente Néstor por $ 8,3 millones sin que la deuda aumentara por intereses con el paso de los años. Ahora, por primera vez, sale a la luz ese documento. Es apenas una carilla, escueta y cuestionable, según tres contadores consultados por LA NACION.

Firmado por un apoderado de Austral Construcciones, Martín Jacobs, ese documento sólo detalla que la firma contaba con un "crédito a cobrar al 31/12/2007" sobre Kirchner por $ 8.329.596,50 repartidos en cuatro facturas: una de diciembre de 2006 y las tres restantes de diciembre de 2007. Pero en las declaraciones juradas de los Kirchner esa deuda apareció detallada de un modo muy distinto. O ni siquiera apareció.

Esos y otros datos llamativos en la contabilidad de la familia presidencial quedaron dentro de la investigación que instruye el juez federal Claudio Bonadio. El magistrado solicitó las declaraciones juradas que los Kirchner y su sociedad hotelera Hotesur presentaron ante la AFIP.

Esas declaraciones podrían exponer incongruencias en el reparto del acervo sucesorio tras la muerte de Kirchner. Por ejemplo, que la presidenta Cristina Fernández registró $ 31,6 millones por la disolución de la sociedad conyugal, mientras que sus hijos, Máximo y Florencia, declararon cerca de $ 40 millones por la otra mitad.

Los movimientos societarios y bancarios de Máximo Kirchner también son ahora observados, con algunos primeros datos curiosos. Entre otros, que al abrir una cuenta bancaria en 2013 fijó su domicilio en el piso 3 de la avenida Belgrano 265 de Buenos Aires. Allí trabajaba el contador del primer accionista de Hotesur, Jorge Giovanakis. Pero se mudó hace años, según recuerdan en el edificio.

Hotesur también quedó asociada a otras oficinas en Buenos Aires, en las calles Lavalle 975 y San Martín 948, que tampoco están vigentes, y en la avenida Kirchner 496 de Río Gallegos. Pero aun así Máximo Kirchner optó por indicar la avenida Belgrano como domicilio en el formulario bancario. Y a pesar de tratarse de una persona políticamente expuesta (PEP) según el sistema antilavado local, por lo que los bancos deben reforzar los recaudos de su política de "conozca su cliente", no afrontó sobresaltos.

El panorama es muy distinto para Báez, que acumula reportes de operaciones sospechosas (ROS). Son por Austral Construcciones, Gotti Hermanos, Epsur y Kank y Costilla...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA