Un superministro de economía: el plan de Alberto

 
EXTRACTO GRATUITO

Las fuerzas políticas, como los gobiernos,se constituyen sobre la base de unos pocos pilares: las ideologías y las tradiciones políticas en las que abrevan sus líderes; la experiencia política y personal de ellos, y, no menos importante, lo que los diferencia de otros, la alteridad.Alberto Fernández es consecuente con ese andamiaje básico en el diseño de su probable gobierno.Quienes han hablado con él en sus oficinas de la calle México, a solo 850 metros de la Casa Rosada, saben que ya hay varias líneas trazadas con marcador indeleble y surgen claros perfiles de lo que podría ser su gabinete.Los primeros cien días de gobierno .Confiados en superar con creces el 50 por ciento de los votos, dicen que van a extremar el crédito que ese triunfo y la situación heredada les den para hacer "todo lo que sea necesario". A diferencia de Mauricio Macri, habrá beneficio de inventario. Los beneficiarios (reales o presuntos) de la etapa iniciada en 2015 ya figuran en su talonario de facturas. El candidato peronista impuesto por Cristina Kirchner y consagrado ampliamente por las PASO sigue negándose a dar los nombres de quiénes ocuparían los ministerios, "porque si los doy ahora no llegarían a asumir", dice. Pero deja en claro a todos las premisas que rigen para dos cargos fundamentales: el Ministerio de Economía y la Jefatura de Gabinete.En la cartera económica habrá una persona con mucho poder de decisión y una fuerte concentración de áreas. Es la síntesis de la experiencia de Fernández en los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner y del contraste con lo hecho por Mauricio Macri. No se sabe si será un megaministro, pero seguramente no habrá un gabinete de microministros, como en los dos primeros años y medio de Cambiemos.Dicen que Fernández suele argumentar su decisión con el recuerdo de una frase de Roberto Lavagna cuando fue a solicitarle que permaneciera como ministro durante el gobierno de Kirchner tras su gestión con Eduardo Duhalde. "Sigo, pero siempre y cuando el Ministerio de la Producción pase a ser una secretaría a mi cargo. Yo no voy a andar juntando la plata para que otro se la gaste", es la frase que le adjudican al ahora candidato a presidente por el espacio del disenso (peronista). El recuerdo es una enseñanza, no una expectativa de repetir la historia con el mismo nombre en el mismo lugar. Todo cambió demasiado.Pese a los muchos rumores que han circulado en los últimos días, los que han escuchado a Alberto Fernández a su regreso del...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA