Sobre la subsistencia de la obligatoriedad de los plenarios

Autor:Luis Ramírez Bosco
Páginas:842-844
 
EXTRACTO GRATUITO
esta vez, la obligatoriedad de los plenarios
vigentes, disposición esta que, en cambio, no
es fácil entender a qué pudiese responder,
porque la modificación de la vía pro cesal
de unificación para el futuro no necesitaba
para nada de la eliminación masiva de las
doctrinas plenaria s anteriores y porque no
se registraban así post uras severamente
opuestas a todas o muchas de esas doctri-
nas judiciales obligatorias ya establecidas.
Con las doctrinas plenar ias se podía o no
coincidir, pero en general se convivía pacífica
y ordenadamente con ellas, en cuanto que
expresaban posiciones por lo menos posibles
y en todo caso, unif icadas. Ello aparte de
que, en realidad, los plenarios siempre tu-
vieron (aunque más en otros fueros que en
el laboral) una obligatoriedad digamos a sí,
suave, por lo que hace años decía Borda en
1. La ley 26.853, como se sabe, fue muy mal
recibida en los medios judiciales y científicos,
creo que, básicamente porque al contrar io de
lo que sería de buena política legislativa, no
respondió a ninguna nec esidad reconocible
del medio, ni a una explicación realmente
computable.
Una de sus disposiciones, en el art. 12, esta-
bleció la derogación del art. 302 del CPCyCN,
o sea, del recurso de inaplicabilidad de la ley
como vía procesal de un ificación de doctrina s
judiciales, disposición esta teóricamente com-
prensible, en la medida en que, en la ley, esa
vía sería reemplazada, en adelante, por la del
recurso de casación.
Pero además, en el mismo art. 12 la ley
26.853 derogó el art. 3 03 CPCyCN, o sea,
Sobre la subsistencia de la obligatoriedad de los plenarios
Por Luis Ramírez Bosco

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA