Los subsidios a la energía treparon 85% pese a que el Gobierno buscó reducirlos

 
EXTRACTO GRATUITO

Los números de fin de año arrojan una parábola curiosa desde la mirada oficial. Aunque el Gobierno hizo esfuerzos importantes para reducir la cuenta de los con los que asiste al , esa factura no se achicó, sino más bien todo lo contrario.

Los últimos números de ejecución presupuestaria del Ministerio de Economía muestran que, hasta ayer, se habían utilizado 71.961,22 millones de pesos en el marco del programa Formulación y Ejecución de la Política de Energía Eléctrica (devengados, como se denominan a los fondos ya comprometidos del presupuesto), donde se canaliza la mayor parte de las transferencias del Estado para subsidios energéticos. Ese número, que corresponde al año pasado, es un 85% mayor que los $ 38.769,41 millones que se utilizaron en 2013 para el mismo ítem.

El intento del Gobierno por bajar subsidios tampoco fue del todo fructífero en el área del transporte. Aerolíneas Argentinas, la empresa que conduce Mariano Recalde, emitió compromisos de pago por $ 4848,79 millones, 43% más que el año anterior.

La línea área de bandera, cuyos costos están atados a las demandas salariales y al precio de los combustibles (ambos registraron aumentos sostenidos en los últimos años), tiene problemas repetidos para abandonar el socorro del Gobierno. En comparación con 2012, las transferencias que recibió del Estado se multiplicaron por 2,5.

También volvió a crecer el gasto en asistencia a los colectivos. Hasta ahora hay compromisos de pago por $ 24.706,79 millones, 48% más que en el mismo período del año pasado. Eso, muy a pesar del ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, que tenía entre sus objetivos moderar esas cuentas. Sí lo pudo hacer, en cambio, en la administración de los recursos con los que nutre al sector ferroviario. Pese a que el año pasado fue un período de inauguraciones en los trenes Sarmiento, San Martín y el Mitre ramal Tigre, gastó el año pasado en los subsidios al sector 2799,41 millones de pesos, 38% menos que en 2013.

El incremento de los subsidios a la energía ocurrió en un período en el que el Gobierno fijó, desde el principio de 2014, la reducción del gasto en ese rubro como uno de sus principales objetivos. En marzo, los ministros de Economía, Axel Kicillof, y de Planificación, Julio De Vido, anunciaron la mayor reducción en las transferencias que encaró el kirchnerismo. Desde el mes siguiente, se quitaron las subvenciones al agua y se implementó un recorte progresivo de las transferencias al gas para...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA