Los subsidios son la clave del negocio

 
EXTRACTO GRATUITO

Con las tarifas congeladas en el nivel más bajo de todo el país, los subsidios que entrega la Secretaría de Transporte se convirtieron en el principal atractivo que ofrece el negocio del transporte urbano en la ciudad de Buenos Aires y alrededores. Para las empresas del rubro, hoy el ingreso por la venta de boletos representa menos de un tercio de su facturación y ese porcentaje se encuentra en baja, en la medida en que aumentan los subsidios oficiales para hacer frente a los constantes aumentos en el precio del gasoil y los habitantes porteños siguen beneficiándose de pagar el boleto de colectivo más barato a nivel nacional.Para empezar a encontrar una solución a este problema, en el Gobierno ya anunciaron su intención de implementar algún mecanismo que permita que los que se beneficien de los subsidios oficiales dejen de ser las empresas de transporte y pasen a ser los pasajeros los que reciban el beneficio.En una entrevista difundida el último fin de semana, el viceministro de Economía, Roberto Feletti, hizo pública su intención de avanzar en una solución de este tipo, pero reconoció que no será una tarea rápida. "Tengo entendido que la idea es que sea un subsidio a la demanda, no a las empresas, a través del SUBE. En Barcelona llevó diez años, nos podemos tomar un tiempo", señaló en un reportaje con el diario Tiempo Argentino.Frente a un par de interlocutores, Juan Pablo Schiavi, actual secretario de Transporte, también se ilusionó públicamente con cambiar el actual esquema de subsidios. "Cuando le ponga unos mangos en el bolsillo a los porteños, cambia todo. La percepción sobre los subsidios cambia inmediatamente", decía, hace ya unos cuantos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA