Otra suba importada, gracias al efecto Fed

 
EXTRACTO GRATUITO

La plaza local aprovechó para volver a aumentar sus precios, el mayor apetito global por el riesgo que deriva de la presunción de un dólar anestesiado por algunos meses más, aunque vale tener presente que se trató de otra suba importada.

En este contexto benigno (a la vista por la baja que sufrieron los precios de los bonos del Tesoro de Estados Unidos, ante el desarme de posiciones de cobertura allí tomadas en las últimas horas), la Bolsa porteña se anotó un alza del 2,2%, según el índice Merval, que provino básicamente del arbitraje con los precios que marcaron los ADR de empresas locales en Nueva York.

Allí, con los bancos y siderúrgicas como punta de lanza, los papeles argentinos cerraron masivamente al alza, como el resto de los papeles privados de países emergentes que allí se operan, lo que facilitó la "importación" de dicha ganancia.

Este plafón atrajo, además, a inversores locales, lo que ayudó a expandir 21% los negocios con acciones (se operaron $ 230 millones). Claro que aquí las preferencias pasaron por Comercial del Plata (+3,7%), holding que...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA