La suba de precios eleva los gastos de la campaña política

 
EXTRACTO GRATUITO

El viernes próximo, el calendario electoral marcará el inicio de las campañas para las elecciones primarias de agosto. Será un marco de formalidad a la publicidad que ya se ve en las calles. Los avisos terminarán de desplegar el fervor del período electoral; nombres y rostros reemplazarán el decorado típico de ofertas de servicios y productos de consumo masivo.Pero esta vez, ese posicionamiento en la vía pública demandará sumas más importantes respecto de la elección pasada, ya que tampoco en este rubro la suba de precios pasó inadvertida. Desde 2011, de hecho, la inflación tomó un ritmo más acelerado.La diversidad de plataformas y la multiplicación de puntos de contacto con los votantes desafían a los planificadores de campañas. La salvedad es que la televisión y la radio quedan formalmente al margen de los gastos, ya que la legislación prevé el reparto equitativo de los espacios y obliga a los medios a ceder el tiempo.Entre los espacios tradicionales, la vía pública está exenta de límites. El reto, en este caso, será también para los recaudadores, obligados a afrontar precios de 35 a 90% más altos que en 2011. Por caso, instalar una imagen por un mes en un cartel sobre la avenida Lugones cuesta entre $ 70.000 y 80.000. Un par de años atrás rondaba los $ 50.000. También trepó el precio de un cartel de 80 a 100 metros cuadrados en la avenida 9 de Julio, o en la autopista 25 de Mayo, cuyo alquiler mensual llega a $ 50.000. El precio por cubrir 400 caras pantallas municipales en calles porteñas por tres o cuatro días supera los $ 100.000, sin contar el IVA ni los afiches. El mismo espacio se cobraba alrededor de la mitad en la elección pasada, según averiguaciones de LA NACION en empresas de publicidad exterior que pidieron no ser mencionadas.En tiempos de campaña, la publicidad tradicional -de las marcas del sector privado- entra en un limbo. "Hay una oleada de avisos que inunda todo en la vía pública, y provoca una sobreestimulación a la gente. No recomendamos a nuestros clientes usar esos espacios porque es muy probable que peguen un afiche encima y que esté tirando la plata", dice...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA