Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala I, 23 de Mayo de 2018, expediente CNT 035181/2012/CA001

Fecha de Resolución:23 de Mayo de 2018
Emisor:Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala I

Poder Judicial de la Nación SENTENCIA DEFINITIVA NRO. 92562 CAUSA NRO. 35.181/2012 AUTOS: “STIUSO ANTONIO JORGE C/SEAC SA S/DESPIDO”

JUZGADO NRO. SALA I En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los 23 días del mes de MAYO de 2.018, reunida la Sala Primera de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, para dictar sentencia en la causa del epígrafe, y de acuerdo al correspondiente sorteo, se procede a votar en el siguiente orden:

La D.G.M.P. de I. dijo:

  1. La sentencia de fs.662/667 es apelada por la parte demandada a fs.671/678 y por el actor a fs.682/685. Apelan sus honorarios los peritos calígrafa (fs.669) y contador (fs.670), por considerarlos bajos.

  2. Se queja la demandada porque se admitieron las indemnizaciones derivadas del despido e insiste en que fue ella quien decidió poner fin al vínculo con sustento en el abandono de trabajo en el que habría incurrido el demandante. Sostiene que, a todo evento, no se encontrarían demostradas las injurias que invocó para considerarse despedido en forma indirecta, y que no se le adeudan comisiones por el lapso octubre a diciembre de 2010. Se agravia también porque, a su entender, resulta improcedente considerar, a los fines indemnizatorios, el salario percibido por el actor sin la limitación establecida en el art.245 de la LCT, a cuyo efecto resalta que fue el demandante quien denunció el convenio colectivo aplicable. Cuestiona la admisión de la sanción prevista en el art. 80 de la LCT, argumentando que los certificados laborales fueron retirados por el actor. Apela la tasa de interés fijada y los honorarios regulados a la representación letrada de la parte actora y a los peritos intervinientes, por considerarlos elevados.

    El actor, a su turno, se queja porque se rechazó el reclamo de comisiones supuestamente adeudadas y devengada en el transcurso del año 2011 hasta el cese. Destaca el resultado de la pericia contable. Apela la declaración de incompetencia del Juez de grado en orden a la entrega de un certificado de tenencia de acciones de la empresa.

  3. Memoro que el accionante se desempeñó en carácter de gerente de servicios técnicos luego de haberse extinguido la relación laboral con KB Servicios S.A. y transferido su contrato de trabajo a la aquí demandada (ver fs.

    8 y vta.) del inicio.

    El Sr. Juez “a quo” consideró extinguido el contrato a instancias del demandante y por medio de la comunicación de fecha 16/8/2011 a través de la cual rechazó la intimación de la demandada a retomar tareas y se consideró

    injuriado ante su requerimiento previo de que se aclarara la relación laboral y se le abonaran las comisiones por el trimestre octubre-diciembre de 2010.

    El examen del intercambio telegráfico habido entre las partes revela que fue efectivamente el actor quien puso fin al contrato, dado que la comunicación Fecha de firma: 23/05/2018 Firmado por: M.V.M.C., SECRETARIA DE CAMARA Firmado por: G.M.P.D.I., JUEZA DE CAMARA Firmado por: M.C.H., JUEZA DE CAMARA #20296498#207132122#20180523121435859 Poder Judicial de la Nación del despido por él decidido llegó a conocimiento de la demandada el 17/8/2011 (ver fs.188 e informe de Correo Argentino a fs.194), mientras que la decisión rescisoria en la que hace hincapié la recurrente fue notificada al actor el 20/8/2011 (informe de Correo a fs.145/146).

    Es por ello que la desvinculación no puede analizarse desde la perspectiva que pretende la demandada, en tanto para el momento en el que ella comunicó el despido por abandono de trabajo, el contrato ya estaba disuelto.

    Corresponde desestimar este segmento del recurso, y continuar con el examen del despido indirecto dispuesto por el trabajador, el que se basó en las causales puntualizadas en la comunicación obrante a fs.188. El Sr. Juez “a quo”

    consideró justificada la decisión del Sr. S. en tanto se acreditó que se le adeudaban las comisiones por el lapso octubre a diciembre del 2010. Adelanto que comparto este criterio.

    La demandada insiste en su memorial en que el accionante no percibía comisiones. Sin embargo, del detalle que el perito contador extrae del libro laboral (art.52, LCT) surge que el trabajador percibía una porción del salario bajo la denominación de “salario básico” y otra que fue denominada, de manera indistinta, “premios y comisiones” (durante el año 2009), “premio producción y comisiones” entre enero y noviembre de 2010, y “premio producción” desde noviembre de 2010 hasta la última abonada, en abril de 2011 (ver Anexo “H” al informe contable, fs.396vta.).

    En el Anexo “H” de referencia, se observa que la demandada registró el “premio producción” correspondiente a noviembre de 2010 por la suma de $89.799,87 y el mismo concepto por el período diciembre de 2010, por un importe de $19.501, en ambos casos consignando que “no se abonó”

    (fs.396vta.). Este punto pericial no ha sido objeto de observación en la presentación de fs.422/424. Estas cifras totalizan $109.300,87 (ver liquidación a fs.666), que constituyen la deuda salarial objeto de reclamo por el actor en el intercambio telegráfico previo al despido y que fuera invocada como injuria, a mi criterio y como antes señalara, suficiente para disolver el vínculo, en los términos del art.242 de la LCT.

    La modalidad remuneratoria implementada y evidenciada en el detalle al que aludiera indica que, si bien no se abonaban salarios variables en forma mensual, sí eran liquidados con una periodicidad que puede inferirse ha sido cuasi trimestral. Digo ello porque durante el año 2009 fueron liquidados premios y comisiones en los meses de febrero, agosto, septiembre y octubre; en 2010 lo fueron en enero, febrero, julio, noviembre y diciembre; y en 2011, en los meses de enero y de abril.

    Por lo...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba