Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala I, 23 de Junio de 2022, expediente CNT 068023/2016/CA001

Fecha de Resolución23 de Junio de 2022
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala I

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL

TRABAJO - SALA I

SENTENCIA DEFINITIVA CAUSA NRO. 68023/2016/CA1

AUTOS: “DE S., MARÍA EUGENIA C/ SWISS MEDICAL ART S.A. Y

OTROS S/ DESPIDO”

JUZGADO NRO. 60 SALA I

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en la fecha de registro que surge del sistema Lex 100, reunida la Sala Primera de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, para dictar sentencia en la causa del epígrafe, y de acuerdo al correspondiente sorteo, se procede a votar en el siguiente orden:

La Dra. M.C.H. dijo:

  1. La sentencia dictada el día 31/08/20 es apelada por la actora y por la demandada; mediante los memoriales digitales que merecieron oportuna réplica recíproca. Asimismo, la representación letrada de la parte actora controvierte los honorarios que le fueron regulados, por considerarlos reducidos.

  2. La Sra. DE S. inició las presentes actuaciones a fin de percibir las indemnizaciones que consideró adeudadas, con motivo de la ruptura de la relación de trabajo que mantuvo con la demandada BANCO

    HIPOTECARIO SOCIEDAD ANÓNIMA. A tales fines, en su escrito inaugural,

    alegó que ingresó a trabajar a favor de aquella el día 19/07/07 y que su contrato de trabajo se encontró erróneamente inscripto bajo la categoría de “Auxiliar junior”, ya que en la realidad cumplía tareas acordes a la de “Jefe de departamento de primera”; conforme el CCT aplicable a la actividad de la demandada. Denunció que desde el mes de diciembre de 2014 y hasta la fecha del distracto debió cursar una licencia médica con motivo del estrés que presentó como consecuencia del hostigamiento que habría sufrido en su ámbito de trabajo. Relató que intimó a su empleadora a fin de que le Fecha de firma: 23/06/2022

    Firmado por: M.V.M.C., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: M.C.H., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: G.A.V., JUEZ DE CAMARA

    brindara una solución concreta a su situación laboral, mas aquella desconoció tal hostigamiento y la citó a control médico para luego informarle que se encontraba apta para cumplir con sus tareas, en función de lo cual la instó a retomarlas. Refirió que emplazó a su empleadora a fin de que proceda al correcto registro de su real categoría, el pago de las diferencias salariales y horas extras adeudadas. Finalmente, y frente a la falta de respuesta favorable a sus pretensiones, la actora se consideró injuriada y despedida por exclusiva culpa de la patronal el día 16/06/15.

    A su turno, la accionada BANCO HIPOTECARIO S.A. –en oportunidad de replicar la demanda- afirmó que su parte cumplió con todas las obligaciones a su cargo y que nada adeudaba a la actora en concepto de diferencias salariales u horas extraordinarias. Desmintió que se haya ejercido por parte de sus empleados presión u hostigamiento hacia la accionante (fs.

    107 vta.) y alegó que esta última tergiversó la realidad de los hechos, por lo que solicitó el rechazo de la acción en todas sus partes.

    La Sra. Jueza a quo hizo lugar –en lo principal- a la acción deducida por la Sra. DE S., al tener por acreditada la irregular categorización de su contrato alegada en el inicio. De este modo, consideró que asistió

    derecho a la actora a considerarse despedida y condenó a la accionada a abonarle las indemnizaciones derivadas del despido, el incremento previsto por el art. 2° de la ley 25.323, las diferencias salariales reclamadas por categoría y demás partidas de carácter salarial. Por el contrario, rechazó los reclamos deducidos a fin de percibir la sanción prevista por el art. 80 de la LCT y las horas extraordinarias peticionadas en la demanda. De este modo,

    condenó a la demandada al pago de la suma de $943.205,78, con más los intereses correspondientes.

  3. Sólo con el fin de adecuar el tratamiento de las cuestiones planteadas a un método expositivo que posibilite un lógico desarrollo argumental, estimo conveniente examinar -en primer término- el tratamiento Fecha de firma: 23/06/2022

    Firmado por: M.V.M.C., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: M.C.H., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: G.A.V., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL

    TRABAJO - SALA I

    de los agravios que han sido planteados por la accionada BANCO

    HIPOTECARIO S.A.

    La recurrente cuestiona -en primer término- que se haya hecho lugar al reclamo por diferencias salariales derivadas de la errónea categorización de la actora. Sin embargo, debo señalar -ante todo-, que la crítica de la parte demandada no cumple con los requisitos del artículo 116 LO. Digo así, pues al cabo que se examina la argumentación planteada, la deserción del recurso resulta ineludible: los fundamentos esgrimidos refieren a circunstancias que en nada se condicen con las constancias de la causa, en cuanto se afirma que la a quo “Omitió tener en consideración la declaración de la totalidad de los testigos propuestos por esta parte”, mas surge de la causa que su parte no produjo prueba testifical alguna. Asimismo, la recurrente esgrime que la sentenciante “Ha valorado en forma incorrecta y sumamente arbitraria los resultados de la investigación interna que dio origen a la desvinculación con causa del actor”, cuando -según ya fue reseñado ab initio de la presente-, el distracto se produjo por decisión de la actora, quien se consideró injuriada y despedida de manera indirecta.

    Subrayo que he observado, invariablemente, un criterio de conspicua amplitud para juzgar la suficiencia de una expresión de agravios, por estimar que es el que mejor armoniza con las garantías constitucionales. Mas también he remarcado que esa holgura no puede ser llevada a un extremo que, en los hechos, signifique prescindir o derogar la norma del art. 116, LO

    en cuanto establece expresamente -por mandato de legislador- que, al expresar agravios, la recurrente debe exponer una crítica concreta y razonada de los puntos que estime equivocados y confutar las argumentaciones en que el a quo se basa para arribar a la conclusión de su sentencia.

    Cabe recordar que la exigencia de que el memorial contenga una crítica detallada y concreta de todos y cada uno de los puntos del decisorio apelado, demostrativa de qué es erróneo, injusto o contrario a derecho, no es Fecha de firma: 23/06/2022

    Firmado por: M.V.M.C., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: M.C.H., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: G.A.V., JUEZ DE CAMARA

    meramente ritual, puesto que dicho escrito hace las veces de “demanda dirigida al superior”, por lo que su contenido determina los límites precisos de la actividad revisora (conf. CNAT, Sala VI, 16/11/1987, DT, 1988- 623, citada por P., M.Á. y otros en Manual de Derecho Procesal del Trabajo,

    Editorial Astrea, 2004, pág. 266).

    Sin perjuicio de todo ello, expondré las siguientes consideraciones,

    que me conducen a coincidir con el temperamento adoptado en grado, en tanto hizo lugar a las diferencias salariales reclamadas en función de la incorrecta categorización de la actora.

    Ante todo, conviene memorar que la Sra. DE S. señaló, a fin de fundar su reclamo en este aspecto, que en el período temporal que abarcó desde diciembre de 2009 hasta noviembre de 2013 cumplió tareas de “Analista Senior” por lo que debió percibir el salario correspondiente a la categoría de “Segundo Jefe de Departamento de Primera”, y que desde entonces y hasta el distracto se desempeñó en calidad de supervisora del “Sector de Administración Contable de Desarrollos Urbanísticos” lo que implicó tener un equipo a su cargo y ocuparse, entre otras tareas, de la “Planeación, formulación, coordinación y organización de los procesos contables y financieros de Desarrollos Urbanísticos (…)Control y análisis de pagos a proveedores…Generación de reportes gerenciales, indicadores de gestión…”. Consecuentemente, alegó que la categoría bajo la cual debía estar inscripta al momento del distracto era -tal como ha sido reseñado al inicio de la presente- la de “Jefe de departamento de Primera” (ver fs. 7

    vta./8).

    Por su parte, la demandada -sin proponer mayores detalles o explicaciones acerca de las tareas desempeñadas por la accionante-, refirió

    en su contestación de demanda que en el último período la actora ocupó el puesto de “Analista en la Gerencia de Desarrollos Urbanísticos”, bajo la categoría de “Auxiliar Jr.” (ver fs. 109 vta.).

    Fecha de firma: 23/06/2022

    Firmado por: M.V.M.C., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: M.C.H., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: G.A.V., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL

    TRABAJO - SALA I

    En lo que atañe a este aspecto de su reclamo, observo que la a quo ponderó: “...el Convenio Colectivo de Trabajo 750/05 aplicable al caso de autos (no controvertido por las partes) en su parte pertinente explica que el ‘Auxiliar Jr.’ es aquel ‘Personal recién ingresado a la empresa. Ejecuta tareas operativas administrativas sencillas. Se maneja en situaciones idénticas, en las que la solución requiere una simple elección entre temas o materias aprendidas. Estos puestos aplican los conocimientos y las destrezas directamente del trabajo, con poca necesidad de emplear juicio propio, cada situación es casi igual a la anterior y con una selección simple se toma la decisión correcta, como por ejemplo: clasificar operaciones. Es supervisado en el proceso completo de la realización de tareas’. En esta ilación, tanto la antigüedad detentada por la accionante al momento del distracto como la prueba testimonial rendida en la causa a su propuesta, conducen sin hesitación a admitir el progreso del reclamo por las diferencias salariales devengadas como consecuencia de una incorrecta categorización. En efecto,

    no se encuentra controvertido en autos que el vínculo se inició en julio del 2007 por lo que en modo alguno puede entenderse que se trataba de personal “recién ingresado a la empresa”. Por otra parte, los testigos son contestes en...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR