Standard Bank Argentina S.A.

Fecha de la disposición: 6 de Marzo de 2009
 
EXTRACTO GRATUITO

Contamos con la experiencia suficiente y la sustentabilidad necesaria para satisfacer las expectativas de nuestros clientes, empleados y accionistas.

En la amplia red internacional a la que pertenecemos, apoyamos el desarrollo de programas que contribuyan con el desarrollo de las sociedades en las que trabajamos.

  1. Contexto Económico 2008

    1.1 Evolución de la economía El desempeño económico local estuvo condicionado por el contexto político e internacional.Hasta el segundo trimestre del año, las principales economías desarrolladas (EE.UU., Inglaterra, Japón y la Eurozona) mostraron cifras de crecimiento positivas. Sin embargo, en septiembre, debido a la crisis hipotecaria en EE.UU., se desencadenó la quiebra del Banco de inversión Lehman Brothers y el paso a manos del Tesoro de EE.UU. de las agencias de crédito hipotecario Freddie Mac y Fannie Mae y la compañía aseguradora AIG, lo que terminó de empujar a las principales economías desarrolladas hacia una recesión. A pesar de esto, dichas economías apuntan a cerrar un año de crecimiento que en promedio es positivo.

    En lo que respecta a la economía local, entre el tercer trimestre del 2007 y el primero del 2008, evidenciaba un crecimiento del 8% anual en términos de expansión del PBI. Entre los componentes del PBI, en ese período el aumento del consumo interno explicó la mayor parte del crecimiento de la economía. Creció a una tasa del 8,2% anual, explicando casi tres cuartos del aumento total del producto. La inversión bruta física creció al 20,3% anual. Esto constituye una desaceleración con respecto al año anterior como resultado de un menor ritmo de expansión de la actividad de la construcción. Aún así, la inversión al primer trimestre 2008 representó 22,7 puntos porcentuales del PBI.

    A partir de la crisis con el campo, el nivel de actividad se desaceleró. Si bien no hay números definitivos sobre el desempeño del PBI, la información parcial hasta la fecha de producción industrial, actividad de la construcción y consumo masivo permiten inferir que el ritmo de expansión económica se desaceleró en el segundo semestre del año a una tasa del 4% anual.

    Respecto a la inflación, la medición oficial de precios al consumidor (calculada por la entidad oficial, INDEC) aumentó un 7,9% en los doce meses del ejercicio que va de diciembre 2007 a noviembre 2008.

    En cuanto al desempeño de las cuentas públicas, el año 2008 se caracterizó por dos tendencias divergentes. En los primeros cuatro meses del año se evidenció una clara mejoría fiscal respecto de 2007, en buena medida ayudada por el aumento a fines de ese año de la alícuota de las retenciones a la exportación de soja a 35%. Combinado con precios extraordinarios para la soja en los mercados mundiales y un nivel de actividad en ebullición, la recaudación crecía a tasas muy elevadas, del orden del 44% anual. El punto de inflexión fiscal vino con el conflicto con el campo, donde la tendencia de la recaudación pasó a moderarse. Así, los impuestos ligados al nivel de actividad, que venían creciendo al 40% anual, se desaceleraron al 26-27%. La recaudación de retenciones tuvo sus altibajos, pero aun así logró crecer 90% anual (con datos a noviembre de 2008).

    En conjunto, más allá del quiebre de tendencia en la recaudación, los ingresos fiscales totales lograron en los primeros 11 meses de 2008 igualar el crecimiento registrado en 2007 (+34%). El gasto primario por su parte igualó el ritmo de aumento de los ingresos (+34%), en cierta medida ayudado por menores transferencias a provincias, que sólo crecieron al 8% anual. Así, el resultado primario dejó de deteriorarse y a noviembre de 2008 acumulaba casi $ 36.100 millones, una mejora de casi $ 9.200 millones respecto de igual período de 2007.

    1.2 Sistema Financiero A lo largo de 2008 el sistema financiero argentino estuvo expuesto a diversos acontecimientos que pusieron a prueba su fortaleza. El primer acontecimiento se produjo en el marco del conflicto originado en el sector agropecuario. A partir de abril y hasta julio inclusive se produjo una dolarización en los portafolios de los ahorristas.No obstante hacia julio el sistema financiero recuperó los depósitos que se habían ido entre mayo y junio y las tasas de interés se redujeron, aunque se establecieron en un nivel más elevado si se comparan con el primer trimestre del año. A diferencia de lo sucedido hacia la segunda mitad de 2007 cuando comenzó la crisis de los préstamos hipotecarios sub-prime, los préstamos al sector privado sintieron en cierta medida el impacto de la incertidumbre macroeconómica desacelerando su crecimiento interanual. Esta desaceleración se produjo en general en todas las líneas crediticias.

    A posteriori se observó una mayor volatilidad en los mercados cambiario y monetario locales.

    La demanda privada de moneda extranjera se profundizó con la consecuente disminución de la demanda de dinero local y las tasas de interés volvieron a aumentar. Los depósitos a plazo fijo del sector privado experimentaron caídas.

    Para hacer frente a estos episodios críticos el Banco Central logró estabilizar el mercado cambiario mediante la venta de dólares, moderando así las expectativas que tenía el público acerca de una depreciación abrupta de la moneda nacional. Simultáneamente devolvió al mercado los pesos esterilizados en las intervenciones cambiarias mediante la renovación sólo parcial de los vencimientos de Lebac y Nobac y la recompra anticipada de estos títulos en el mercado secundario. A pesar del contexto de persistente volatilidad en los mercados internacionales la demanda de dinero local se recuperó a partir de la segunda mitad de noviembre.

    Con estas políticas de regulación cambiaria llevadas a cabo por el Banco Central, las reservas internacionales se mantuvieron prácticamente estables a lo largo de 2008. El stock de reservas del Banco Central al 31 de diciembre de 2008 ascendió a US$ 46.408 millones, esto es US$ 231 millones por encima de fines de 2007.

    Los medios de pago (M2) registraron un saldo promedio mensual en diciembre de $ 170.809 millones, mostrando un crecimiento interanual de 17,7%. Con este desempeño el Banco Central cumple con su meta de agregados monetarios. El agregado monetario total M2 se sitúa en torno al punto medio de las bandas establecidas.

    En cuanto a los medios de pago correspondientes al sector privado la variación anual ascendió a 7,8%. Este crecimiento se encuentra por debajo del límite inferior previsto por el Programa Monetario 2008 debido a una caída en la demanda de dinero no esperada. La incertidumbre derivada de los acontecimientos antes descriptos provocó un cambio en la cartera de inversiones de los argentinos.

    Finalmente, el agregado en pesos más amplio (M3) finalizó el año con una tasa de crecimiento de 10,7% anual. Esto muestra una desaceleración importante, ya que en 2007 este agregado creció a una tasa de 20,4%. En lo que respecta al M3 en pesos del sector privado, el crecimiento acumulado del 2008 ascendió a 6,4%, muy por debajo del 23,2% de aumento en 2007. Este bajo crecimiento está en gran medida influido por el cambio de tipo de titular determinado por la subrogación de la Administración Nacional de la Seguridad Social en los derechos y obligaciones de las Administradoras dos dependen del juicio profesional del auditor, quién a este fin evalúa los riesgos de que existan distorsiones significativas en los estados contables, originadas en errores o irregularidades. Al realizar esta evaluación de riesgos, el auditor considera el control interno existente en la Entidad, en lo que sea relevante para la preparación y presentación razonable de los estados contables, con la finalidad de seleccionar los procedimientos de auditoría que resulten apropiados en las circunstancias, pero no con el propósito de expresar una opinión sobre la efectividad del sistema de control interno vigente en la Entidad. Asimismo, una auditoría incluye evaluar que las políticas contables utilizadas sean apropiadas, la razonabilidad de las estimaciones contables efectuadas por la Dirección de la Entidad y la presentación de los estados contables tomados en su conjunto.

    Consideramos que los elementos de juicio obtenidos nos brindan una base suficiente y apropiada para fundamentar nuestra opinión de auditoría.

  2. Tal como se describe en la nota 5. a los estados contables adjuntos, los estados contables mencionados en el párrafo 1., han sido preparados por la Entidad de acuerdo con las normas contables establecidas por el B.C.R.A., las cuales difieren de las normas contables profesionales aprobadas por el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Nº 31.609 32 de Fondos de Jubilaciones y Pensiones prevista en Ley Nº 26.425 (en el marco de la creación del 'Sistema Integrado Previsional Argentino', que tiene efecto desde el 9.12.08, los correspondientes saldos provenientes del anterior Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones que correspondían al Sector Privado, son considerados como pertenecientes al Sector Público no Financiero). Si se aísla este efecto, el crecimiento del M3 en pesos del sector privado asciende a 11%.

    El crédito total al sector privado (en pesos y en moneda extranjera) alcanzó en diciembre de 2008 un nivel de $ 129.020 millones. En términos del PBI, el crédito al sector privado promedia en el 2008 en torno al 11,7%, casi 1 punto porcentual por encima del valor registrado en 2007 y claramente por encima del mínimo de 7,6% del PBI alcanzado en 2004. De todas formas se está todavía a mitad de camino de alcanzar los valores previos a la crisis de 2001 (alrededor del 23% del PBI para el promedio 1999/2000).

    En términos interanuales las financiaciones al sector privado suavizaron su ritmo de crecimiento desde tasas que rondaban el 40% hacia principios de año a 21,4% en diciembre de 2008. Esta desaceleración alcanzó en general a todas las líneas crediticias A pesar de estar operando en un marco de deterioro de las condiciones económicas y financieras globales...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA