Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii, 28 de Marzo de 2017, expediente CNT 002223/2012/CA001

Fecha de Resolución:28 de Marzo de 2017
Emisor:Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II SENTENCIA DEFINITIVA NRO.: 110239 EXPEDIENTE NRO.: 2223/2012 AUTOS: S.D.A. c/ CLEANOSOL ARGENTINA S.A.I.C.F. Y OTRO s/ACCIDENTE - ACCION CIVIL VISTO

Y CONSIDERANDO:

En la ciudad de Buenos Aires, el 28 de marzo de 2017 , reunidos los integrantes de la Sala II a fin de considerar los recursos deducidos en autos y para dictar sentencia definitiva en estas actuaciones, practicado el sorteo pertinente, proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a continuación.

M.Á.P. dijo:

La sentencia de primera instancia rechazó las pretensiones salariales, indemnizatorias y sancionatorias deducidas en el escrito inicial con base en normas de derecho del trabajo. A su vez, hizo lugar a la acción resarcitoria deducida contra Cleanosol Argentina SAICFI y la aseguradora con fundamento en el derecho común.

A fin de que sea revisada esa decisión por este Tribunal de Alzada, interpuso recurso de apelación la parte actora, la demandada Cleanosol Argentina SAICFI y La Segunda Aseguradora de Riesgos del Trabajo SA (fs. 661/666, fs. 655/657 y fs. 658/660) en los términos y con los alcances que explicitan en sus respectivas expresiones de agravios. La representación y patrocinio letrado de la parte actora y el perito médico apelan los honorarios regulados en su favor por considerarlos reducidos. La aseguradora apela los honorarios regulados a la representación y patrocinio letrado de la parte actora y a los peritos intervinientes en autos por considerarlos elevados.

  1. fundamentar el recurso, la parte actora se agravia porque la Sra. Juez a quo concluyó que no advirtió indicio alguno para considerar la extinción del contrato como un acto discriminatorio. Cuestiona el monto de condena en concepto de reparación integral por considerarlo reducido y sostiene que la Sra. Juez a quo omitió la condena por daño al proyecto de vida.

La demandada Cleanosol Argentina SAICF cuestiona la valoración de la prueba pericial médica y el porcentaje de incapacidad otorgado.

Asimismo, se agravia por la valoración de la prueba testimonial rendida en autos. Objeta la condena en su contra en los términos del derecho común. Apela el monto de condena por considerarlo excesivo. Solicita remisión al Cuerpo Médico Forense. Finalmente, se agravia por la imposición de costas.

Fecha de firma: 28/03/2017 Firmado por: M.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.A.M., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.C.F., SECRETARIO INTERINO #20945591#173661495#20170329102440676 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II La aseguradora apela la condena en los términos del art. 1074 del Código Civil y cuestiona el monto de condena por considerarlo elevado. Objeta el porcentaje de incapacidad otorgado al actor.

Sólo con el fin de adecuar el tratamiento de las cuestiones planteadas a un método que posibilite un lógico desarrollo argumental, estimo conveniente analizar los agravios de las partes en el orden y del modo que he de exponer.

Se agravian la demandada Cleanosol Argentina SAICF y La Segunda ART SA por cuanto la Sra. Juez a quo otorgó valor probatorio a la pericia médica producida en autos.

Los términos de los agravios imponen memorar que el perito médico estableció que “…del estudio detallado de la causa y del accidente de marras, como así también de la revisión médica efectuada, de las constancias y estudios médicos acompañados en autos, y como consecuencia de las lesiones sufridas por el actor, a saber: síndrome laberíntico, pérdida y trastornos de equilibrio, cefaleas, trastornos acústicos, patologías lumbares y cervicales, y pérdida parcial de la visión de ojo derecho; estimo que conforme Baremo Decreto 659/96 de la Ley 24.557 presenta incapacidad del 10% por lesiones columnares, 25% de incapacidad por lesiones oftalmológicas, y un 7%

de incapacidad por las dificultades que presenta para la realización de las tareas habituales y su edad (factores de ponderación), por lo tanto, la incapacidad física total asciende al 42%” (ver fs. 611 vta.)

En cuanto al aspecto psicológico informó el perito médico que “se remite a los estudios psicológicos efectuados acompañados en autos, de los que surge que el Sr. S. presenta un Trastorno Adaptativo Mixto con síntomas de ansiedad y depresión según DSM IV F 43.22, que corresponde a Reacción Vivencial Anormal Neurótica R.V.A.N. con manifestación depresiva grado II, según Baremo de Ley 24.557, decreto 659/96, por lo que la incapacidad psíquica total del paciente asciende al 20%....”

(ver fs. 612). Asimismo, recomendó la realización de tratamiento terapéutico.

En las aclaraciones efectuadas a fs. 617/618, señaló que “se cuestiona el hecho de que este Perito no hubiese empleado la fórmula de cálculo de la capacidad restante para obtener el porcentaje de incapacidad del actor, debe mencionar al respecto que su utilización no es obligatoria, quedando a criterio de V.S. su empleo”...

Respecto de las lesiones de columna vertebral que presenta el actor, debe destacarse que no existen por parte de la ART preexistencias al momento del examen de la evaluación de la Comisión Médica, dado la mecánica del accidente de marras tanto la columna cervical como la lumbar se vieron afectadas.

A su vez señaló también que “el síndrome laberíntico y la pérdida del equilibrio que presenta el actor se encuentran relacionados con la patología cervical presente en el mismo, para lo cual se solicitaron los estudios complementarios correspondientes de los cuales se desprenden las patologías que presenta el Sr. S.…”, Fecha de firma: 28/03/2017 Firmado por: M.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.A.M., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.C.F., SECRETARIO INTERINO #20945591#173661495#20170329102440676 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II “En relación a la incapacidad psíquica determinada, no se realiza ninguna observación, por lo cual se acepta la misma de forma tácita”.

Concluyó a fs. 617vta./618 que “se ha considerado la edad del actor, las características del accidente sufrido por el mismo, su relación temporal y la atención recibida como consecuencia del accidente por parte de la ART dan veracidad a todo lo expuesto en la pericia, conjuntamente con los estudios complementarios evaluados para la presentación de la pericia médica. Reitero por ello la incapacidad tanto física como oftalmológica, como así también por sufrir secuelas a nivel columna y la incapacidad psicológica que presenta la parte actora”.

Las manifestaciones vertidas por la aseguradora a fs. 614 y la demandada Cleanosol Argentina SAICF a fs. 615 y, en los agravios de fs.655/657 y fs.

658/660 -respectivamente-, no rebaten la fundamentación científica en la que se apoya el informe médico. El especialista ha explicado en forma suficientemente clara cuales son las afecciones que padece el actor en el árbol columnario, en la visión y en la esfera psíquica, así como la metodología científica utilizada para verificarlas y para graduar las minusvalías que ocasionan (RM de columna lumbosacra, RM de columna cervical, historia clínica y psicodiagnóstico); y ello evidencia, entonces, que la opinión del experto está

basada en razones objetivas y científicamente comprobables, que dan adecuado sustento a la conclusión pericial, en los aspectos analizados.

Sin perjuicio de ello, cabe recordar que los baremos que cuantifican incapacidades no constituyen una regla rígida -que deba aplicarse mediante simples operaciones aritméticas- sino sólo una guía para estimar la disminución que ocasiona un cierto padecimiento en cada caso particular.

La impugnación de fs. 614 y 615, y, los agravios vertidos a fs.

655/657 y fs. 658/660, constituyen una mera discrepancia subjetiva con el criterio del médico que no alcanza a desvirtuar lo esencial de las consideraciones vertidas por éste. Por ello y en tanto no encuentro rebatidas sus consideraciones esenciales, entiendo que corresponde otorgar al referido dictamen plena eficacia probatoria a los fines de esta litis (art. 477 CPCCN), tal como lo hizo la Sra. Juez de la anterior instancia y que, por ello, resulta innecesario requerir la intervención del Cuerpo Médico Forense en esta causa.

Se agravia la demandada Cleanosol Argentina SAICFI porque la Sra. Juez a quo la condenó con fundamento en el art. 1113 del Código Civil.

Los términos del recurso imponen señalar que el actor denunció

en la demanda que cumplía funciones realizando tareas de fraccionamiento de material, estibaje y armado de bolsones, carga de descarga de material en tolva, limpieza y ordenamiento del sector. Explicó que en el sector de embolsado debía manipular pesados bolsones de plástico de 25kg que contenían microesferas de vidrio junto con polvo de vidrio, titanio, lesar, arena y dolomita, que movilizaba al sector de playón y con lo cual se preparaba “el chiquitaje” para elaborar la pintura. Aclaró que las bolsas no entraban en el Fecha de firma: 28/03/2017 Firmado por: M.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.A.M., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.C.F., SECRETARIO INTERINO #20945591#173661495#20170329102440676 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II clark, que obligaban al actor a levantarlas, sin ayuda de terceros y trasladarlas por más de 4 metros de distancia, lo que forzaba el físico del actor. Señaló que si bien la empresa le daba fajas, éstas estaban deterioradas y en mal estado y resultaban ineficientes para proteger las zonas físicas expuestas a riesgo de la lesión. Sostuvo que también tenía a su cargo la conducción del transporte montacargas “Clark” con el cual trasladaba los bolsones que tenía un peso de 1.000 kg. aprox. Explicó que el día 21/09/09 a las 10am aprox. sufrió

un accidente de trabajo cuando se encontraba conduciendo el Clark en el sector fabricación de pintura, mientras que un compañero estaba elevando un bolso de 1000 kg con una máquina que en su extremo...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba