Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala I, 30 de Marzo de 2017, expediente CIV 074140/2010

Fecha de Resolución30 de Marzo de 2017
EmisorCamara Civil - Sala I

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA I Juzgado n° 73 “S.R., c/ F., y otros s/ daños y perjuicios”

ACUERDO Nº 14/17 En la Ciudad de Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los 30 días del mes de marzo del año dos mil diecisiete, reunidos en acuerdo los señores jueces de la Sala “I” de la Cámara Civil, para conocer de los recursos interpuestos en los autos: “S.R., S.M. c/F., R.O. y otros s/ daños y perjuicios” respecto de la sentencia corriente a fs. 740/757 de estos autos, el Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿Se ajusta a derecho la sentencia apelada?

Practicado el sorteo resultó que la votación debía hacerse en el orden siguiente: D.. GUISADO, U. y CASTRO.-

Sobre la cuestión propuesta la Dra. G. dijo:

  1. Que contra la sentencia de fs. 740/ 757 que hizo lugar a la demanda entablada por S.M.S.R. y condenó a R.O.F., G.F.A. y Federación Patronal de Seguros S.A. a abonarle la suma de Pesos Setecientos Seis Mil Setecientos Sesenta ($ 706.760)

    con más sus intereses y las costas, se alza la actora quien expresó agravios a fs.

    771/773 respondidos a fs. 807/809, 811/812 y 814, el codemandado A. quien presentó el memorial de fs. 791/793 que no fue replicado, y la citada en garantía quien fundó su recurso a fs. 779/789 respondido a fs. 804/805. El recurso dedu-

    cido por el codemandado F. fue declarado desierto a fs. 821.-

    El hecho que la motivó sucedió el día 16 de abril de 2010 a las 18 horas aproximadamente en la intersección entre la Avenida Monroe y la calle R.P. de esta ciudad en circunstancias en las que la actora se desplazaba en su motocicleta marca Gilera, dominio 456 CVW por la mencion-

    ada avenida y el Sr. F. al mando del camión Ford F 600 dominio VDE 107 de propiedad del Sr. A., lo hacia en dirección contraría. Al intentar este último girar a la izquierda con dirección a R.P., se produce una colisión entre ambos vehículos provocándole a la demandante serias lesiones que son motivo del reclamo.-

    La juez de grado encuadró la cuestión en las previsiones del Fecha de firma: 30/03/2017 Firmado por: C.N.U.-P.E.C.-P.M.G., #12620428#175072520#20170329134431832 art. 1113 del Código Civil y luego de analizar la prueba producida en autos, no encontró acreditada ninguna de las eximentes allí previstas ni la ruptura del nexo causal. Por lo tanto atribuyó a los demandados la responsabilidad en el evento admitiendo la demanda en estudio.-

  2. Ante todo cabe destacar que por imperio del art. 7 del nuevo Código, la normativa aplicable para el tratamiento de las quejas relativas a la responsabilidad y al monto de las indemnizaciones resulta aquella vigente al tiempo de la ocurrencia del hecho. Ello es así porque es en esa ocasión en la que se reúnen los presupuestos de la responsabilidad civil, discutidos en esta instancia (conf. A.K. de C., “La aplicación del Código Civil y Comercial a las relaciones y situaciones jurídicas existentes”, ed. R.C., doctrina y jurisprudencia allí citada).-

  3. Sentado ello, por una cuestión de orden metodológico abordaré e primer término los agravios de la demandada y de la citada en garantía respecto de la responsabilidad atribuida.-

    No se encuentra discutido el encuadre jurídico efectuado por la juez de grado, el que comparto. Sin embargo los apelantes sostienen que no analizó correctamente la prueba producida. Entienden que se le otorgó excesivo valor al testimonio de F. por sobre los demás rendidos en estas actuaciones y en sede penal, que no se tuvo en cuenta que el demandado circulaba a baja velocidad, lo que estaría demostrado con la pericial mecánica y lo que fue sobreseído en sede penal.-

    Ahora bien, de las constancias de la causa penal n° 76397 se desprende claramente que el accidente se produjo cuando el camión intentaba realizar un viraje a la izquierda en una avenida de doble mano y alta circulación (ver croquis de fs. 9). La pericia efectuada en esa sede indica que el camión circulaba como mínimo a 12.2 km/h (fs. 193 vta.) En este fuero se especificó

    que la velocidad estaba entre 11,03 km/h y 13,53 km/h, es decir, que era reducida. No fue posible determinar la velocidad a la que circulaba la motocicleta, sin embargo, el perito indicó que conforme la cilindrada, la máxima que podría haber alcanzado era de 70 km/h cuando la permitida era de 60 km/h (ver fs. 240/256).-

    No caben dudas de que los testigos F. y G.F. de firma: 30/03/2017 Firmado por: C.N.U.-P.E.C.-P.M.G., #12620428#175072520#20170329134431832 Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA I presenciaron el hecho (ver fs. 2 vta) El primero declaró ante la instrucción (fs.

    66) y en la fiscalía (fs.178), no resultando contradictorios sus relatos. Dijo que circulaba en el mismo sentido que la moto por detrás de ésta y a la izquierda.

    Que cuando fueron habilitados por la luz del semáforo los vehículos comenzaron a avanzar y es allí cuando percibe que el camión que circulaba en sentido contrario realiza la maniobra de giro y embiste a la motocicleta. Sostuvo que la velocidad del camión no era prudencial para la maniobra que realizaba.-

    El testigo G., que era el acompañante de F. (fs.

    24) coincide con la mecánica del hecho, pero no aporta datos sobre la velocidad de los vehículos. En esta sede dijo que la moto se desplazaba a alta velocidad que el camión lo hacía a 20 km/h como máximo. Dijo también que la moto pasó

    el semáforo en rojo, pero que ellos sólo se movieron cuando estaban habilitados para ello por la luz verde. (ver fs. 271)

    Otros testigos, cuya presencia en el lugar de los hechos no fue constatada por el personal policial declararon en esta causa. Victoria E.G. (fs. 259/2609 afirmó que se encontraba detrás del camión con su auto esperando para girar hacia R.P., y vio cuando “se la llevo puesta” a la motociclista. Dijo que la vio venir esperando que pasara y que “el camión se mandó”. El Sr. H.I.P. (fs. 269/270) afirmó que la moto circulaba a alta velocidad y que cruzó un semáforo que al momento se hallaba en rojo. El Sr. L.O.B. dijo que la moto circulaba a una velocidad de entre 60 y 80 km/h y que la conductora no portaba casco (ver fs. 325/326).-

    Cabe destacar que los semáforos no se encuentran en la intersección de M. con la calle R.P. – pues en tal caso la maniobra del camión hubiese estado prohibida de no haber habido luz de giro- , sino que están a la altura de la entrada del Hospital “Pirovano”. Así cabe presumir que si funcionaban correctamente, la habilitación para ambos sentidos de circulación se produciría de manera simultánea. De allí que no resulta verosímil que la conductora de la motocicleta haya violado la prohibición de avanzar y el del camión no.-

    Esta sala tiene dicho que si bien el art. 54 inc. 5 de la ley de Provincia de Buenos Aires, n° 11.430 (similar al 44 inc. f de la ley 24449 vigente en el momento del hecho en esta jurisdicción) permite el viraje a la izquierda, Fecha de firma: 30/03/2017 Firmado por: C.N.U.-P.E.C.-P.M.G., #12620428#175072520#20170329134431832 ello no es viable sin antes asegurarse de que es posible hacerlo sin peligro para terceros y respetando las señales de giro. La inobservancia de las precauciones indicadas crea para el conductor la presunción de su culpabilidad en caso de accidente. (conf. Art. 64 ley 24449; esta Sala “I” en expte. 40.116/04 del 7/8/12 y sus citas).-

    En tales circunstancias y conforme también a la aplicación del art. 1113 del Código Civil, correspondía a los demandados acreditar la ruptura del nexo causal, no surgiendo del análisis de la prueba reseñada que se hubiera acreditado dicha posibilidad.-

    Lo cierto es que, descartada la posibilidad de que haya habido una violación de la luz semafórica, en la figuración más favorable a los demandados la motocicleta pudo haber estado circulando a una velocidad mayor a la permitida en 10 km/h, circunstancia que no ha sido acreditada. Tampoco que ese supuesto exceso de velocidad haya tenido incidencia en la ocurrencia del evento dañoso.-

    Las hipótesis sobre los hechos planteadas por el demandado para eximirse de responsabilidad -la excesiva velocidad que llevaba la motocicleta, que esta se cruzó por dónde no había espacio para hacerlo, que su parte se hallaba finalizando la maniobra de giro- no han encontrado apoyo en las constancias de la causa. Pero aún en la conjetura de que ello hubiera ocurrido, las circunstancias señaladas serían insuficientes para constituirse en obstativas de su responsabilidad dado lo riesgoso e imprudente de la maniobra que emprendiera.

    Reitero que para interrumpir el tránsito en una arteria de doble mano y alta circulación como es la Avenida Monroe a la altura de un hospital público, debió

    haber el conductor extremado los cuidados, lo que evidentemente, no ocurrió.-

    Concluyendo, ante lo argumentado por las emplazadas, debo destacar que el sobreseimiento recaído en sede penal (fs.201) no obliga a la juez de grado en este fuero ni a las integrantes de este Tribunal (conf. art. 1103 del Código Civil), por lo que no incidirá tal circunstancia en la decisión que propongo.-

    Finalmente, en relación a la falta del casco sobre las que las demandadas hacen cuestión, cabe señalar que tal circunstancia no modifica la mecánica siniestral del hecho, sin perjuicio de que oportunamente valoraré su Fecha de firma: 30/03/2017 Firmado por: C.N.U.-P.E.C.-P.M.G., #12620428#175072520#20170329134431832 Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA I gravitación en la producción de los daños, conforme hiciera la juez de grado, sin que los argumentos vertidos en las expresiones de agravios logren sustentar una tesitura contraria.-

  4. Se queja Federación Patronal Seguros S.A. porque la a quo declaró inoponible a la actora su defensa de límite de cobertura.-

    Sostiene que el contrato de seguro es concertado a favor del asegurado, no celebrado a favor de un tercero, que en el caso la víctima de todas formas puede ser resarcida por la presencia de otros demandados y que no es cierto que las estipulaciones que limitan la suma asegurada a Pesos Cien Mil ($100.000)...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR