Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala X, 18 de Noviembre de 2020, expediente CNT 065135/2015/CA002

Fecha de Resolución18 de Noviembre de 2020
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala X

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA X

SENT.DEF. EXPTE. Nº CNT 65153/2015/CA1

(39840)

JUZGADO Nº 66 SALA X

AUTOS: “SOSA JORGE DOMINGO C/ BRITISH AMERICAN

TOBACCO ARGENTINA S.A. (EX NOBLEZA PICCARDO S.A.) S/

JUICIO SUMARÍSIMO”

Buenos Aires,

El Dr. DANIEL E. STORTINI dijo:

I.V. estos autos a la alzada con motivo de los agravios que contra la sentencia de fs. 556/564 formulan la demandada British American Tobacco Argentina S.A. a fs. 572 y 574/592 y el actor a fs. 594/599,

mereciendo la primera réplica adversaria a fs. 601/612. También apela a fs. 565

el perito contador por estimar bajos los honorarios regulados a su favor.

  1. Corresponde analizar en primer término los agravios formulados por la demandada British American Tobacco S.A. (ex Nobleza Piccardo S.A.)

    contra la decisión del magistrado que precede en cuanto consideró acreditada la existencia de actividad sindical del actor durante el desarrollo de la relación laboral y juzgó que el despido fue motivado por dicha actividad, razón por la cual, con sustento en el art. 47 de la ley 23.551 y apoyo en el art. 1* de la ley 29.352, declaró la nulidad del despido por considerarlo discriminatorio, ordenó

    la reinstalación del trabajador con carácter definitivo y condenó asimismo a la demandada a abonar al accionante, además de los salarios caídos, una suma adicional en concepto de resarcimiento del daño moral, con más los intereses y las costas.

    La demandada recurrente disiente con la valoración de la prueba testifical analizada por el juez “a quo” al afirmar que no habría elementos de convicción válidos que respalden el trato discriminatorio alegado por el actor,

    razón por la cual solicita el íntegro rechazo de las pretensiones de la demanda.

    Considero que no les asiste razón.

    En punto al alegado despido discriminatorio como represalia por activismo gremial, ante la negativa de la demandada, correspondía al actor acreditar mediante prueba de indicios suficientes la existencia de la conducta persecutoria que atribuyó a la empleadora (art. 163, inciso 5º, CPCCN). En este punto, cabe tener presente la doctrina de la Corte Suprema de Justicia de la Nación inicialmente sentada en autos “P., L.S.c.F. de firma: 18/11/2020

    Firmado por: M.P.S., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: L.J.A., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: D.E.S., JUEZ DE CAMARA

    Público de Abogados de la Capital Federal s/amparo” (sentencia del 15/11/2011, Fallos 334:1387) y luego reiterada en Sisnero (Fallos 337:611). En dichos precedentes se sostuvo que, cuando se discute si la medida obedece a un motivo discriminatorio, la existencia de dicho motivo se considerará probada si el interesado acredita de modo verosímil que la medida fue dispuesta por esa razón y, en ese caso, el demandado no prueba que responde a un móvil ajeno a toda discriminación.

    El mencionado estándar resulta aplicable en la presente causa, en la que se discute si ha existido un despido motivado por razones sindicales en los términos de la ley 23.551 o fundado en un activismo gremial genérico en los términos de la ley 23.592, adquiriendo contornos específicos en función de lo que estas leyes disponen.

    En el caso, al tratarse de un trabajador que no se hallaba alcanzado por la tutela sindical específica de la ley 23.551 a la fecha de la ruptura, pesaba sobre el accionante acreditar de modo verosímil que el tipo de actividad por él desarrollada cuenta como una “opinión gremial” en los términos previstos por la ley 23.592 y que la actividad desarrollada satisfacía los requisitos más generales del ejercicio de la libertad de expresión. En este aspecto, coincido con el magistrado que precede en cuanto estimó producida dicha prueba indiciaria.

    De las declaraciones testificales de B. y B. (a fs. 452 y 459, respectivamente) surge que, luego de reintegrarse de una licencia por una severa enfermedad para ser destinado al sector de recupero de estampillas, el actor fue propuesto como vocal delegado en una nueva lista disidente que integraban, entre otros...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR