Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA III, 23 de Octubre de 2020, expediente CNT 017929/2015/CA001

Fecha de Resolución23 de Octubre de 2020
EmisorCÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA III

Poder Judicial de la Nación SENTENCIA DEFINITIVA CAUSA Nro CNT 17929/2015/CA1 “SOSA ELSA

ELENA C/ OBRA SOCIAL SERVICIOS SOCIALES BANCARIOS

S/DIFERENCIAS DE SALARIOS” JUZGADO Nro. 49

En la ciudad de Buenos Aires, capital de la República Argentina, a los 20 días del mes de octubre de 2020 reunidos en la S. de Acuerdos los señores miembros integrantes de este Tribunal, a fin de considerar los recursos deducidos contra la sentencia apelada, se procede a oír las opiniones de los presentes en el orden de sorteo practicado al efecto, resultando así la siguiente exposición de fundamentos y votación.

La doctora D.R. dijo:

La sentencia definitiva de fs. 206/210 que hizo lugar a la demanda, suscita las quejas que interponen la parte actora a fs. 212 y la accionada a fs. 213/214, con las respectivas réplicas de fs. 218 y fs. 219/222.

La parte actora se queja, porque sostiene que la sentencia no incluyó la condena a abonar los salarios subsiguientes al fallo,

alegando que las condiciones del convenio 18/75 son superiores a las del nuevo CCT1502/16, suscripto meses después de iniciar el presente juicio.

La accionada se queja, porque se determinó

aplicable el CCT 18/75.

Señala que la resolución 114/87 de ISSB,

encontraba su fundamento en el decreto 4328/70, el que fue posteriormente derogado por el decreto 2606/1993, dejando en manos del Instituto de Servicios Sociales Bancario el dictado a futuro de un marco propio para cumplir sus fines sociales.

A., que la equiparación salarial que pudo haber tenido el ISSB con las instituciones bancarias, no significa que se haya aplicado por completo el convenio 18/75, y dice que en todo caso dicha equiparación dejó de ser obligatoria en el año 1993 y, más aún, en 1996

cuando dejó de existir el ISSB.

Fecha de firma: 23/10/2020

Firmado por: C.G.A., SECRETARIO DE JUZGADO

Firmado por: D.R.C., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: M.C.H., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: A.H.P., JUEZ DE CAMARA

Poder Judicial de la Nación Agrega, que si la persona jurídica que antecedía su mandante no aplicaba el convenio, sino que a lo sumo equiparaba el salario de sus trabajadores al mismo, no puede decirse que se trata de un derecho adquirido, señalando que no se acreditó en autos que efectivamente la actora hubiera percibido alguna vez su salario equiparado al CCT18/75.

Al respecto, en reiteradas oportunidades, he resuelto que en cuestiones como la presente, corresponde distinguir tres niveles conceptuales, que suelen confundirse. Ello son el de unidad de representación,

unidad de contratación o negociación y ámbito de aplicación (en sentido análogo, SD Nº 92.894, del 20/12/11, en autos “SA Alba Fábrica de Pinturas,

Esmaltes y Barnices c/ Unión del Personal de Fábricas de Pinturas y Afines de la República Argentina UPFPARA s/acción declarativa”, del registro de esta sala).

I) Unidad de representación: es la capacidad o aptitud genérica que tienen los sujetos para convenir, en virtud de su capacidad representativa.

Obviamente, en nuestro sistema, esta capacidad se deriva en lo que al sindicato se refiere, del hecho de haber obtenido personería gremial (discusión de neto corte intersindical). En suma, se trata de quiénes están legitimados para celebrar convenios colectivos.

II) Unidad de contratación o negociación: es el conjunto de trabajadores y empresarios para los que se negocia. En suma,

para quiénes se pacta el convenio colectivo.

Y, finalmente, III) Ámbito de aplicación: es el conjunto de sujetos a los que efectivamente se aplica el convenio.

En síntesis, los que efectivamente se encuentran sujetos a un convenio ya dictado. Pudiendo suceder que el ámbito de aplicación no coincida con el de negociación, dado que esto en principio respondería a una decisión unilateral de las empresas que, en todo caso, será

discutida por los trabajadores y/o el gremio.

Entre estos tres niveles se da una suerte de continuo, porque lo deseable es que, quienes se sientan a negociar el convenio (I), sean aquellos a quienes el mismo habrá de alcanzar (II), y coincida con los sujetos efectivamente abarcados (III).

Fecha de firma: 23/10/2020

Firmado por: C.G.A., SECRETARIO DE JUZGADO

Firmado por: D.R.C., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: M.C.H., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: A.H.P., JUEZ DE CAMARA

Poder Judicial de la Nación Luego, en el nivel I podemos encontrar las cuestiones de encuadramiento sindical (ES), cuando los gremios debaten quién tiene la representación. Pero cuando se discute si una empresa debe o no ser convocada, se está pensando desde la lógica de los dos niveles siguientes: si...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR