Sorpresa en el velatorio por la muerte del mapuche

 
EXTRACTO GRATUITO

25 DE MAYO.- "No lo creo ¿Es una joda?" La joven mendocina que había colgado una bandera mapuche en la esquina de la cochería donde velaban a Santiago Maldonado, en esta ciudad, no salía de su asombro.

Había recuperado la batería de su celular cuando le llovieron mensajes con las noticias de lo ocurrido en Villa Mascardi, donde un joven mapuche murió baleado en un enfrentamiento con la Prefectura.

La novedad alteró el clima del velatorio y reeditó algunas sensaciones que sobrevolaron con el caso Maldonado.

Ariel Garzi, el artesano de El Bolsón que entabló una amistad con Maldonado en el Sur, hacía su lectura en las inmediaciones de la sala velatoria.

"Tras el desalojo de la comunidad Lof Lafken Winkul Mapu, un grupo de mapuches quedó escondido en los cerros. Todo este tiempo los estuvieron esperando las fuerzas federales. Era obvio que esto iba a pasar", dijo. "Ahora van a decir que se pegó el tiro solo", ironizó.

Garzi hablaba con tono bajo, mientras la mayoría de los allegados a la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA