Solos en casa: ¿existe una edad ideal para dejar a los chicos sin un adulto?

 
EXTRACTO GRATUITO

Aunque no existen estudios que estipulen la edad exacta en la cual los chicos pueden comenzar a quedarse solos en casa, los especialistas sostienen que entre los 12 y los 14 años estarían capacitados para esta responsabilidad. No obstante, advierten que cada familia debe analizar la maduración de los chicos antes de iniciar este proceso de autonomía que resulta muy importante tanto para los niños como para los padres.

"La primera prueba de dejarlas solas en casa funcionó perfecto. Le avisamos a los vecinos que las chicas se quedaban solas, y a ellas que ante cualquier duda recurrieran a ellos; cuando volvimos, ya estaban todas acostadas, la más chiquita, dormida", cuenta Natalia González, de 42 años, mamá de tres nenas de 14, 12 y 5 años. La experiencia fue tan positiva que esta semana también pensó en dejarlas solas para ir con su marido al recital de Paul McCartney, pero al final desistió. "Era una posibilidad que las chicas se queden solas en casa; pero esta vez la distancia y lo incierto del horario de regreso nos quitó las ganas de hacer la prueba, y preferimos dejarlas en casa de sus abuelos."

El camino que lleva a dar independencia y autonomía a los hijos no es directo, así como tampoco se recorre de un día a otro; tiene sus idas y vueltas, en ese progresivo soltar la cuerda que permite que los pequeños hagan suya la responsabilidad del cuidado de sí mismos. Es por ello que la pregunta de cuándo se puede dejar solos a los chicos en el hogar sobrevuela el espacio de todas y cada una de las familias, y las decisiones al respecto son extremadamente personales, atentas a la situación particular de cada hogar y a la personalidad de cada chico. Como fuera, cada paso que se da hacia adelante implica un crecimiento para los hijos y, también, un espacio nuevo para transitar para los padres, que poco a poco recuperan rutinas de pareja y de vida social puesta entre paréntesis por la paternidad. "Más libertad". Eso es lo que sintió Paula Fernández, mamá de Sofía, de 12 años, y de Facundo, de 10, la primera vez que dejó a sus hijos solos en casa (junto con el hijo de una pareja amiga) para ir al teatro. "Salimos a los nueve de la noche y volvimos a la una, y los chicos se quedaron mirando una película", recuerda, y destaca la importancia de poder dejar a los chicos solos en casa para así poder llevar adelante diversas actividades (sociales, de pareja, laborales) que se complican con un menor a cuestas.

Su inquietud es la de muchos. En un...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA