Solo quiero que me amen: Marilyn Monroe o la fragilidad de una gran estrella

 
EXTRACTO GRATUITO

Buena / Idea original: Daniela Pantano / Autoría y dirección: Juan Álvarez Prado / Intérpretes: Daniela Pantano, Pedro Velázquez / Música y letras: Fernando Albinarrate / Músicos: Esteban Raffetto, Estefanía Schanton / Escenografía e iluminación: Matías Sendón / Vestuario: Jam Monti / Asistencia de dirección: Guillermo Krieger / Teatro: El Extranjero (Valentín Gómez 3378) / Funciones: domingos, a las 19 / Duración: 55 minutos.Cuando de celebridades se trata, lo que de ellas se conoce no es la verdadera humanidad que portan sino un personaje que se inventa -a veces casi de manera inconsciente- para gustar, para llamarle la atención al gran público. Todo lo que se teja en torno a este personaje serán suposiciones, leyendas, mitologías que se irán exagerando y exacerbando conforme aumente la popularidad de esa estrella. Algo así sucedió con Marilyn Monroe. Una de las actrices más populares del siglo XX que murió a sus escasos 36 años producto de su profunda depresión.Quién era verdaderamente ella no se sabrá con exactitud. Si Marilyn logró opacar y destruir por completo a Norma, la sufrida mujer que construyó el personaje Marilyn Monroe para por fin lograr que la amen luego de una vida tormentosa signada por el desamor, o si Norma finalmente se convirtió en quien anhelaba ser quedará como un signo de pregunta. Este podría ser el punto de partida de Solo quiero que me amen, la obra musical que Daniela Pantano (Clarividentes, Ni con perros ni con chicos) ideó y protagoniza recreando a una Marilyn de las tantas posibles, expuesta con sus fragilidades y tristezas, sin poder encontrarle un sentido luminoso a la vida. Una mujer que pelea por ser conocida por todos pero que cae...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA