En sólo siete meses se agotaron los subsidios para los colectivos

 
EXTRACTO GRATUITO

En un año de supuesta sintonía fina, según vaticinó la presidenta Cristina Kirchner luego de ganar las elecciones del año pasado, los subsidios al transporte automotor de pasajeros van camino a convertirse en la nota disonante de las cuentas públicas. De acuerdo con los números de ejecución presupuestaria que proporciona el Ministerio de Economía, hasta el último día de julio el Gobierno ya se había comprometido a pagar un 93% de los fondos disponibles para ese rubro durante todo 2012 ($ 8633,86 millones sobre créditos disponibles por $ 9244,90 millones).El porcentaje devengado (el gasto asumido y con compromiso de pago) debería rondar el 65% para mantener una situación de equilibrio de cara a los últimos meses de 2012. De manera que el alto nivel de ejecución, como se denomina en la jerga, obligará a reasignar partidas antes de fin de año.A diferencia de otros sectores, que mostraron una utilización más realista, el agujero negro que implican las bonificaciones a los pasajeros de colectivos será el precio que pagará el Gobierno para evitar un ajuste sustancial en el boleto.Los subsidios al transporte de pasajeros, que implican transferencias principalmente a empresas de colectivos urbanos e interurbanos, están contemplados en el programa Formulación y Ejecución de Políticas de Transporte Automotor. De acuerdo con la ley de presupuesto, tiene como finalidad asegurar "la calidad y la eficiencia en la prestación de los servicios de transporte automotor".Su utilización práctica es distinta: apunta principalmente a subsidiar a las empresas para que paguen salarios y el gasoil sin necesidad de trasladar los mayores costos al boleto.El programa tuvo una mudanza, en términos contables, durante el año. Fue cuando la Presidenta ordenó traspasar la Secretaría de Transporte, a cargo de Alejandro Ramos, desde el Ministerio de Planificación, en manos de Julio De Vido, a la esfera del Interior, cuyo titular es Florencio Randazzo, y otorgarle rango ministerial. Los números surgen luego de compensar ese traspaso.Uno de los motivos que explican las enormes erogaciones es el aumento del 23% que obtuvieron los choferes agrupados en la UTA el año pasado.Entre los economistas recuerdan otro punto: "El presupuesto 2012 contempla un nivel de gasto similar al del año pasado, cuando se sabe que no alcanza. A principios de año, además, estaba previsto bajar...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA