Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala M, 6 de Agosto de 2021, expediente CIV 059889/2014/CA001

Fecha de Resolución 6 de Agosto de 2021
EmisorCamara Civil - Sala M

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA M

ACUERDO. En Buenos Aires, a los días del mes de agosto del año dos mil veintiuno, hallándose reunidos los señores jueces de la S. “M” de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, Dras. M.I.B. y G.D.G.Z., a fin de pronunciarse en los autos “Solis, M.G.c., L. y otro s/ daños y perjuicios”, expediente n°59.889/2014, la Dra. B. dijo:

I.M.G.S. demandó a L.M. y a “Bachicha S.R.L.” por los daños y perjuicios ocasionados a raíz del accidente ocurrido el 3 de octubre de 2012, a las 14:30 hs. aproximadamente. Relató que el día y hora señalados, mientras cruzaba la intersección que la Av. Congreso forma con la calle Washington, de esta ciudad, chocaron dos automóviles que circulaban por la avenida y, a consecuencia de ello, el taxi Corsa Weekend, dominio KSO-

569 lo atropelló, causando los daños cuya reparación procura. Solicitó la citación en garantía de “La Nueva Cooperativa de Seguros Ltda.”.

La sociedad codemandada y su seguro reconocieron el siniestro aunque difirieron en la mecánica. Sostuvieron que el Honda Civic que circulaba por adelante de M. frenó en forma brusca, por lo que no pudo evitar tocarlo levemente. Afirmaron que fue el peatón quien chocó contra la puerta delantera derecha del Honda, conclusión a la que arriban en razón del hundimiento que se puede visualizar en las fotografías incorporadas en la causa penal (ver presentaciones de fs. 82/86 y 206). La citada en garantía solicitó, en particular, la citación como terceros de R.R.F., M.G.C. y La Caja Seguros S.A., pedido que fue admitido en la resolución de fs. 109.

La Caja se presentó a fs. 130/144 y también reconoció el siniestro, aunque invocó como causal de exoneración la culpa de un tercero por quien no debe responder. Señaló que su asegurado se detuvo correctamente en la intersección, en tanto que el actor emprendió el cruce por detrás suyo, donde resultó embestido por el taxi.

L.M. fue declarado rebelde a fs. 149.

Debido a la inactividad de la interesada, a fs. 177 se tuvo por desistida a La Nueva Cooperativa de Seguros Ltda. de la citación de terceros.

La sentencia de fs. 362/376 admitió parcialmente la demanda y condenó a L.M. y La Bachicha S.R.L. a abonar al actor Fecha de firma: 06/08/2021

Firmado por: M.I.B., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: A.P.R., SECRETARIO INTERINO

Firmado por: G.G.Z., JUEZ DE CAMARA

las sumas que indica, con más sus intereses y costas. Hizo extensiva la condena en toda su extensión contra “La Nueva Cooperativa de Seguros Ltda.”.

El fallo fue apelado por el actor. Cuestionó el 10% de responsabilidad que le fue atribuida, como así también la cuantía de los montos indemnizatorios, por considerarla reducida (v. escrito del 21-4-2021).

Caja de Seguros S.A. contestó los agravios en su presentación del 7-5-21 y solicitó su rechazo.

  1. Está fuera de discusión en la especie que por aplicación de las normas de derecho transitorio, el caso debe ser juzgado a la luz del código civil sustituido (art. 7° CPCCN), toda vez que el accidente que se investiga, es de fecha anterior a la entrada en vigencia del Código Civil y Comercial de la Nación.

  2. La causa penal caratulada “F.R.R. y otro s/ lesiones culposas”, labrada como consecuencia del siniestro -que para este acto tengo a la vista- fue archivada en razón de no existir elementos probatorios suficientes para establecer que se hubiera perpetrado un hecho delictivo (fs. 57).

    Esa decisión lleva a prescindir de las reglas de la prejudicialidad, toda vez que no hace cosa juzgada en esta sede civil. Por tanto, corresponde examinar la totalidad de las pruebas producidas a fin de determinar la responsabilidad que se procura esclarecer.

  3. Cuando en un accidente de tránsito es herido un peatón -parte débil y vulnerable frente al riesgo del automóvil- el problema debe juzgarse a la luz de la teoría del riesgo creado que fue introducido en nuestro ordenamiento civil por conducto del art. 1113, 2° párr. "in fine" de la ley sustantiva. 1 El factor de imputación precedentemente mencionado -de naturaleza objetiva- halla su fundamento en la solidaridad social, en la equidad y en la justicia distributiva 2 y responde la idea según la cual el sujeto que introduce en la sociedad un factor 3

    generador de riesgo para terceros debe responder objetivamente. Estos principios son de aplicación a los accidentes de la circulación automotriz en general, 4 incluso en aquellos casos en que el embestido resulta un viandante.

    1

    G., J., "Los peatones y el cruce fuera de la senda de seguridad", La Ley, 1994-B- 277 y sus citas; S., F.A. "La culpa de la víctima-peatón como factor eximente de responsabilidad civil por el riesgo creado", La Ley, 1994-E-376 y sus citas.

    2

    T.R.M., "Tratado de la responsabilidad civil", ed. La Ley, 2004, tº I, pág.

    783 ss.

    3

    P., R.D., en B.- Highton," Código Civil...", tº 3 A, pág. 498 ss.

    4

    G., op. cit. La Ley, 1994- B-276; ver "in extenso" M.I., J., "Responsabilidad por daños", t. II-B, p. 38; aut. cit. "Responsabilidad del conductor en los accidentes de tránsito (Cruce indebido de la calzada)", JA, 27-C-1975, 49 y "Estudios sobre responsabilidad por daños",

    t. I, p. 238 y 269; aut. cit. "Las eximentes en los accidentes de automotores" en "Responsabilidad Fecha de firma: 06/08/2021

    Firmado por: M.I.B., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: A.P.R., SECRETARIO INTERINO

    Firmado por: G.G.Z., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA M

    El art. 1113, antes citado establece, en su segundo párrafo,

    la presunción de responsabilidad del dueño o guardián de la cosa riesgosa generadora de daño que, si bien es iuris tantum, debe ser destruida por prueba aportada, no por el damnificado, sino por aquél sobre quien recae, es decir, el conductor del automóvil, quien se encuentra precisado a demostrar fehacientemente alguna de las eximentes que contempla la citada disposición legal, dado que, incluso un estado de duda, es insuficiente a los fines indicados 5.

    Por aplicación de este principio, queda a cargo del demandado la demostración de la culpa de la víctima o de un tercero por quien no debe civilmente responder o la configuración del casus genérico, que tengan entidad para fracturar -total o parcialmente- el nexo causal. 6Esta inversión de la carga probatoria implica que el demandado debe tener un rol activo y dinámico desde que está precisado a alegar y asumir la prueba de los hechos extintivos, invalidativos u obstativos.7

    No se encuentra controvertido en esta instancia que el 3 de octubre de 2012, M.S. fue embestido por la parte frontal del taxi demandado en la intersección formada por la Av. Congreso y Washington,

    cuando el semáforo se encontraba en Rojo.

    Para atribuir incidencia causal al hecho del damnificado, el colega de grado trajo a colación la declaración que la madre de aquél formuló en sede penal. Ésta dijo que su hijo había cruzado por detrás del vehículo detenido (v. fs. 31). Sin perjuicio de destacar que la testigo no presenció el accidente sino que atribuyó el relato a la propia víctima, lo cierto es que no hizo ninguna alusión a que el referido cruce hubiera tenido lugar fuera de la senda peatonal. De allí, su declaración no permite concluir de manera categórica que S. hubiera cruzado de manera antirreglamentaria, pues no ubicó en qué lugar se encontraba el vehículo. Las fotografías de fs. 22/26 de la causa penal, no contribuyen a esclarecer la cuestión.

    civil en materia de accidentes de automotores" (obra colectiva), p. 197; G.C.A.,

    "Accidentes de tránsito", págs. 30, 36, 39; SC Buenos Aires, Ac. 34081, 23/7/85, "P.P.c.A., A. y S. 1985-II-204; Ac. 38271...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR