La solidaridad también sirve para el tránsito

RESUMEN

Respetar a los otros conductores incrementa la seguridad vial

 
EXTRACTO GRATUITO

Los argentinos nos jactamos de nuestra solidaridad. Es cierto, por lo general somos muy generosos frente a catástrofes naturales y emergencias de gran magnitud.

Sin embargo, nuestra solidaridad no es un cheque al portador que se extiende a todos los aspectos de nuestra vida. Por ejemplo, en el tránsito es inexistente. Pocos conductores manejan pensando cómo ayudar a los demás para que todos, en definitiva, viajen más seguros.

Si fuésemos solidarios durante la conducción deberíamos, por ejemplo, anticipar nuestras maniobras utilizando las luces de giro y las balizas, para que los que vienen detrás sepan qué pretendemos hacer: girar, cambiar de carril, detenernos, etcétera. Sólo un 25% de los conductores utilizan estas luces.

La solidaridad en el tránsito también pasa por permitir las maniobras de los otros conductores: si uno pone la luz de giro para cambiar de carril, por caso, ¿hace falta arremeter o seguir la marcha sin permitirle hacerlo? ¿No haríamos menos compleja la circulación?

¿Cuesta mucho respetar los derechos de paso en las rotondas o en los cruces...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA