Soja: sin acuerdo entre Buryaile y Monsanto

 
EXTRACTO GRATUITO

Monsanto mandó a su número uno en el mundo a hablar directamente con el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, que la semana pasada dictó una resolución que frenó el sistema impulsado por la empresa para asegurarse el cobro de un canon por su tecnología Intacta en soja, resistente a insectos.

Brett Begemann, presidente y CEO global de la multinacional, despegó en un vuelo privado de la empresa desde Saint Louis, Estados Unidos, donde se encuentra la sede de Monsanto, y luego de aterrizar aquí fue sin escalas al despacho de Buryaile. Según pudo reconstruir LA NACION, Monsanto planteó que su sistema, que intervino en el comercio de granos con una cláusula en los contratos que obliga a los productores a que se analice su soja para ver si tiene la tecnología de Monsanto, es algo entre privados. Los ejecutivos dijeron que era "privado e infalible". Ante esto, los funcionarios respondieron que ese sistema debía contar con la aprobación del Gobierno, tal como lo fijó Buryaile.

Las autoridades también les hicieron saber que podría afectarse la libertad comercial por el hecho de que un productor que no sembró esa tecnología esté obligado a firmar una cláusula. Y dijeron que hubo productores a los que se les quiso cobrar sin haber sembrado esa soja.

Además, los funcionarios les dijeron a los directivos de Monsanto que apoyan el reconocimiento de la propiedad intelectual y que están promoviendo una ley de semillas. En este contexto, los directivos de Monsanto no expresaron si buscarán el aval del Gobierno a su sistema. Tampoco presentaron propuestas de solución al conflicto. Según trascendió, habrá reuniones entre abogados de Monsanto y...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA