Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Viii, 30 de Noviembre de 2023, expediente CNT 029584/2020/CA001

Fecha de Resolución30 de Noviembre de 2023
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Viii

Poder Judicial de la Nación Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo Sala VIII

Expediente nro. CNT 29584/2020/CA1

JUZGADO Nº 19

AUTOS: “SOBERANO, LUCIANO ARIEL C/ PREVENCION ART SA S/

RECURSO LEY 27348

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los 30 días del mes de noviembre de 2023, se reúnen en acuerdo los jueces de la Sala VIII de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo para dictar sentencia en la causa del epígrafe, y, de acuerdo con el resultado del sorteo realizado, proceden a votar en el siguiente orden:

EL DOCTOR V.A.P. DIJO:

  1. La sentencia de primera instancia hizo lugar a la acción por accidente,

    contra Prevención ART SA. Contra dicha resolución, se alza la parte actora,

    cuestionando la omisión, del sentenciante, de establecer el monto de condena y los parámetros que se debían aplicar para tal fin, sostiene que la S.R.T. no se encuentra facultada para exigir el cumplimiento de una sentencia judicial.

    Asimismo, su representación letrada y el perito médico, solicitan la revisión de los honorarios.

    Por su parte, la ART cuestiona la valoración de la pericia médica, en cuanto a la divergencia que esta misma presenta con relación a lo dictaminado por la Comisión Médica y la incapacidad psicológica reconocida por el A quo y apela los honorarios regulados a todos los profesionales intervinientes, por considerarlos altos.

  2. Preliminarmente, cabe analizar la incapacidad psicofísica en cuestión.

    Respecto a las secuelas físicas, la sentencia de grado, ha dado adecuados fundamentos en la valoración de lo dictaminado por la perita médica, analizando específicamente la discrepancia que surge de lo resuelto por la Comisión Médica y teniendo en cuenta la impugnación que, oportunamente, ha formulado la accionada al respectivo informe. A mayor abundamiento, la perita sorteada de oficio aclaró, respecto a lo actuado en la audiencia médica por ante la S.R.T, que la accionada no aportó documentación al momento de la audiencia, ni tampoco se digitalizaron las imágenes de las RMN, lo que llevó al órgano administrativo a resolver sin verlas agregó que los estudios tenidos en cuenta por los médicos intervinientes, datan del año 2019 y que no se solicitaron otros estudios Fecha de firma: 30/11/2023

    Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.D.G., JUEZ DE CAMARA

    .

    Firmado por: C.R.G., SECRETARIA DE CAMARA 1

    actualizados. Concluyó la experta, que la disminución en la capacidad laborativa del actor, además de los estudios médicos complementarios y examen semiológico, se encuentra fundada en antecedentes médicos que no demostraron preexistencia de patología lumbar, y que por tratarse de un paciente muy joven (24 años al momento del hecho) no puede inferirse un estado de patología previa al hecho que motivó la denuncia. Sentado en ello, entiendo que el daño físico que presenta el actor, en cuanto a la patología lumbar y la limitación física detectada en la muñeca izquierda, se encuentra adecuadamente acreditado y evidenciado en la pericia médica realizada en el proceso.

    En este sentido, cabe recordar que, conforme lo establece en el art. 477 del CPCCN, la fuerza probatoria de los dictámenes periciales debe ser evaluada de acuerdo a la competencia del perito, los principios científicos o técnicos en que se fundan, la concordancia de su aplicación con las reglas de la sana crítica, las observaciones formuladas por los letrados y los demás elementos de convicción que la causa ofrezca, siendo facultad del judicante su apreciación con la latitud que le adjudica la ley, a lo que cabe añadir que, para que el Juez pueda apartarse de la valoración efectuada por el perito médico, debe hallarse asistido de sólidos argumentos, ya que estamos ante un campo de conocimiento ajeno al hombre del derecho.

    Por todo ello y dado que, en mi opinión, el informe médico producido en estas actuaciones resulta fundado, circunstanciado y encuentra apoyo y sustento no sólo en la totalidad de la historia clínica aportada al expediente y las copias de los estudios realizados al accionante sino, además, en el examen personalmente realizado por la perita, no advierto razón que justifique apartarse de las conclusiones médico legales a las que se arribó en el mismo, en el porcentaje de incapacidad dictaminado, el cual asciende al 11.05% (9,75% de incapacidad física + 1.3%, por factores de ponderación -los cuales llegan firme a esta instancia-).

    Por el contario, resulta admisible el planteo efectuado por la accionada,

    con relación al daño psicológico, pues no encuentro que el porcentaje de incapacidad atribuido al evento cuya repercusión en la limitación funcional del trabajador ha sido afortunadamente leve, habilite a la incapacidad psíquica establecida.

    En reiteradas oportunidades he señalado que la determinación del nexo de causalidad es una cuestión jurídica, no médica y que es labor de quien juzga en la causa establecerlo.

    Como es sabido, de acuerdo a la teoría de la causa adecuada, actualmente predominante en la doctrina jurídica, no todas las condiciones necesarias de un resultado son equivalentes y se reconoce como “causa adecuada” para ver Fecha de firma: 30/11/2023

    Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.D.G., JUEZ DE CAMARA

    Firmado...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR