Heroísmo ejemplar

Un aciago día de agosto, Rosario fue estremecida por una explosión debida a un escape de gas que se produjo en un área muy poblada de la zona céntrica. El hecho, causado por fallas humanas que se investigan, tuvo consecuencias catastróficas. En el balance inicial sumaron decenas los desaparecidos; luego, en el trágico recuento final, totalizaron 21 los muertos y 61 los heridos, muchos de ellos a causa de los escombros que produjo el estallido. Tardó en conocerse el destino de las víctimas; en tanto, las expectativas fluctuaron entre las esperanzas de hallarlos aún con vida y los crecientes temores de que los esfuerzos de la búsqueda resultasen inútiles. En ese tiempo de trabajo tan áspero fue adquiriendo relieve la labor de los bomberos, de los que se consagraron al rescate de las víctimas, de las fuerzas de seguridad que colaboraron y, también, de los profesionales de la salud y de los voluntarios que se plegaron a esa tarea sin descanso, a destajo, a pesar de los riesgos que ellos mismos afrontaban.Un mes después, una serie de incendios en Córdoba, alimentados por bosques, campos y pastizales, que destruyeron casas, amenazaron la vida de escolares, de poblaciones como Villa Yacanto y Santa Rosa en Calamuchita, y alcanzaron hasta el...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR