Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA IV, 14 de Julio de 2017, expediente CNT 025528/2013/CA001

Fecha de Resolución14 de Julio de 2017
EmisorCÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA IV

Poder Judicial de la Nación SENTENCIA DEFINITIVA N° 102.951 CAUSA N°

25528/2013 SALA IV “SIVIL EMILCE CAROLINA GRACIELA C/ BANCO SANTANDER RIO S.A. S/ DESPIDO” JUZGADO N°

78.

En la ciudad de Buenos Aires, capital de la República Argentina, a los 14 de julio de 2017, reunidos en la Sala de Acuerdos los señores miembros integrantes de este Tribunal, a fin de considerar el recurso interpuesto contra la sentencia apelada, se procede a oír las opiniones de los presentes en el orden de sorteo practicado al efecto, resultando así la siguiente exposición de fundamentos y votación:

El D.H.C.G. dijo:

I) Contra la sentencia de primera instancia de fs. 220/227 que hizo lugar en lo principal al reclamo inicial se alzan la parte actora a fs.

230/231 y la parte demandada a fs. 232/238, con las réplicas de fs.

243/244 y fs. 251/254. A su vez, la accionada apela los honorarios regulados por considerarlos elevados (fs. 237 vta.). Por otro lado, la representación letrada de la parte demandada, el perito contador y el perito técnico apelan sus emolumentos por estimarlos reducidos (fs.

239, fs. 240 y fs. 241).

II) Cabe declarar mal concedido el recurso de la parte actora porque el monto que se intenta cuestionar ante esta Alzada (multa art. 80:

$ 5886,15 x 3=$ 17.658,45) no alcanza el umbral mínimo de apelabilidad vigente al tiempo en que se decidió sobre la admisibilidad del recurso (01/02/2017, ver fs. 231), que era de $30.000 (cfr. Acta Nº 137 de la Asamblea de Delegados del C.P.A.C.F. del 07/07/2016).

III) La parte demandada se agravia porque el Sr. Juez de grado consideró eficaz el peritaje informático para refutar legítima la situación de despido indirecto en la que se colocó la trabajadora mediante la pieza postal del día 05/09/2012 y, por ende, procedentes las reclamaciones indemnizatorias como así también las de carácter salarial.

Contra esa decisión, la apelante arguye que “el sentenciante tuvo por cierto el intercambio de correos electrónicos acompañados por la actora, pero no porque aquellos fueran verificados por la pericia Fecha de firma: 14/07/2017 Alta en sistema: 08/09/2017 Firmado por: H.C.G., JUEZ DE CAMARA Firmado por: L.G.B., SECRETARIO DE CAMARA Firmado por: B.I.F., JUEZ DE CAMARA #20265712#184045107#20170731084421991 Poder Judicial de la Nación informática, sino porque ‘la parte demandada no produjo ninguna prueba tendiente a desvirtuarlo y a su conducta al momento de realizarse la prueba pericial informática’”. La recurrente sostiene también que, dado que el peritaje no es concluyente para corroborar la postura inicial y que el Sr. Juez de grado no se apoyó en otras pruebas, resulta agraviante a su parte que se haya admitido el reclamo “tornando operativa una presunción en contra de mi mandante”. La accionada aduce que “no resulta razonable tornar operativa una presunción legal en contra de una entidad financiera como la de mi mandante, si aquella, por razones obvias de seguridad, no puede dar información confidencial a personas ajenas a la compañía”.

Sentado lo expuesto, cabe señalar que arribaron fuera de cuestionamientos las apreciaciones de grado relativas a que “la parte demandada reconoce que recibió la comunicación de la enfermedad padecida por la actora en marzo de 2012. Tampoco fue controvertido por la parte actora que la accionada comunicó el comienzo del período de reserva del puesto a partir del 15/06/12” y que “la accionada niega el alta médica que la actora denuncia el 21/06/12, así como la comunicación de la misma”. En ese contexto, el sentenciante procedió a analizar el peritaje informático y a transcribir –por considerarlos relevantes para la dilucidación de la cuestión en controversia- el intercambio de e-mails habido entre las partes durante el lapso comprendido entre el 21/06/12 y 17/07/12 que surge del informe aludido. El Sr. Juez de grado concluyó que el peritaje informático resulta eficaz para demostrar “la veracidad del contenido y fecha de emisión y recepción de los mismos fue verificada por el experto en informática” porque no obstante que el experto informó que no pudo acceder a las máquinas de las demandada, ésta incurrió en una infundada actitud reticente a exhibir sus registros informáticos, aspecto que “no puede más que interpretarse como una presunción en su contra”. Como corolario de lo expuesto, el a quo concluyó que “no sólo no quedan dudas que la parte demandada tomó conocimiento del alta médica otorgada a la actora por un médico particular, sino que con posterioridad a la misma realizó los controles pertinentes” de los que –según sostiene la empresa- habría surgido que la actora no se Fecha de firma: 14/07/2017 Alta en sistema: 08/09/2017 Firmado por: H.C.G., JUEZ DE CAMARA Firmado por: L.G.B., SECRETARIO DE CAMARA Firmado por: B.I.F., JUEZ DE CAMARA #20265712#184045107#20170731084421991 Poder...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba