Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA III, 1 de Julio de 2019, expediente CNT 063908/2013/CA001

Fecha de Resolución 1 de Julio de 2019
EmisorCÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA III

Poder Judicial de la Nación SENTENCIA DEFINITIVA CAUSA Nº 63908/2013/CA1 “DE S.M.F. C/ QBE ARGENTINA ART S.A. S/ ACCIDENTE-LEY ESPECIAL” JUZGADO Nº 80.

En la ciudad de Buenos Aires, capital de la República Argentina, 1/07/2019, reunidos en la S. de Acuerdos los señores miembros integrantes de este Tribunal, a fin de considerar el recurso deducido contra la sentencia apelada, se procede a oír las opiniones de los presentes en el orden de sorteo practicado al efecto, resultando así la siguiente exposición de fundamentos y votación:

La D.D.R.C. dijo:

La sentencia definitiva de fs. 211/215, que rechazó la demanda, suscita la queja que interpone la parte actora a fs.

216/218 con réplica de la contraria a fs. 225/229.

La parte actora, se queja porque la sentencia consideró que no existe nexo de causalidad entre las lesiones en hombro derecho, várices e hipoacusia constatadas, y las tareas desarrolladas.

Previo a analizar el recurso interpuesto, haré una breve reseña de los hechos invocados en los escritos introductorios.

A fs.4 se presentó M.F. de S., iniciando demanda contra QBE Argentina ART S.A.

Señaló que ingresó a laborar para la empresa B.G. y B.A., el 1 de noviembre de 1995, para quien continúa prestando servicios en la actualidad, y dijo que percibe una remuneración de $5.500 en la categoría de vendedora B, de lunes a viernes de 17 hs a 21 hs. y sábados de 10 a 21hs.

Relató que el local donde presta tareas tiene una planta baja y dos pisos de venta al público de artículos de deportes, siendo sus labores sumamente pesadas, debiendo subir y bajar las escaleras para buscar la mercadería en el depósito, y pisos, repitiéndose dicha tarea varias veces por hora trabajada.

Asimismo, dijo que durante la jornada debía bajar de las estanterías, cajas de unos 15 kgs. de peso, muchas veces apiladas, que la obligaban a realizar grandes esfuerzos repetitivos y constantes.

Además señaló que debía estar parada todo el tiempo, terminando sus tareas con las piernas acalambradas e hinchadas.

Agregó, que el local era sumamente ruidoso desde el exterior e interior del mismo, debiendo comunicarse con los empleados y clientes levantando constantemente la voz para poder ser escuchada.

Entre todas las veces que subió y bajó las escaleras de los pisos y subsuelo del local, sufrió reiterados esguinces por pisar mal o tropezar en algún escalón.

Así señaló que el 26 de agosto de 2013, tuvo un esguince mucho más severo del que fue atendida por la ART demandada, la que le dio el alta sin esperar una completa evolución, luego de unas sesiones de kinesiología.

Señaló que hoy tiene permanentes dolores en su tobillo izquierdo, cuando finaliza sus tareas.

Agregó que el 22 de marzo de 2012, cuando regresaba del Fecha de firma: 01/07/2019 trabajo a su casa, sufrió un accidente mientras circulaba en su moto, siendo Firmado por: D.R.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.L.G., SECRETARIA Firmado por: A.H.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.O.P., JUEZ DE CAMARA #19839672#238588524#20190701145909984 Poder Judicial de la Nación embestida por un automóvil, por lo cual cayó y golpeó la vereda sufriendo un golpe en codo y rodilla izquierda, siendo atendida por la ART, pero con el tiempo las lesiones se fueron agravando.

Por lo tanto, señala que al momento de la promoción de la demanda presenta fuertes dolores cervicales y mareos, así como fuertes dolores en el hombro derecho, siendo atendida por su obra social por tendinitis, várices en ambas piernas, dolor en sus rodillas agudizado cuando asciende o desciende escaleras o camina o intenta correr, dolor en ambas piernas, hipoacusia en ambos oídos, encontrándose el tobillo izquierdo permanentemente hinchado y padeciendo dolores cuando camina o está

parada durante mucho tiempo.

Estima sufrir una incapacidad física del 20% y una psíquica del 7%.

A fs. 48 contestó demanda QBE Argentina ART S.A.

Reconoció el contrato de afiliación con la empleadora de la actora, vigente desde el 01/05/2009 hasta la fecha.

Respecto del accidente in itinere del 22/03/2012, reconoció

haber recibido denuncia del siniestro y haber brindado asistencia mediante los prestadores propios, dándole el alta a la actora sin incapacidad.

Respecto al segundo siniestro del 24/08/2013, también dijo que brindó tratamiento a la actora y que al momento del alta, los estudios complementarios eran normales, y no presentaba limitaciones funcionales producto del hecho de autos.

En cuanto a las enfermedades profesionales, señaló que ni la actora ni el empleador efectuaron denuncia alguna, por las patologías lumbar cervical, dolor en hombro y rodillas, e hipoacusia.

Asimismo, opuso defensa de falta de legitimación pasiva, pues las patologías invocadas por la contraria, no se encuentran al día de la fecha incluidas en el Listado de enfermedades Profesionales.

La Sra. Jueza a quo señaló : “L. corresponde advertir que el actor denuncia padecer “dolores” en distintas partes del cuerpo, que supuestamente se corresponderían a enfermedades profesionales en los términos de la LRT (hombro derecho, hipoacusia bilateral, várices bilaterales, dolores cervicales, dolores de rodillas y piernas) pues son producto de sus tareas laborales y no de un evento traumático como accidentes –a los cuales atribuye dolores en codo y rodilla izquierda y tobillo izquierdo- Así, el régimen en cuestión en su art.6 ap.2 a) establece que se consideran enfermedades profesionales aquellas que se encuentran incluidas en el listado elaborado por el Poder Ejecutivo –el cual fue establecido por el decreto 658/1996- o las que sean consideradas como tales por la Comisión Médica Central luego de cumplir con los procedimientos administrativos respectivos.”

Luego, expresó que “Si bien la actora cuestiona esa etapa administrativa previa, lo cierto es que no identifica enfermedades profesionales ni se ajusta al régimen legal vigente, pues justamente omite indicar las enfermedades de tipo profesional que padecería y considera que debe ser atendida por el sistema de la Ley de Riesgos. Además, del decreto vigente surge el reconocimiento de enfermedades profesionales en hombro/s, várices bilaterales, hipoacusia bilateral, rodillas, pero la actora omite mencionar la patología y las actividades relacionadas con la misma que impliquen ajustarse al régimen vigente.”

Fecha de firma: 01/07/2019 Firmado por: D.R.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.L.G., SECRETARIA Firmado por: A.H.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.O.P., JUEZ DE CAMARA #19839672#238588524#20190701145909984 Poder Judicial de la Nación Por otra parte, estimó que: “… con los elementos obrantes en la causa no es posible establecer un nexo de causalidad adecuado entre las afecciones comprobadas en hombro derecho, hipoacusia bilateral y várices bilaterales y la actividad laborativa desplegada por la actora por cuanto la sola declaración de un testigo no es un medio probatorio idóneo ni suficiente para ello, debiéndose objetivar tales cuestiones mediante una pericia técnica que siquiera se ofreció por la actora que tenía la carga de acreditar los presupuestos fácticos de sus pretensiones”.

Por último, expresó que: “En lo relativo a la dolencia psíquica constatada, observo que el perito la atribuyó a los padecimientos físicos detectados en la actora; siendo que tales dolencias no revisten carácter profesional, por lo que no cabe más que concluir que el padecimiento psicológico de la accionante no resulta indemnizable por la vía intentada.

(LRT).

Pues bien, a fs. 148/154, el experto presentó la pericia médica.

Detalló los antecedentes médico legales, el examen efectuado y los estudios complementarios practicados (electromiograma de los cuatro miembros, ecografía de partes blandas, eco doppler venoso color de miembros inferiores, radiografías de columna cervical, lumbosacra y ambas rodillas).

En sus conclusiones el galeno señaló que la actora es portadora de:

-Hipoacusia bilateral perceptiva inducida por ruido, de constatarse que en el medio laboral el ruido superaba el nivel permitido guardaría una relación causal con el trabajo, la misma le produce una incapacidad parcial y permanente del 2.6% ( dos por cientos con seis décimas) de la total obrera, conforme el baremo de ley baremo de ley 24557 página 368 del Código de Tablas de I.L.d.D.R., Ediciones Depalma 1996:

-varices bilaterales de segundo grado en miembros inferiores; que contraindican la estación de pie, las mismas son de origen congénito pero el trabajo despertó, aceleró y/o agravó las mismas generando una incapacidad parcial y permanente del 10% ( diez por ciento) de la total Obrera para su trabajo de vendedora con escasa deambulación tiene una relación concausal.

La incapacidad precedente se determinó conforme al baremo de Dr. R. página 50. Se ha descontado el porcentaje 10% de concausalidad que corresponde al factor constitucional.

-rigidez de hombro derecho que ha evolucionado con secuelas anatómicas y funcionales de las limitaciones dolorosas de los movimientos e hipotrofia con pérdida de la capacidad funcional que en su conjunto le produce una incapacidad parcial y permanente del 8% (ocho por ciento) de la total obrera guardando relación directa con el accidente sufrido.

Para determinar la incapacidad precedente se procedió de acuerdo al baremo de ley 24557 página 350/351 del Código de Tablas de I.L.d.D.R., Ediciones Depalma 1996.

-Trastorno adaptativo Mixto con ansiedad y estado de ánimo depresivo.

F43.22(309.28) (página 639 DSM IV)que determina, de acuerdo al baremo de ley una reacción vivencial anormal neurótica con manifestación depresiva grado II con una incapacidad parcial del 10% (diez por ciento). Para determinar la incapacidad precedente se procedió de acuerdo al baremo de ley 24.557 página 400/401 del Código de Tablas de Incapacidades Laborativas del Dr.

R...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba