Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - SALA K, 2 de Marzo de 2015, expediente CIV 096936/2007/CA001

Fecha de Resolución 2 de Marzo de 2015
EmisorSALA K

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA K Expediente n º 96.936/2007.

S., N.A. y otros c/ C., P.R. y otro s/ daños y perjuicios

.

Juzgado Nº 3.

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los días del mes de marzo de 2015, hallándose reunidos los Señores Vocales integrantes de la Sala K de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, a fin de dictar sentencia en los autos “Silva, N.A. y otros c/ C., P.R. y otro s/

daños y perjuicios ”, y habiendo acordado seguir en la deliberación y voto el orden de sorteo de estudio, el Dr. A. dijo:

  1. Vienen estos autos a este Tribunal con motivo del recurso de apelación interpuesto contra la sentencia de Primera Instancia dictada a fs.

347/55, expresando agravios la actora en la memoria de fs. 375/78, cuyo traslado no fuera contestado.

Antecedentes

La presente demanda tiene origen en el accidente de tránsito ocurrido 23 de enero de 2006, a las 19.30 hs. aproximadamente, en circunstancias en que el menor J.A.S. circulaba a bordo de una moto Z. 50 por la avenida Buenos Aires de la localidad de Lobos, Provincia de Buenos Aires, haciéndolo el demandado por la calle H..

La colisión se produjo cuando ambos rodados pretendían atravesar la encrucijada.

Los actores endilgaron responsabilidad a la demandada por no respetar la prioridad de paso que le correspondía a la motocicleta por circular a la derecha, reclamando los daños y perjuicios sufridos.

La compañía aseguradora negó los hechos esgrimidos e invocó

la culpa de la víctima, al circular a excesiva velocidad y embestir con Fecha de firma: 02/03/2015 Firmado por: O.J.A., JUEZ DE CAMARA Firmado por: L.B.H., JUEZ DE CAMARA Firmado por: C.A.D., JUEZ DE CAMARA el sector frontal de la moto el lateral derecho trasero del Fiat, infringiendo de tal manera las disposiciones de la ley de tránsito.

Esgrimió asimismo, la culpa “in vigilando” de los padres, solicitando, en definitiva, el rechazo de la demanda con costas.

III- Sentencia.

El Sr. juez de la instancia previa, luego de analizar la prueba colectada en autos, concluyó que la impericia del menor, quien carecía de registro y de edad mínima para conducir, se constituyó en la causa eficiente del daño, materializada en una pérdida del dominio de la unidad, la negligencia en aventurarse al cruce a una velocidad elevada y la impericia de no haber logrado frenar ni evitar de algún modo el impacto que debió prever que indefectiblemente sucedería, configurándose de tal manera la eximente de responsabilidad establecida por el art. 1113 del CC.

En función de lo expuesto, rechazó la demanda con costas.

IV- Agravios.

Contra dicha decisión se alza el accionante, quien sostiene que el a quo ha efectuado una errónea valoración de la prueba producida en autos.

Destaca en primer lugar la arbitrariedad de la sentencia, en tanto el demandado no se ha presentado al proceso y los hechos invocados por la citada en garantía a los efectos de asumir su defensa, como causal exonerativa de responsabilidad, carecen de sentido jurídico.

Entiende, además, que no puede obviarse que al suscribir la aseguradora un acuerdo con los padres del menor, ha reconocido en definitiva, la responsabilidad de su asegurado en el evento dañoso.

Agrega que no se tuvo en cuenta la declaración testimonial de M.Á.F., y la pericial de ingeniería donde se destaca que la moto tenía prioridad de paso.

Fecha de firma: 02/03/2015 Firmado por: O.J.A., JUEZ DE CAMARA Firmado por: L.B.H., JUEZ DE CAMARA Firmado por: C.A.D., JUEZ DE CAMARA Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA K Señala, por último, que si bien el menor, a la fecha del evento tenía sólo 14 años de edad, estaba conduciendo un ciclomotor en un pueblo, donde ello resulta habitual.

Solicita, en función de lo expuesto, se haga lugar a la demanda en todas sus partes.

  1. Analizados los agravios vertidos y valorada la prueba producida a la luz de los principios que inspiran la sana crítica (art.

    386 y 477 del CPCC), habré de propiciar la confirmatoria del decisorio recurrido. Ello, toda vez que, los diversos elementos de convicción incorporados al proceso, permiten determinar que la causa eficiente del daño encuentra fundamento en la conducta de la propia víctima.

    A tal efecto, debe tenerse en cuenta, que no es obligación de los jueces hacerse...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR