Sentencia nº DJBA 157, 63 - LLBA 1999, 1008 de Corte Suprema de la Provincia de Buenos Aires, 13 de Julio de 1999, expediente C 69025

Ponente:Juez PETTIGIANI (SD)
Presidente:Pettigiani-Pisano-Hitters-Laborde-de Lázzari
Fecha de Resolución:13 de Julio de 1999
Emisor:Corte Suprema de la Provincia de Buenos Aires
RESUMEN

Civil y comercial - Daños y perjuicios - Eximición de responsabilidad - Para determinar si concurre o no la situación prevista por el segundo apartado del segundo párrafo del art. 1113, lo que interesa es la idoneidad de la actuación del damnificado (o, en su caso, del tercero) para producir el evento dañoso y, paralelamente, la situación activa o pasiva de la cosa en la producción del hecho. C... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

A C U E R D O

En la ciudad de La Plata, a 13 de julio de 1999, habiéndose establecido, de conformidad con lo dispuesto en el Acuerdo 2078, que deberá observarse el siguiente orden de votación: doctores P., P., Hitters, L., de L., se reúnen los señores jueces de la Suprema Corte de Justicia en acuerdo ordinario para pronunciar sentencia definitiva en la causa Ac. 69.025, “Silva, A.J. y otros contra C., L.G. y otros. Daños y perjuicios”.

A N T E C E D E N T E S

La Sala II de la Cámara Segunda de Apelación en lo Civil y Comercial del Departamento Judicial de La Plata revocó el decisorio de origen que había desestimado la demanda de daños y perjuicios incoada y, en su consecuencia, la admitió.

Se interpuso, por la parte demandada, recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley .

Dictada la providencia de autos y encontrándose la causa en estado de dictar sentencia, la Suprema Corte resolvió plantear y votar la siguiente

C U E S T I O N

¿Es fundado el recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley ?

V O T A C I O N

A la cuestión planteada, el señor Juez doctor P. dijo:

  1. La Cámara a quo hizo lugar a la demanda de daños y perjuicios interpuesta al revocar el fallo que la había desestimado.

    Ponderando las circunstancias que rodearon el accidente, entendió que la demostración de la falta de relación de causalidad entre el accionar del conductor del camión y el daño, a la luz de lo establecido por el art. 1113, ap. 2º del Código Civil se tornaba irrelevante, salvo a los efectos de determinar que la conducta del damnificado fuera configurativo de las causales de exención de responsabilidad previstas. Ello así, en tanto la responsabilidad según sostuvo (fs. 228 vta./ 229) viene impuesta por la ley de una manera objetiva.

    De esta manera desestimó la imputación de imprudencia de la víctima al intentar el cruce en mitad de la arteria en tanto dicho hecho fue notoriamente visible, a punto tal que el conductor le cedió el paso, pudiendo haber ocurrido igualmente en la zona de la esquina. La sola violación de una norma reglamentaria —agregó no sirve para eximir de responsabilidad al dueño o guardián pues el régimen impuesto por el Código Civil se erige sobre el concepto de causalidad. Consideró, además que no podía achacársele al transeúnte el no haberse cerciorado del avance de vehículos por la mano contraria dada su condición de discapacitado y la fluidez del tránsito en una arteria como la calle 66. (fs. 229 vta./230).

    Concluyó, por último, que todas esas circunstancias fueron las que, sumadas a la vibración del caño de escape, provocaron el luctuoso hecho del que le atribuyó absoluta responsabilidad al conductor de la cosa (fs. 230).

  2. Contra este pronunciamiento se alzan los demandados y, a través del recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley que obra a fs. 240/243 vta. denuncian la violación de los arts. 512 y 1113 del Código Civil; 163 incs. 5 y 6; 375; 384 y 474...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA