Siembra en un pueblo de un solo policía y ya le robaron granos por $1,5 millones

 
EXTRACTO GRATUITO

Anteayer, después de que Guillermo Bogetto terminara de sembrar maíz, decidió pasar por uno de los campos donde normalmente acopia granos en silobolsas. Al acercarse se percató que uno de los bolsones con soja estaba abierto a la mitad y con un hueco importante de donde, aparentemente, habían sustraído mercadería."Vi que la bolsa estaba rota y lo único que dije en voz alta fue otra vez nos pasó", contó. Bogetto vive y trabaja junto a su papá y hermano con campos alquilados en el departamento de Castellanos, en Santa Fe, y la escena con la que se topó se la encuentra una o dos veces por año, pero es la primera que los ladrones abandonan la mercadería. El productor trabaja en la zona de Colonia Cello, que tiene unos 300 habitantes y un solo policía, según remarcó, que no alcanza a cubrir la región. A los Bogetto ya le robaron granos por más de $1,5 millones."Si tengo que contabilizar la cantidad de robos que hemos tenido, andan en un total de 70.000 kilos solo de soja y 20.000 kilos de maíz en los últimos tres años", aseveró. Este dato lo calculó tras seis robos importantes, además de hurtos por goteo de 2000 a 3000 kilos por vez. "Te cierran bien la bolsa cuando se van o hacen los cortes en las esquinas en los lugares menos comprometidos", sostuvo.La sospecha de quién o quienes están detrás de los robos pequeños es la misma que manejan otros productores de la zona también afectados con estos delitos. Sin embargo, por la poca tecnología e infraestructura que tiene la policía del lugar no han podido dar con los culpables de los robos grandes."A veces te conviene no decir nada para no agrandar las cosas. No es una sola persona la que roba. Nosotros, que tenemos silobolsas desparramados, lo único que decimos es bueno, se perdió...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA