La sequía fue clave en la desaceleración de la actividad, pero el campo va por la revancha

 
EXTRACTO GRATUITO

"Es uno de los factores que explican la fuerte desaceleración de la economía argentina". Así definió Juan Manuel Garzón, economista de Ieral-Fundación Mediterránea, la influencia de la última sobre las cuentas nacionales. Junto a Ezequiel de Freijo, economista de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Agustín Tejeda, economista jefe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, y Teo Zorraquín, consultor de Zorraquín + Meneses y Asociados, el especialista formó parte del panel que dio inicio a la tercera edición de de LA NACION, en la que se intentó detallar cómo será el panorama en el corto y largo plazo para un sector que rige el devenir de la macroeconomía.Moderados por Eleonora Cole, conductora de LN+ Campo, los economistas coincidieron a la hora de afirmar que las pérdidas por la sequía alcanzaron un punto del PBI. Tejeda detalló que, exactamente, se estima una baja de US$6000 millones, pero agregó que, si se consideran los impactos indirectos y la interrelación con el resto de los sectores de la economía, la pérdida puede incrementarse y estar más cercana a 1,5% del PBI.Garzón explicó que mientras que a principio de año la expectativa era crecer un 3%, actualmente se estima que la cifra rondará el 1%. "Uno de esos dos puntos de baja lo explica el campo. Es un sector que, cuando funciona bien, uno se sienta", graficó.Zorraquín fue más a fondo y explicó que el impacto no es uniforme y varía según la región que se mire. "En la Argentina hay muchos matices, depende de si hablamos del NEA o del centro, donde, en la provincia de Buenos Aires las rentas cayeron hasta un 20%", sostuvo. "Hemos tenido crisis peores, aunque esta ha sido muy dura", reconoció el consultor, y aclaró que en el corto plazo lo que falta en el sector es cashflow. "Falta el dinero, la nafta, los camiones que no están y, en paralelo, las inversiones que quedaron en duda", resumió.De Freijo agregó que el campo es un sector grande en el que los cambios de precios relativos generan distintos impactos. "Hay sectores, como la lechería, que van a tener ajuste hasta que logre incorporar los precios internacionales, mientras que la ganadería viene creciendo muy fuerte y en el primer cuatrimestre exportó un 60% más", explicó.Este panorama hizo que la palabra "retenciones" volviera a la agenda del sector. Para Garzón, restablecer los derechos de exportación sería una decisión negativa. "Mis alumnos de finanzas no encuentran los derechos de exportación en los libros, porque...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA