El separatismo sigue conmoviendo a Cataluña

 
EXTRACTO GRATUITO

El 27 del mes pasado, Cataluña tuvo elecciones parlamentarias y, una vez más, los separatistas les atribuyeron caprichosamente el presunto carácter de referéndum sobre su posible independencia. Con una participación del 77,5%, obtuvieron la mayoría absoluta en el Legislativo catalán, pero no consiguieron el 50% de los votos. Pese a ello, se autoproclamaron legitimados para empujar en dirección hacia la independencia de Cataluña. Una clara mayoría de los catalanes, el 51,7%, no los acompañan. En consecuencia, se está ante un discutible desafío. El conocido sentimiento independentista catalán se ha tonificado a raíz de la dureza de la reciente crisis económica hispana y de las altísimas tasas de desempleo que la acompañan.

El líder de la coalición separatista Junts pel Si, Artur Mas, presidente de Cataluña en funciones, aseguró, manipulando la realidad, que el resultado electoral equivale a haber obtenido un "mandato" para buscar la independencia. Para ello, se ha aliado con una formación radical de izquierda, Candidatura d'Unitat Popular, que obtuvo el 10% de los escaños, pese a que la Constitución española no permite las secesiones. En esa dirección, acaba de informar que pronto dará "una declaración pública anunciando el principio de un proceso político que culminará en la independencia plena", en un "período de transición" que, estima, durará 18 meses. Según asegura, esa transición será "gradual y ordenada" y "no afectará a ninguna de las partes". Sin embargo, España, evidentemente afectada, está decidida a cerrarle el camino.

Para llevar agua a su molino, Mas aseguró: "No podemos esperar más a que el gobierno de España haga lo que han hecho los gobiernos de Canadá y el Reino Unido con total normalidad: dar...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA