Sentencia de Tribunal Superior de Justicia de 26-02-2020

Fecha de Resolución:26 de Febrero de 2020
Emisor:Tribunal Superior de Justicia
 
EXTRACTO GRATUITO
Provincia: Santa Cruz
Localidad: Río Gallegos
Fuero: Tribunal Superior de Justicia -Secretaría Civil-
Instancia: Extraordinaria Provincial Expte. N°: F-2094/16-TSJ
Interlocutorio N°: 659
Actor: FEDERICI JUAN
Demandado: SUCESORES DE ALBERTO GOMEZ Y OTRO
Objeto: LABORAL
Fecha: 26-02-2020
Texto: TOMO XX – SENTENCIA – T.S.J..-
REGISTRO Nº 659
FOLIO Nº 3805/3812
PROT. ELECT. TSS1 001 S.201
En la ciudad de Río Gallegos, capital de la Provincia de Santa Cruz, a 26 días del mes de febrero de dos mil veinte, se reúne el Excmo. Tribunal Superior de Justicia, integrado con los Sres. Vocales, Dr. Daniel Mauricio Mariani, Dr. Enrique Osvaldo Peretti, Dra. Alicia de los Ángeles Mercau, Dra. Reneé Guadalupe Fernández, bajo la presidencia de la Dra. Paula Ernestina Ludueña Campos, para dictar sentencia en los autos: “FEDERICI JUAN c/ SUCESORES DE ALBERTO GOMEZ Y OTRO s/ LABORAL”, Expte Nº F-370/04 (F-2094/16-TSJ). Se fija el siguiente orden de consideración: 1º) Dra. Alicia de los Ángeles Mercau, 2º) Dr. Enrique Osvaldo Peretti, 3º) Dr. Daniel Mauricio Mariani, 4º) Dra. Reneé Guadalupe Fernández y 5º) Dra. Paula Ernestina Ludueña Campos; y las siguientes cuestiones a tratar: PRIMERA CUESTIÓN: Es procedente el recurso de casación interpuesto por la parte actora a fs. 363/367?; SEGUNDA CUESTIÓN: Qué pronunciamiento corresponde dictar?
A la Primera Cuestión la Dra. Mercau dijo:
I.- Que llegan los presentes autos a tratamiento de este Excmo. Tribunal Superior de Justicia, en virtud del recurso de casación articulado por la actora, por intermedio de su letrado apoderado, Dr. Héctor Marcelo Magallan (cfr. fs. 363/367), contra la sentencia dictada por la Excma. Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Laboral y de Minería de la Segunda Circunscripción Judicial obrante a fs. 356/359 vta., que confirmó la sentencia de Primera Instancia. Esta última rechazó la demanda laboral fundada en que el actor no habría logrado acreditar el vínculo laboral que lo uniría con la parte demandada.-
II.- La recurrente funda su recurso de casación en las causales de quebrantamiento de forma, violación de la ley y doctrina legal. Asimismo en la violación al principio de congruencia del artículo 164 del CPC y C, arbitrariedad y absurdo (cfr. fs. 363/364).-
En efecto, afirma que a lo largo del proceso se produjeron importantes incidencias que fueron resueltas de forma inadecuada y que terminaron quebrando las formas sustanciales del proceso laboral establecidas en la Ley N° 1444 (cfr. foja 364), para luego señalar cada uno de los tratos desigualitarios que, a su entender, redundaron a favor de la parte demandada (cfr. foja 364 vta.).-
El primero de esos tratamientos que habrían quebrado las formas sustanciales del procedimiento laboral, gira en torno a la prueba testimonial. Así pues, afirma que a foja 200 la Actuaria le informó al Magistrado de grado que no se habían sustanciado las audiencias de dos testigos -ofrecidos por la codemandada- porque no se habían presentado en la mesa de entradas del Juzgado; y que no obraba en el expediente constancia de notificación para la citada audiencia de uno de ellos (cfr. foja 364 vta.). Continúa relatando que, teniendo en cuenta dicho informe, el Juez interviniente ordenó fijar nueva audiencia testimonial para uno de los testigos, y tuvo presente la falta de notificación del testigo restante (cfr. foja cit.). Señala, al respecto, que el Juez de grado ordenó una nueva fecha para los testigos propuestos por la codemandada, olvidando que a foja 169 se había hecho saber a las partes que deberían confeccionar las cédulas y oficios pertinentes (cfr. foja 365).-
El segundo de los tratamientos a favor de la demandada que lo agravia, se centra en el desistimiento declarado en Primera Instancia de la prueba testimonial ofrecida por la actora. Recuerda, en tal sentido, que a foja 209 la codemandada Gómez peticionó la caducidad de la prueba testimonial de la actora, y que, sin informe actuarial previo, el Magistrado de Primera Instancia resolvió -sin más trámite ni oportunidad- tener al actor por desistido de la prueba testimonial (cfr. foja 365). Agrega que: “El Juez de a quo (sic), a fs. 200, ante una situación igual, no dispone la caducidad de oficio, sino que insta la prueba testimonial de la codemandada, mientras que a fs. 210, hace lugar al pedido de caducidad presentado por la codemandada Gomez…” (cfr. foja 365 vta.). Entiende en tal sentido, que el Magistrado, del mismo modo en que a foja 200 ordenó fijar una nueva audiencia testimonial para un testigo de la codemandada, debió haber: “…actuado y ordenado la producción de la prueba testimonial de la actora.” (cfr. foja cit.).-
Finalmente recuerda que a foja 215 la actuaria informó que no se había sustanciado la audiencia testimonial prevista para uno de los testigos ofrecidos por la codemandada, y que el Magistrado simplemente decidió tomar constancia de ello (cfr. foja cit.).-
Todo ello le permite afirmar que ha logrado demostrar el desvío del proceso en perjuicio del actor, ya que la testimonial es una prueba fundamental que permite acreditar la existencia del vínculo laboral (cfr. foja cit.). Finalmente señala que en el procedimiento laboral reglado por la Ley N° 1444 todo el impulso de la causa le incumbe al Tribunal, y que tal regla fue impuesta por el legislador en virtud del carácter irrenunciable que tienen los derechos del trabajador (cfr. foja 366). Además, agrega que los Magistrados laborales cuentan con amplias facultades ordenatorias e instructorias, y afirma que en definitiva: “…todos los privilegios que el ordenamiento laboral tiene reservado para el Obrero, fueron transferidos en varias oportunidades a la Patronal…” (cfr. foja cit).-
Declarado formalmente admisible el recurso de casación por la Alzada a foja 369 y vta., este Tribunal Superior de Justicia lo declara bien concedido a foja 392 y vta.; y se ponen los autos a disposición de las partes, conforme lo dispuesto en el artículo 8° del Libro I, Título IV, Cap. IV, Sec. 6º, Parágrafo 2º -Re-curso de Casación- del CPC y C, Ley Nº 3453/15 -Decreto Nº 2228/15-, haciendo uso de ese derecho únicamente la codemandada María Magdalena Gómez. (cfr. certif. foja 405).-
En su presentación, expuso los argumentos por los cuales entiende que no corresponde hacer lugar al recurso de casación presentado por su contraparte (cfr. fs. 396/404).-
A fs. 406/410 vta., dictamina el Sr. Agente Fiscal ante este Alto Cuerpo, quien luego de efectuar un estudio de las constancias de la presente causa y la doctrina y jurisprudencia aplicable al caso, concluye que: “…el recurso de casación interpuesto por la actora debe proceder, declarándose nula la sentencia de Cámara.” (cfr. foja 410 vta.).-
A foja 414 se llaman autos para sentencia, pasando a estudio a foja 419.-
III.- Liminarmente debemos analizar una cuestión de cuyo resultado dependerá que ingresemos, o no, al tratamiento del recurso de casación interpuesto: La omisión -por parte de las instancias ordinarias- de pronunciarse respecto de la excepción de falta de legitimación pasiva opuesta por la codemandada.-
IV.- Así pues, de la lectura de las actuaciones se observa que la codemandada Gómez opuso, al momento de contestar la demanda, la defensa de falta de legitimación pasiva y solicitó la citación de terceros (cfr. fs. 61 vta./63). Puntualmente alegó que no le correspondía ser demandada en autos ya que la responsabilidad recaía sobre la Sra. Toledo -codemandada junto con ella- y sobre el Sr. Daniel Fernández y, por tal motivo, pidió la citación de este último como tercero. La Magistrada de Primera Instancia, al celebrarse la audiencia prevista en el artículo 47 de la Ley N° 1444, ordenó correr traslado de dicha excepción al actor (cfr. foja 76 vta.), y dos días después de celebrada dicha audiencia le corrió también traslado de la solicitud de citación de terceros (cfr. foja 78). El actor contestó ambos traslados a fs. 110/111 vta. y peticionó el rechazo de la excepción de falta de legitimación pasiva y de la citación de terceros interpuesta por su contraparte. La Magistrada de grado resolvió la citación de terceros (cfr. foja 145) pero no hizo lo propio con la defensa de falta de legitimación pasiva, algo que necesariamente debía hacer al momento de dictar la sentencia, puesto que en el procedimiento laboral dicha excepción sólo es posible interponerla como defensa de fondo (cfr. Amadeo Allocatti, Director, Miguel Ángel Piropo, Coordinador: “Ley de Organización y Procedimiento de la Justicia Nacional del Trabajo, Ley 18.345 y modificatorias. Comentada, Anotada y Concordada” Ed. Astrea, Buenos Aires, 1990, Tomo 2. págs. 124/125).-
V.- La Cámara, a su turno, tampoco se pronunció sobre la excepción de falta
...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA