Sentencia de Tribunal Superior de Justicia de 16-03-2010

Fecha de Resolución:16 de Marzo de 2010
Emisor:Tribunal Superior de Justicia
 
EXTRACTO GRATUITO
Provincia: Santa Cruz
Localidad: Río Gallegos
Fuero: Tribunal Superior de Justicia -Secretaría Civil-
Instancia: Extraordinaria Provincial E.. N°: E-1.540/06-TSJ
Sentencia N°: 479
Actor: EMPASA S.A.
Demandado: O.J.A. Y OTROS
Objeto: SUMARIO
Fecha: 16-03-10
Texto: TOMO XIII – SENTENCIA – T.S.J..-
REGISTRO Nº 479.-
FOLIO Nº 2.596/2.602
PROT. ELECT. TSS1 003 S.101
Río Gallegos, 16 de marzo de 2010.-
Y VISTOS:
Los presentes autos caratulados: “EMPASA S.A. c/ O.J.A. Y OTROS s/ SUMARIO”, E.. Nº E-18.760/01 (E-1.540/06-TSJ), venidos al Acuerdo para dictar sentencia; y,
CONSIDERANDO:
I.- Que, llegan los presentes autos a conocimiento de este Tribunal Superior de Justicia, en virtud del recurso de casación que interpusiera la parte demandada a fs. 235/251 vta., contra la sentencia dictada por la Excma. Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, L. y de Minería de la Primera Circunscripción Judicial obrante a fs. 225/229, argumentando quebrantamiento de las formas, violación de la ley y arbitrariedad.-
Se agravia la parte demandada en los siguientes términos: “… Que, por el presente se articulan formal recurso extraordinario provincial de casación por violación de la ley sustantiva y adjetiva; por quebrantamiento de las formas sentenciales y por arbitrariedad en la actividad de juzgamiento y aplicación de los artículos 1044, 1047, 1059, 1061, 1062, 1063, 1064, 1065, 1190, 1191, 1192, 2255, 2263, 2264, 2271, 2283 y concordantes del Código Civil, artículos 58, 268 y concordantes de la Ley de Sociedades; y artículos 34 inciso 4º, 164 inciso 6º y concordantes del C.P.C.y C. en los términos previstos por los artículos y ) inciso a) -Recurso de Casación- de la Ley 1687, contra la sentencia definitiva de la Excma. Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, L. y de Minería de la Primera Circunscripción Judicial… Peticionando, en consecuencia, que V.E. case en su totalidad la sentencia aludida, con pérdida de eficacia jurídica, revoque la sentencia de primera instancia en sus puntos 1º) y 2º) y componga positivamente la litis, rechazando la demanda en todas sus partes. O en su defecto case la sentencia de Cámara por quebrantamiento de sus formas, decretando su nulidad y mande juzgar nuevamente por nuevos jueces hábiles conforme a derecho…” (confr. fs. 235). Fundamenta su recurso en las siguientes consideraciones: “A) VIOLACION DE LA LEY SUSTANTIVA Y ADJETIVA: Violación de la Ley. Sentencia Arbitraria” (confr. fs. 241 vta.). Aduciendo que la actividad del sentenciante se inició correctamente cuando analiza el “…vínculo contractual ‘que se constituyera con los comodatarios’. Lo retoma fundamentalmente porque categóricamente entiende y lo destaca, que el solo antecedente invocado por la actora como fundamento de la restitución de bienes reclamados, no puede válidamente ser oponible a los demandados. Esto es, juzga acertadamente que la ya decretada declaración de nulidad del acto no basta para obtener la restitución de las maquinarias reclamadas…” (confr. fs. 242), pero que “…acto seguido, la actividad de juzgamiento se desentiende de la traba de la litis, de lo alegado y probado por las partes, y con un evidente quebrantamiento del acto sentencial, el conocimiento jurisdiccional del contrato celebrado por la empresa actora con los demandados, no comienza lógicamente con base en los términos del mismo, su posibilidad de confirmación o reconducción, naturaleza y término o plazo del contrato, su prueba y alcances, circunstancias todas invocadas por la demandada. Esto es, no atiende las pretensiones esenciales de las partes, particularmente se aparta de los fundamentos expuestos lacónicamente en los términos de la demanda o traba de la litis, sino que el análisis comienza con la pretendida comprobación de la buena fe de los demandados que no fue precisamente objeto de articulación en la demanda…” (confr. fs. 242 vta.). Alega que el objeto de la demanda es “…la restitución de los bienes que detentan los demandados por entender que los retienen sin causa y título alguno. La acción tiene un preciso límite, la pretensión está encorsetada en la nulidad del contrato de comodato decretada. No invocan mala fe de los demandados, ni desconocen la preexistencia del comodato…” (confr. fs. 242 vta./243). Asimismo sostiene que la Excma. Cámara omitió tratar temas esenciales introducidos en la contestación de demanda, tales como la inoponibilidad de sentencia que declara la nulidad del comodato ya que a los demandados jamás se le dio intervención en el incidente que declaró dicha nulidad, como tampoco trató la cuestión alegada por los demandados respecto a que el interventor de la sociedad “…nos intimó a que presentáramos las Rendiciones de Cuentas emergentes del Contrato de Comodato. Cumplimos con tal intimación, le entregamos periódicamente las rendiciones correspondientes y las mismas fueron recibidas sin observaciones por el Señor Interventor Judicial dejándonos copia con constancia de ello…” (confr. fs. 243) las que fueron agregadas por el mismo interventor a la causa “R.C.A. c/ Empasa s/ Acción de Nulidad s/ Incidente Medidas Cautelares” por lo cual “…la falta de expreso tratamiento de cuestión esencial oportunamente propuesta, advierte un notorio déficit sentencial con grave afectación al derecho de defensa de los demandados…” (confr. 243 vta.). Manifiesta que la Excma. Cámara “…no sólo atiende circunstancias no invocadas por la parte actora, sino que a la vez, ha dejado de apreciar hechos esenciales y conducentes invocados por los demandados directamente vinculados con el reconocimiento del comodato por la intervención de la empresa actora…” (confr. fs. 244). Agregando que “…El contrato de comodato fue confirmado por la actuación de los administradores interventores judiciales, porque no existía exigencia legal para que firmara simultáneamente el coadministrador judicial; el artículo 1044 exige que no tuviere la forma exclusivamente ordenada por la ley. No configura un supuesto de nulidad absoluta no susceptible de confirmación…” (confr. fs. cit.), y que esta cuestión fue planteada específicamente al contestar la demanda. Aduce que “…el contrato declarado nulo constituye principio de prueba por escrito para los demandados en la prueba del comodato invocado y consentido por el interventor de la empresa. Ello, conforme a los artículos 1191 y 1192 segundo párrafo del Código Civil, ya que existe un acuerdo privado, que este emana del adversario o de la parte interesada en el asunto que hace verosímil el contrato litigioso…” (confr. fs. 244 vta.). Alega asimismo que “…En el contrato celebrado con fecha 15 de septiembre del año 1997, se estableció plazo de vencimiento o de extinción del mismo, en las cláusulas segunda y tercera… En la cláusula segunda se establece que el comodante dará a los comodatarios los equipos consignados en el anexo nº 1, con el solo fin de cancelar deudas que en concepto de haberes y otros rubros laborales acuerda a los mismos. A su vez, en la cláusula tercera, se especifica que los comodatarios usufructuarán los equipos con el objeto que de lo producido líquido se aplique en forma paulatina y proporcional entre los mismos, a la cancelación del monto de la cláusula segunda…” (confr. fs. cit.). Denuncia que oportunamente los demandados iniciaron demandas laborales -las cuales nombra-, anoticiando al Tribunal que las mismas cuentan con sentencias favorables de Cámara que establecen que a los créditos laborales reconocidos a los actores en esas causas (demandados en ésta) se les deberá deducir la suma correspondiente a las “…sumas percibidas por cada uno de los suscriptos comodatarios como consecuencia del contrato de comodato de fecha 15 de septiembre de 1997 y de acuerdo a las rendiciones acreditadas en las causas mencionadas…” (confr. fs. 245 y vta.). Manifiesta en fin, que “…Encontrándose pendiente el plazo
...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA