Sentencia de Tribunal Superior de Justicia de 22-04-2015

Fecha de Resolución:22 de Abril de 2015
 
EXTRACTO GRATUITO
PROVINCIA: SANTA CRUZ
LOCALIDAD: RIO GALLEGOS
FUERO: TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA
SECRETARIA: PENAL
INSTANCIA: TERCERA
INTERLOCUTORIO Nº:014
OBJETO: RECURSO DE CASACIÓN
FECHA: 22 de abril de 2014.-

AUTOS: “LIMONAU, R.A.S./ Homicidio Simple en Carácter de Autor”, Expte. Nº 3408/12 (L-813/13/TSJ)

Río Gallegos, 22 de abril de 2014.-
Y VISTOS:
Los presentes autos caratulados: "LIMONAU, R.A.S./ Homicidio Simple en Carácter de Autor", Expte. Nº 3408/12 (L-813/13/TSJ), venidos al Acuerdo para resolver; y,
CONSIDERANDO:
I.-) Que, llegan a conocimiento de este Tribunal Superior de Justicia los presentes autos, en razón del recurso de casación interpuesto a fs. 234/239 por el F. de Cámara ad hoc Dr. F.A.C. contra la sentencia dictada por la Excma. Cámara Criminal de la Segunda Circunscripción Judicial obrante a fs. 225/231, que en su parte resolutiva dispone condenar a R.A.L. a la pena de TRES (3) AÑOS Y CUATRO (4) MESES DE PRISIÓN, de cumplimiento en efectivo, con más las accesorias legales y las costas del proceso (arts. 5, 12, 19, 29 inc. 3º, 40 y 41 del C.) como autor penalmente responsable del delito de Homicidio Simple (art. 79 del C.) cometido en la creencia de que actuaba al amparo de la causal de justificación legítima defensa fundado en un error de prohibición vencible (art. 45, 79, 34 inc. 6º y 35 del C.), cometido en la localidad de Las Heras en perjuicio de P.T., el 14 de mayo de 2012.-
Que, el recurso de casación en tratamiento fue concedido por el Tribunal de grado a fs. 252/253, y sostenido en esta instancia a fs. 266.-
Que, conforme la certificación obrante a fs. 268, el Sr. Agente F. ante el Tribunal Superior de Justicia Dr. C.R.E., notificado a fs. 265 Vta., ha mantenido el recurso de casación interpuesto. Por su parte el Dr. D.N.F.D. ante el Excmo. Tribunal Superior de Justicia, notificado en la misma foja mencionada, a fs. 267 no produjo adhesión al recurso impetrado solicitando su rechazo, hallándose vencido el plazo procesal.-
II.-) La F.ía considera que: “... resulta procedente el recurso, en función de la doctrina de la arbitrariedad de las sentencias, claramente sustentada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación...”.-
Argumenta: “... Entiendo admisible la impugnación casatoria planteada, pues si bien se trata de una cuestión de neto corte procesal, a título de excepción, esta debe obtener viabilidad, toda vez que en el caso que me ocupa, el pronunciamiento de Cámara deviene por quebrantamiento de las formas establecidas en el adjetivo, para el dictado de las sentencias. A criterio de esta F.ía, el fallo resulta arbitrario como consecuencia de la absurda valoración de la misma rendida en autos...”.-
Afirma que: “... Básicamente la arbitrariedad de la Cámara Penal fue la de valorar limitadamente la prueba que fue ofrecida por el Ministerio Público F., es decir se violó claramente el debido proceso penal, el principio republicano de gobierno; al no formalizarse una correcta motivación de la sentencia, impidiendo a la víctima llegar a la verdad del proceso a través de una sentencia justa, y de esa forma afianzar la justicia, que proclama el preámbulo de la constitución nacional...”.-
Concretamente se agravia: “... que el fallo recaído en autos, no ha tomado en consideración la totalidad de la prueba producida durante el proceso y ratificada en el debate, adoptando una decisión totalmente arbitraria y contraria al principio de la lógica y la razón suficiente...”.-
Manifiesta: “... Que de las probanzas arrimadas a la causa no existen dudas que existió una discusión entre P.T. y R.L. que derivó en una violenta reacción por parte del imputado conforme a la imputación que oportunamente se atribuyó en la acusación...”.-
Expresa: “... Que en el presente caso, entiendo que no se dan los extremos exigidos por la doctrina y a los fines aplicables al caso citar algunas circunstancias que obstan a la aplicación de la figura en análisis: a) El hecho que P.T. haya sido invitado por “piti” L. a que ingrese a la vivienda en que residen los L., permite determinar que no había intención de T. de ingresar a la misma en búsqueda de agresión a persona alguna; b) El hecho que P.T. se haya bajado a la vivienda desprovisto de todo tipo de armas da cuenta que subjetivamente no pretendía una agresión a persona alguna. C) El hecho que uno de los habitantes de la vivienda le convidara “unos vinos” a T. y O., da cuenta que existía una clara intención de compartir un momento con la familia L. por parte de quienes llegaban a la vivienda y no de propiciar agresión alguna, d) No se pudo determinar con claridad quien fue el que inició la discusión...”.-
Determina: “... Que, en el juicio de debate el citado testigo declara con claridad que no puede determinar quien comenzó la discusión, pero la defensa intentó interpretar que T. fue quien comenzó la misma, desautorizando las palabras que O. prestaba en el juicio, desconociendo los alcances del debate oral, el cual nos permite aclarar circunstancias de la instrucción en el juicio que generaren dudas...”.-
Aclara: “... Que, el Excmo. Tribunal Oral toma el mismo camino equivocado que la defensa, al interpretar que “Entiendo que en la emergencia de obrar R.A.L., en una noche donde la persona con la cual estaba discutiendo había iniciado la discusión y lo agredía verbalmente”...”.-
Se agravia diciendo que: “... En el presente caso existe una desproporcionalidad en el medio empleado por cuando no pudo probarse en autos que P.T. hubiere utilizado un cuchillo para agredir a R.L., por lo que no nos encontramos ante una acción defensiva donde el bien jurídico agredido era la propia vida del imputado...”.-
Por último: “... Que en el caso en análisis, no existe acción alguna que haya quedado probada que dé cuenta que la víctima P.T. haya provocado que la víctima de autos, solo se pudo probar que hubo
...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA