Sentencia de Tribunal Superior de Justicia de 26-11-2015

Fecha de Resolución:26 de Noviembre de 2015
Emisor:Tribunal Superior de Justicia
 
EXTRACTO GRATUITO
Provincia: Santa Cruz
Localidad: Río Gallegos
Fuero: Tribunal Superior de Justicia -Secretaría Civil-
Instancia: Extraordinaria Provincial Expte. N°: C-1.962/14-TSJ
Sentencia N°: 596.-
Actor: COX MARIA DE LOS ANGELES
Demandado: COOPERATIVA DE TRABAJO DE TRANSPORTE AUTOMOTORES CUYO T.A.C LTDA Y OTROS
Objeto: DAÑOS Y PERJUICIOS
Fecha: 26-11-15
Texto: TOMO XVIII – SENTENCIA – T.S.J..-
REGISTRO Nº 596
FOLIO Nº 3.422/3.426
PROT. ELECT. TSS1 012 S.151
Río Gallegos, 26 de noviembre de 2015.-
Y VISTOS:
Los presentes autos caratulados: “COX MARIA DE LOS ANGELES C/ COOPERATIVA DE TRABAJO DE TRANSPORTE AUTOMO-TORES DE CUYO T.A.C. LTDA Y OTROS S/ DAÑOS Y PERJUICIOS”, Expte. Nº 21.397/06 (C-1.962/14-TSJ), venidos al Acuerdo para dictar sentencia y;
CONSIDERANDO:
I.- Que llegan los presentes autos a conocimiento de este Excmo. Tribunal Superior de Justicia en virtud del recurso de casación articulado a fs. 229/230 vta., por el Dr. D.C.M. en representación de la parte actora, contra la sentencia interlocutoria de fs. 215/217 vta., dictada por la Excma. Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, L. y de Minería de la Primera Circuns-cripción Judicial por cuanto declaró desierto el recurso de apelación deducido por la accionante contra la resolución de fs. 192/193 -que había decretado la caducidad de instancia con costas-, por entender que el escrito de expresión de agravios no cumplía con los requisitos básicos que el código de rito exige para ser considerado técnica-mente como una impugnación suficiente, careciendo de una crítica fundada y concre-ta que demuestre el error de la decisión atacada (conf. fs. 216 vta.).-
Contra esta resolución, la parte actora interpuso recurso de casación por la causal de violación de la ley y doctrina legal prevista en el artículo 3° inciso a) de la ley 1687 (conf. fs. 229). El recurrente realizó una reseña del recurso de apelación, indicando los párrafos que del mismo transcribiera la Cámara de Apelaciones en la sentencia, para luego concluir que “…el escrito de apelación contiene una crítica razonada y argumentalmente coherente contra la declaración de caducidad del Juez Inferior, donde no solo se mencionan cuestiones de forma procesal (notificación equivocada), sino cuestiones de fondo, basadas en el tipo de causa que da origen al juicio y situación de la proponente de la demanda” (cfr. fs. 229 vta./230). Señala que a pesar de lo expuesto, la Excma. Cámara concluyó que el escrito de expresión de agravios presentado no reunía los requisitos básicos del artículo 264 del C.P.C y C. (conf. fs. 230). Continúa el actor sosteniendo que en el memorial del recurso de apelación “…Ha mediado un estudio de los razonamientos del J. y se ha demostrado su injusticia para el caso concreto, y su no acuerdo con la ley de forma y de fondo, partiendo ya desde la defectuosa petición de la caducidad, sin indicar por cual parte de las accionadas se requiere, y de la nula notificación a la actora a título personal, cuando resulta que se trata de una representación por apoderado. Y por supuesto que los datos de la realidad de los temas que justifican la demora en el trámite de la prueba de oficio, implican una argumentación coherente, frente al rigorismo formalista del juez ‘a quo’, que no aplicó el mismo a la forma de pedir y notificar la petición de caducidad” (cfr. fs. cit). Señala que “…existen precedentes expedidos por esa misma Cámara, indicando que no debe darse con facilidad por ‘desierto’ un recurso de apelación, sino ‘ser tratados los argumentos de fondo tal y cual lo dispuso en la sentencia registrada al To. XXV-Ro. 927, y lo reitera en el interlocutorio To.CIX- Registro 10421, Fo. 40/42, el 14/12/2012, in re ‘Riera y otro c/Sini’. Es decir, la resolución impugnada al declarar desierto el recurso de apelación, se ha contradicho con la opinión reiterada de esa Cámara en casos que fueron puestos a su examen” (cfr. fs. cit.). Cita doctrina y jurisprudencia que estima aplicables y culmina solicitando que “…se case la resolución recurrida, revocando la misma por contrario imperio, declarando la admisibilidad del recurso de apelación teniéndolo por debidamente fundado, con costas a la peticionante de la caducidad, y resolviendo y disponiendo que los actuados vuelvan a la Excma. Cámara para dictar sentencia sobre el tema” (cfr. fs. 230 vta.).-
Que a fs. 290 y vta., obra interlocutorio de este Tribunal haciendo lugar al recurso de queja planteado por la actora a fs. 20/23, declarando mal denegado el recurso de casación interpuesto, y poniendo los autos a disposición de las partes en los términos del artículo 8º de la ley 1687, haciendo uso de tal derecho solo la parte actora a fs. 295 y vta. (conf. certificación de fs. 297).-
En esta oportunidad, el recurrente se extendió en la explicación de los agravios ya expuestos, reiterando que no se tuvieron en cuenta todas las circunstancias fácticas que rodean la presente causa, en particular que “… la actora en estos actuados tiene una triple condición diferencial que merece atención: a) la de género, por su condición de mujer; b) la de estado físico, por ser la causa concreta de su demanda los graves daños y secuelas que le ha dejado un accidente que padeció cuando era transportada por la empresa demandada que a su vez está asegurada en la firma codemandada; c) los diferentes y alejados lugares donde esas actuaciones procesales debieron y deben ser ejercidas…” (cfr. fs. 295 y vta.).
...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA