Sentencia de Tribunal Superior de Justicia de 23-11-2016

Fecha de Resolución:23 de Noviembre de 2016
Emisor:Tribunal Superior de Justicia
 
EXTRACTO GRATUITO
Provincia: Santa Cruz
Localidad: Río Gallegos
Fuero: Tribunal Superior de Justicia -Secretaría Civil-
Instancia: Extraordinaria Provincial Expte. N°: A-2.003/15-TSJ
Interlocutorio N°: 604.-
Actor: ALMONACID AURORA
Demandado: FLEITAS DORA ELISA
Objeto: S/ DEMANDA LABORAL
Fecha: 23-11-2016
Texto: TOMO XVIII -SENTENCIA- T.S.J..-
REGISTRO Nº 604
FOLIO Nº 3465/3470
PROT. ELECT. TSS1 008 S.161
Río Gallegos, 23 de noviembre de 2016.-
Y VISTOS
Los presentes autos caratulados: “ALMONACID AURORA c/ FLEITAS DORA ELISA s/ DEMANDA LABORAL”, Expte. Nº A-13.077/11 (A-2.003/15-TSJ), venidos al Acuerdo para dictar sentencia; y
CONSIDERANDO:
I.- Que llegan los presentes autos a conocimiento de este Excmo. Tribunal Superior de Justicia, en virtud del recurso de casación interpuesto a fs. 335/351, por el Dr. Alberto José Luciani, en su carácter de letrado apoderado de la parte actora, contra la sentencia dictada por la Excma. Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Laboral y de Minería de la Segunda Circunscripción Judicial obrante a fs. 328/331, por cuanto revoca parcialmente la sentencia de Primera Instancia, rechazando la indemnización de los artículos 1º y 2º de la Ley Nº 25323, del artículo 80 de la LCT y la orden de entrega de las certificaciones laborales.-
La Sra. Aurora Almonacid promovió demanda laboral contra la Sra. Dora Elisa Fleitas, propietaria del comercio Farmacia Nueva Argentina, solicitando el pago de indemnización por despido incausado y por la falta de registración de su empleo. La sentencia de Primera Instancia hizo lugar a la demanda parcialmente, condenando a la demandada al pago de distintos rubros indemniza-torios, entre los que se encontraba la indemnización de los artículos 1º y 2º de la Ley Nº 25323 y la prevista por el artículo 80 de la LCT. Apelada dicha sentencia por la demandada, la Excma. Cámara hizo lugar a su recurso y la revocó en cuanto a las indemnizaciones mencionadas expresamente en el párrafo precedente.-
II.- La actora interpone recurso de casación “…por quebranta-miento de formas (art. 2º Ley 1687) y violación de la ley y doctrina legal (art. 3º incs. ‘a’ y ‘b’ de la ley 1687)…” (cfr. foja 335). Afirma que “…claramente es aplicable al caso de autos el art. 1 de la Ley 25323, ya que la norma en cuestión establece específicamente que el agravamiento indemnizatorio allí establecido se aplica cuando la relación esté sin registrar o este deficientemente registrada…Por lo cual la sentencia de Cámara padece en este aspecto del pronunciamiento de un grave defecto de lógica, ya que a fs. 4 tiene por acreditada que la relación laboral con la actora comenzó en el año 2007, por lo cual las constancias registrales de la demandada eran incorrectas. Por lo cual hay una evidente falla en el razonamiento lógico del pronunciamiento, pues es contradictorio, contrariando de esa manera las reglas de la lógica formal que prohíbe la contradicción en el razonamiento: pues no puede tener por acreditada (sic) un extremo fáctico para luego negarlo. Si la norma en cuestión establece que procede la indemnización mencionada en cuanto se verifique que hay registración laboral incorrecta y ello ha sido probado en autos, correspondía de manera inexorable la aplicación de la norma en cuestión, por lo tanto el pronunciamiento es arbitrario y desprovisto de apoyatura legal…” (cfr. foja 338). Expresa que “En cuanto a [la] no aplicación del art. 2 de la ley 25323 es claramente aplicable al caso de autos, pues esta parte debió litigar y sigue litigando e[n] pos de satisfacer sus créditos laborales, por lo cual no se entiende como pudo haberse decidido en contrario, constituyendo por ende esa decisión una decisión arbitraria y en contra de los (sic) dispuesto en la norma en cuestión…” (cfr. foja 338 vta.). Cita jurisprudencia y doctrina en apoyo a su postura (conf. fs. 339/341). Continúa su recurso manifestando que “La sentencia recurrida considera no aplicable al caso de sutos [sic] lo normado en el art. 80 LCT, por cuanto la demandada acompañó los certificados de trabajo al contestar la demanda”. (cfr. foja 343 vta.). Y argumenta que la resolución viola la norma en cuestión que establece las condiciones de procedencia de la sanción aplicable que se cumplen en esta litis, por lo cual la sanción era aplicable. Señala que consta en autos la intimación en tiempo y forma hacia la patronal; es decir transcurridos treinta días desde la terminación de la relación laboral y el vencimiento del plazo de 48 horas a los fines de la entrega de la documentación laboral en cuestión, siendo a todas luces extemporánea la entrega recién cuando contesta la demanda (conf. fs. 343 vta./344). En este sentido entiende que es un cumplimiento defectuoso y tardío, que no merece ninguna dispensa ni condonación judicial y por lo cual la indemnización es procedente (conf. foja 345 y vta.).-
Declarado formalmente admisible el recurso de casación por la Alzada a foja 353 y vta., este Tribunal lo declara bien concedido a foja 363 y vta., poniéndose los autos a disposición de las partes, conforme lo dispuesto en el artículo 8 del Libro I, Título IV, Cap. IV, Sec., 6º, Parágrafo 2º -Recurso de Casación- del CP C y C, conforme Ley Nº 3453/15 -Decreto Nº 2228/15-, ambas hicieron uso de las facultades que les otorga dicha norma.-
Que a fs. 367/368 vta., la demandada presenta memorial con los alcances previstos en el artículo 8º de del Libro I, Título IV, Cap. IV, Sec. 6º, Parágrafo 2º -Recurso de Casación- del CPC y C, conforme Ley Nº 3453/15 -Decreto Nº 2228/15-, expresando que “…la actora no ha especificado ni aclarado, ni probado en autos, de que modo la relación laboral ‘no estaba registrada’ o ‘lo estaba de un modo deficiente’, y para éste último caso, cuál era la deficiencia de dicha registración. En autos ha quedado demostrado que al momento del despido, la relación laboral se encontraba registrada y no existía ninguna deficiencia, de manera que el agravamiento de la indemnización por esta circunstancia en la forma que lo reclama la actora, resulta improcedente, imponiéndose por ello, el rechazo a este agravio y a su pretensión de reconocimiento judicial a esta doble indemnización.” (cfr. foja 367 vta.). Respecto de la aplicación de lo dispuesto por el artículo 2º de la Ley Nº 25323, afirma que “…el requisito ineludible exigido por la ley para la procedencia del incremento, es que el empleador no le abonare las indemnizaciones. Sin embargo ocurre en autos, que el empleador le abona las indemnizaciones y lo que el empleado reclama en autos, no se trata del pago de las indemnizaciones de los arts. 232, 233 y 245 LCT, sino diferencias de las mismas…En ningún momento se le negó el pago de las indemnizaciones ni tampoco se le dijo que si quería percibirlas que inicie juicio.” (cfr. fs. 367 vta./368). Por último expresa que “La no entrega del certificado de trabajo y certificación de servicios es que torna procedente la indemnización de modo que su acompañamiento al momento de contestar la demanda, viene a demostrar la intención del empleador de cumplir con dicha obligación. Cumplida la obligación de entrega de la certificación que manda el art. 80 LCT la pretensión de indemnización resulta sin dudas un exceso formal, en desmedro del patrimonio del empleador y en beneficio exclusivo del trabajador, constituyendo en la especie una pretensión de enriquecimiento sin causa que no debe ser tolerado en estricto derecho y justicia.” (cfr. foja 368 y vta.).-
La actora presenta memorial a fs. 370/375 vta., reiterando los argumentos esgrimidos en su recurso de casación.-
A fs. 378/380 vta., dictamina el Sr. Agente Fiscal Subrogante ante este Tribunal, quien expresa que “A poco que se avance en el análisis…es dable advertir que el recurrente no ha logrado demostrar que el razonamiento que motiva la solución a la que arriba el aquo presenta vicios o irregularidades de la entidad exigida para dar sustento al remedio casatorio […] Yendo a la cuestión traída a dictamen, y no perdiendo de vista que las situaciones no se resuelven en los hechos con la nitidez que con mayor o menor éxito alcanzan en la norma, pero teniendo como principio rector la buena fe que debe guiar a
...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA