Sentencia de Tribunal Superior de Justicia de 07-06-2018

Fecha de Resolución: 7 de Junio de 2018
Emisor:Tribunal Superior de Justicia
 
EXTRACTO GRATUITO
Provincia: Santa Cruz
Localidad: Río Gallegos
Fuero: Tribunal Superior de Justicia -Secretaría Civil-
Instancia: Extraordinaria Provincial Expte. N°: C-2073/16-TSJ
Interlocutorio N°: 627.-
Actor: CORDERO NATALIA VERÓNICA
Demandado: ABREGU DEL BARCO CESAR F.
Objeto: S/ COBRO DE PESOS
Fecha: 07-06-2018
Texto: TOMO XIX -SENTENCIA- T.S.J..-
REGISTRO Nº 627
FOLIO Nº 3605/3610
PROT. ELECT. TSS1 009 S.181
Río Gallegos, 07 de junio de 2018.-
Y VISTOS:
Los presentes autos caratulados: “CORDERO NATALIA VERÓNICA c/ ABREGU DEL BARCO CESAR F. s/ COBRO DE PESOS”, Expte. Nº C-22823/09 (C-2073/16-TSJ), venidos al Acuerdo para dictar sentencia; y
CONSIDERANDO:
I.- Que en primer término corresponde resolver la excusación formulada por la Sra. Vocal, Dra. Reneé Guadalupe Fernández, que a foja 333 expresa: “Motiva esta decisión el hecho de encontrarme comprendida en la causal prevista en el artículo 17, inciso 7º del Código Procesal Civil y Comercial, por remisión del artículo 30, primera parte, del mismo cuerpo legal, toda vez que la suscripta ha integrado el tribunal que dictó la sentencia de fs. 277/287.”.-
En razón de los motivos que fundan la excusación de la Magistrada, -el haber dictado la sentencia impugnada que viene a este Tribunal a estudio-, encuadrándose en la normativa impuesta por el artículo 17, inciso 7º del CPC y C, en virtud de lo normado en el artículo 30 del citado texto legal, corresponde hacer lugar a la excusación deducida.-
II.- Asimismo llegan los presentes a estudio en virtud del recurso de casación interpuesto a fs. 291/301, por la actora, contra la sentencia dictada por la Excma. Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Laboral y de Minería de la Primera Circunscripción Judicial, obrante a fs. 277/287. Esta última rechazó la acción por cobro de pesos y revocó el fallo de Primera Instancia, obrante a fs. 187/193 vta., que había condenado al Sr. César Fernando Abregú del Barco al pago del cincuenta por ciento (50%) del canon locativo del inmueble que habita el accionado, adquirido por las partes por contrato de compraventa durante su convivencia, previa deducción del cincuenta por ciento (50 %) de la cuota del préstamo hipotecario (conf. foja 193 vta.).-
III.- La Sra. Natalia Verónica Cordero funda su recurso en quebrantamiento de forma y errónea aplicación de la ley en los términos de los artículos 2 y 3, inciso a) del Libro I, Título IV, Cap. IV, Sec. 6º, Parágrafo 2º -Recurso de Casación- del CPC y C, conforme Ley Nº 3453/15 -Decreto Nº 2228/15- y en la doctrina de la arbitrariedad elaborada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación (conf. foja 291).-
Plantea que la sentencia en crisis quebranta las formas que exige todo acto judicial (conf. foja 291 vta.), pues el voto mayoritario resuelve la cuestión en atención a la inexistencia de un contrato de locación, argumento que no habría sido esgrimido en ningún momento por el demandado. De esta forma, estima que la Alzada genera un desequilibrio, violando la defensa en juicio y el principio de congruencia; y convierte a la sentencia en arbitraria (conf. fs. 294 vta./295).-
Expresa que es errónea la aplicación de las normas del contrato de locación, pues la base del derecho generador de la demanda no es tal convenio; sino el uso exclusivo de un bien común y la compensación económica a quien no goza del mismo, equivalente a la mitad del canon locativo (conf. foja 292 vta.).-
Pone de relieve que el voto que lidera la mayoría no da tratamiento fundado a los argumentos vertidos en la demanda y su contestación; basados en la aplicación analógica al caso de las reglas del condominio (conf. foja 293). Esta circunstancia convertiría a la sentencia en arbitraria, según el criterio de la recurrente (conf. foja cit.).-
Agrega que en el resolutorio recurrido se convierte forzada-mente al presente proceso en una ejecución de alquileres; y que se ignoran los hechos que quedaron plasmados como ciertos por ambas partes: la existencia de una unión convivencial, la compra mediante boleto de compraventa de un inmueble y el uso exclusivo por el demandado (conf. fs. 293 y vta. y 295 vta.).-
Aduce que la sentencia en crisis vulnera al artículo 3 del CC y C pues es contradictoria; y carece de motivación y fundamentación adecuadas (conf. foja 296 vta.). Sobre este tema afirma que se ha ignorado el caso concreto y no se ha realizado un esfuerzo en fundar la decisión impugnada (conf. foja 297).-
Plantea que: “El presente recurso de casación se interpone asimismo por errónea aplicación de la ley, pues se aplican las normas de la locación (arts. 1493 ssgtes y ccdtes del Código Civil y 1187 ss. y ccdtes. del Código Civil y Comercial) a una relación jurídica que se rige por las normas de los arts. 1983 ss. y ccdtes del Código Civil y Comercial, por remisión de los arts. 509 ss. y cctes del mismo cuerpo legal.” (cfr. foja cit.).-
Afirma que en el voto de la mayoría no se evidencia qué legislación se aplica al caso, pues el voto se refiere a los artículos 2673 del Código Civil “actual”; 1983 del Código Civil; 1493 ss. y cctes. del Código Civil y entre paréntesis “1187 ss. y cctes. del Código Civil y Comercial”. Sobre esta cuestión, añade que el voto mayoritario debió determinar si para la resolución del caso se utiliza el nuevo Código Civil y Comercial o el viejo Código Civil, pues resulta indispensable determinar a qué ley se somete la resolución del caso, pero no lo hace e inclusive invoca ambas normativas (conf. foja 297 vta.).-
Arguye que la normativa llamada a resolver este caso es el nuevo Código Civil y Comercial por imperio del artículo 7 del CC y C (conf. foja cit.). En atención a lo expuesto argumenta que la disposición que debe actuar para resolver el fondo de la cuestión es el articulo 1984 del CC y C, que dispone la utilización subsidiaria de las reglas del condominio a supuestos de comunidad de bienes (conf. foja 298 vta.).-
También dice que se debe aplicar el artículo 528 del CC y C, que establece como límite a la distribución de los bienes habidos durante la convivencia los principios generales relativos al enriquecimiento sin causa, la interposición de personas y otros que pudieran corresponder (conf. foja 299).-
Entiende que: “La solución otorgada al caso de autos en forma arbitraria, aplicando erróneamente el art. 1187 y ss del Código Civil y Comercial, no sólo es contraria a la expresa disposición del referido cuerpo legal en relación a
...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA