Sentencia de Tribunal Superior de Justicia de 24-02-2015

Fecha de Resolución:24 de Febrero de 2015
Emisor:Tribunal Superior de Justicia
 
EXTRACTO GRATUITO
Provincia: Santa Cruz
Localidad: Río Gallegos
Fuero: Tribunal Superior de Justicia -Secretaría Civil-
Instancia: Única Expte. N°: G-583/05-TSJ
Sentencia N°: 977
Actor: GALLEGUILLO JOSE ALBERTO
Demandado: POLICIA DE LA PROVINCIA DE SANTA CRUZ Y ESTADO DE LA PROVINCIA DE SANTA CRUZ
Objeto: DEMANDA CONTENCIOSO ADMINISTRATIVA
Fecha: 24/02/15
Texto:
TOMO XV -CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO- T.S.J..-
REGISTRO Nº: 977
FOLIO Nº: 2969/2983
PROT. ELECT. TSS1 002 C.151

En la ciudad de Río Gallegos, capital de la Provincia de Santa Cruz, a los 24 días del mes de Febrero de dos mil quince, se reúne el Excmo. Tribunal Superior de Justicia, integrado con los Sres. Vocales, D.. D.M.M., E.O.P., A. de los Á.M. y P.E.L.C., bajo la presidencia de la Dra. Clara S. para dictar sentencia en los autos: “GALLEGUILLO JOSÉ ALBERTO C/ POLICÍA DE LA PROVINCIA DE SANTA CRUZ y ESTADO DE LA PROVINCIA DE SANTA CRUZ S/ DEMANDA CONTENCIOSO ADMINISTRATIVA”, Expte. Nº G-583/05-TSJ. Se fija el siguiente orden de consideración: 1º) Dra. A. de los Ángeles M., 2º) Dr. D.M.M., 3º) Dr. E.O.P., 4º) Dra. P.E.L.C. y 5°) Dra. C.S.; y las siguientes cuestiones a tratar: PRIMERA CUESTIÓN: ¿Es procedente la demanda contencioso administrativa?; SEGUNDA CUESTIÓN: ¿Qué pronunciamiento corresponde dictar?.-
A la primera cuestión la Dra. M. dijo:
I.- Que, a fs. 31/38, el Sr. J.A.G. interpone Demanda Contencioso Administrativa contra la Policía de la Provincia de Santa Cruz y el Estado Provincial, con el objeto de que se declare la nulidad del Decreto Nº 2183/05, el sumario administrativo iniciado en su contra y la Disposición Nº 225-D1-C0/4 del J. de Policía de Santa Cruz, mediante los cuales se lo declara cesante como funcionario policial. Asimismo solicita se condene a la Provincia y a la Policía de la Provincia a reintegrarlo a sus funciones con el grado que poseía al momento de la cesantía con más el ascenso correspondiente y salarios caídos e indemnización, por daño moral.-
Al explicar los hechos que dan fundamento a la presente acción, menciona que ha agotado la vía administrativa, habiendo presentado recurso jerárquico y recurso de alzada, resultando ambos denegatorios de lo solicitado por el actor. Relata que mediante Expediente Administrativo Nº 2398-C/04 “…se me instruye un sumario administrativo por el uso de licencias médicas devenidas como consecuencia de una afección cardíaca en momento de encontrarme cumpliendo tareas propias del servicio…” (confr. fs. 31 y vta.). Agrega que se resolvió arbitrariamente y violando el debido proceso y la defensa en juicio.-
Ante esta situación, interpuso recurso jerárquico ante el Ministro de Gobierno, a los fines que revoque la resolución del J. de Policía. Explica que se resolvió rechazar el recurso intentado, debido a que el actor no solicitó el inicio de carpeta médica, ni se reintegró al servicio luego de finalizadas las licencias pendientes. Asimismo, se dispuso que la afección no fue producida en servicio, ya que, la comisión otorgada, no tuvo carácter oficial.-
Explica que presentó recurso de alzada ante el Poder Ejecutivo, relatando que el rechazo del recurso jerárquico no posee argumentos o fundamentos independientes, que la resolución ministerial contiene “...‘la transcripción y repetición literal de los argumentos de la Disposición 225 impugnada’…” (confr. fs. 31 vta.) ni ha tratado correctamente los fundamentos expuestos en el reclamo jerárquico. Resalta el actor que, en el recurso jerárquico, denuncia una nulidad por la falta de recepción de declaración, la cual no tuvo ningún tratamiento, por lo que aduce que la misma “…es ilegal, pues no se ha pronunciado sobre las pretensiones aducidas en el recurso jerárquico…” (confr. fs. 32).-
A fs. 32 vta. el actor considera que la verdadera razón de su cesantía es “…FALTA DE INCOMPATIBILIDAD DE CARÁCTER CON LA NUEVA CÚPULA INSTITUCIONAL QUE ASUMIÓ EN EL AÑO 2003. ES DECIR MI CARA NO LE CAE BIEN SIN EXISTIR NINGUNA FALTA O INFRACCIÓN QUE PUEDA AVALAR DICHA FALTA DE INCOMPATIBILIDAD…”. Por lo que considera que el sumario deviene nulo por existir una desviación de poder, ya que expresa que no se ha perseguido el interés público, sino que se ha “...utilizado para concretar ‘persecuciones’ o ‘venganzas’ de sus funcionarios…” (confr. fs. cit.).-
Continúa en su escrito de demanda relatando que, respecto al plazo para conformar la falta administrativa de abandono de servicio, “…el Reglamento establece que se debe tener como falta por abandono de servicio a toda inasistencia que SOBREPASE LOS TRES DÍAS, la figura se tipifica al momento de cumplir LOS CUATRO DÍAS…” (confr. fs. 33 vta.). En virtud de entenderlo así, considera el actor que no se ha cumplido el plazo mencionado anteriormente, ya que se inició sumario el día 30/04/04, y no el día siguiente, cuando ya hubiera estado constituida la falta, es decir “…NO ESTABA CONFIGURADA LA FALTA DE ABANDONO DE SERVICIO PUES NO SE HABÍA CUMPLIDO EL PLAZO LEGAL AL MOMENTO DEL INICIO DEL SUMARIO ADMINISTRATIVO (4 DÍAS)…” (confr. fs. cit). También menciona un certificado de estadía expedido por la Comisaría de Río Turbio, con el cual el actor pretende agregar dos días más al plazo de licencia por cada una de las licencias usufructuadas.-
En lo que considera un ataque al debido proceso adjetivo, expresa que se le ha impedido prestar declaración, “…Con fecha 13 de Julio de 2004 solicité al Sr. Instructor del Sumario Administrativo que me conceda una audiencia para la recepción de la declaración indagatoria…” (confr. fs. 34 vta.). Argumenta que no solo no se le concedió la audiencia solicitada, sino que tampoco fue agregado su pedido a la causa administrativa, lo que considera una demostración de arbitrariedad e ilegalidad, ya que ocultaron “…pruebas esenciales a la causa que demostraban la falencia o nulidad del expediente…” (confr. fs. 35).-
Indica el actor que se agregaron al objeto del procedimiento administrativo hechos distintos al inicial, sin ampliar legalmente su investigación o iniciar una actuación por separado, “…de esta manera el Instructor lo que realmente hace es intentar CUBRIR O ENCUBRIR al Sr. J. del Departamento Personal, investigando un hecho o circunstancia distinta al fijado en el decreto dispositivo inicial. Hecho que fuera OMITIDO de investigar por el J. de Personal, al no iniciar las actuaciones sumariales o informativas correspondientes con fecha 07-12-03, al momento de recepcionar la nota de solicitud sobre ese punto interpuesta por esta parte…” (confr. fs. 35 vta.). En este sentido manifiesta que “…con fecha 07 de Diciembre de 2003 presenté al J. del Departamento Personal de la Jefatura de Policía una solicitud para que se confeccione una INFORMACIÓN SUMARIA a los efectos se documente la enfermedad padecida, se reúna una junta médica y se concluya de acuerdo a los certificados médicos respectivos...” (confr. fs. 36). Menciona que el J. del Departamento Personal conoció la situación médica en la que se encontraba el actor, ya que él mismo solicitó al J. de Comisaría de Puerto Deseado y al jefe de reconocimiento médico policial de C.O., le informen acerca de la enfermedad contraída por el actor, y que, a pesar de tomar conocimiento, el J. del Departamento Personal no instruye actuación alguna para determinar el origen de la enfermedad, la incapacidad laboral y el tiempo de tratamiento médico. Continúa el actor relatando que “…el Sr. J. del Departamento Personal MIENTE, porque no es cierto que no podía iniciar actuaciones porque no me encontraba, porque Yo ya se lo había solicitado por escrito para que lo inicie y sus subalternos…ya le habían informado, todo lo referente a mi enfermedad y lugar de producción, por lo que solo una INACCION imputable solo al C.I.A. fue la causal de la falta de instrumentación de la información sumaria para determinar los alcances de mi enfermedad…” (confr. fs. 36 vta.).-
Por último, considera como excesiva la pena impuesta, teniendo en cuenta que la Policía conocía su enfermedad y la gravedad de la misma. Y menciona una desproporción entre “…la sanción impuesta -contenido del acto- y el comportamiento observado por el agente -causa de la decisión disciplinaria-, en este caso ANTE LA AUSENCIA POR ENFERMEDAD SE DECIDE LA CESANTÍA; con lo que existe una violación constitucional, un exceso punitivo y una falta de racionalidad lógico al caso concreto, lo que convierte al acto expulsivo en arbitrario e injusto…” (confr. fs. 37 vta.).-
A fs. 77/85 se presenta el Dr. C.J.R., F. de Estado de la Provincia de Santa Cruz, y contesta demanda. Entiende que, atento la inconducta laboral, se dio inicio a las correspondientes actuaciones sumariales, y que el actor requirió y gozó de las licencias pendientes, sin reintegrarse a sus tareas al finalizar las mismas, por lo que considera que el empleador actuó conforme lo indica la normativa legal.-
Expresa que “…es evidente que la autoridad policial no hizo otra cosa que ejercer las facultades disciplinarias…” (confr. fs. 78 vta.). Señala que el actor trató de justificar su ausencia con una presunta carpeta médica, presentando certificados en forma extemporánea, lo que se opone a lo que expresó mediante nota de fecha 7/12/03, en la cual manifiesta que accede a licencia anual ordinaria para lograr una desconexión laboral. Seguidamente, indica que la presencia del Sr. G. en la localidad donde sufrió su enfermedad, obedecía a cuestiones particulares.-
Continúa relatando que se llevaron adelante todas las medidas exigidas por la ley que garanticen el derecho de defensa, entre las que enumera con especial énfasis, “…que se sustanció el Consejo de Disciplina conforme lo prevé el Art. 245 inciso 2 del Decreto 2091/75… adquiriendo singular importancia como pares jerárquicos al mencionado analizaron objetivamente todos los elementos colectados y ratificaron en pleno dichas conclusiones de la instrucción…” (confr. fs. 79). En este sentido, niega los dichos del actor respecto de haber podido esgrimir su defensa en forma debida, ya que manifiesta que se entregó copia íntegra al Sr. G.
...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA