Sentencia nº 772 de Corte Suprema de Justicia de la Provincia de Tucuman - Sala en lo Civil y Penal, 13 de Agosto de 2007

PonenteAlberto José Brito Héctor Eduardo Aréa Maidana
PresidenteAlfredo Carlos Dato
Fecha de Resolución13 de Agosto de 2007
EmisorSala en lo Civil y Penal

SENT Nº 772

C A S A C I Ó N

En la ciudad de San Miguel de Tucumán, a Trece (13) de Agosto de dos mil siete, reunidos los señores vocales de la Excma. Corte Suprema de Justicia, de la Sala en lo Civil y Penal, integrada por los señores vocales doctores A.C.D., A.J.B. y H.E.A.M., bajo la Presidencia de su titular doctor A.C.D., para considerar y decidir sobre el recurso de casación interpuesto por la parte demandada en autos: "Banco Credicoop Coop. Ltdo. vs. L.R.R. s/ Cobros (sumario)".

Establecido el orden de votación de la siguiente manera: doctores A.J.B., H.E.A.M. y A.C.D., se procedió a la misma con el siguiente resultado:

El señor vocal doctor A.J.B., dijo:

I.-V. a conocimiento y decisión del Tribunal el recurso de casación interpuesto por la parte demandada contra la sentencia de la Sala Ia de la Cámara Civil y Comercial Común, de fecha 06/02/2007 que no hace lugar al recurso de apelación interpuesto por aquélla en contra de la sentencia de primera instancia del 09/6/2006.

  1. Ataca el recurrente la sentencia expresando que no trata debidamente los agravios que fueron vertidos contra la sentencia del inferior. Que si bien no está obligada a analizar todos los argumentos del apelante sino sólo los conducentes, existen argumentos legales y de lógica que son ineludibles al sentenciante y no puede haber sentencia válida y justa sin su análisis. Particularmente, dice, al tratar la cuestión de la ausencia de notificación válida, en la que se agravia de la sentencia del inferior por dar a la notificación de la demanda el valor de notificación válida de la cesión de derechos, la sentencia ignora el tratamiento de argumentos centrales de la cuestión en litigio.

    Que la sentencia se basa en doctrina que asegura que la notificación al deudor cedido puede asumir cualquier forma, sea escrita o verbal, en la medida que haya conocimiento efectivo por parte del deudor cedido. Que su parte afirma que la discusión acerca de la forma o solemnidad que debe revestir la notificación al deudor cedido es inconducente, fútil y fuera de lugar pues, su parte no pretendió discutir acerca de las formalidades de aquélla, que es cuestión de prueba que en definitiva corresponde a la actora y, se desprende del expediente que es cuestión fútil en cuanto no hubo nunca notificación de la cesión: para qué entonces discutir su forma. Que concentrándose en esto último evita la Cámara el tratar el núcleo de sus argumentaciones. Que su argumento es de fondo: no se refiere a las solemnidades de la notificación sino a su curso en tiempo válido, a la existencia misma de la notificación de la cesión como acto que llene las exigencias de fondo de la ley y permita al deudor cedido el ejercicio real de sus derechos. Que el traslado de la demanda no puede ser tenido como oportunidad válida para la notificación de la cesión por ser tardío a todos los efectos de la ley de fondo e ineficaz para permitirle la defensa de sus derechos que no se limitan como parece entenderlo la Cámara en el punto IV, B, de sus considerandos en la oposición de excepciones en un juicio de cobro ejecutivo. Le agravia que la sentencia de primera instancia, en este respecto, afirmara que el perjuicio a su parte no había sido suficientemente probado y de esta manera le exigía indebidamente una prueba que no le correspondía y que de todas formas no hace al fondo de la cuestión de la inoponibilidad de la cesión. Que la Cámara va más allá y afirma que de la circunstancia de la notificación extemporánea no surge perjuicio alguno a la defensa en juicio del demandado (apartado IV-c de sus considerandos). Afirma que no todo los perjuicios son de índole procesal o se expresan en el marco de las defensas del juicio por cobro; que algunos perjuicios son de índole moral, como la imposibilidad de conocer al verdadero acreedor de su deuda y presentarse espontáneamente al pago, y evitar el litigio innecesario o la posibilidad de oponerse a la cesión, derecho acordado por la ley 1461 y ccdts. del CC. Que el fallo viola expresamente la norma del art. 1461 del CC. Que tanto el fallo de primera como de segunda instancia ignoran este argumento basado en un...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba