Sentencia Nº 97 de Secretaría Penal STJ N2, 07-07-2008

Fecha de Resolución: 7 de Julio de 2008
 
EXTRACTO GRATUITO
PROVINCIA: RÍO NEGRO
LOCALIDAD: VIEDMA
FUERO: PENAL
EXPTE.Nº: 22895/08 STJ
SENTENCIA Nº: 97
PROCESADO: ÑANCULEO PEDRO AMÉRICO
DELITO: HOMICIDIO SIMPLE
OBJETO: RECURSO DE QUEJA
VOCES:
FECHA: 07-07-08
FIRMANTES: LUTZ – S.N. – BALLADINI EN ABSTENCIÓN
///MA, de julio de 2008.
VISTO: Las presentes actuaciones caratuladas: “ÑANCULEO, P. s/Queja en: ‘ÑANCULEO, P. s/Homicidio’” (Expte.Nº 22895/08 STJ), puestas a despacho para resolver, y
CONSIDERANDO:

Que la deliberación previa a la resolución (cuya constancia obra a fs. 83) ha concluido con el acuerdo de los señores Jueces que se transcribe a continuación.
Los señores Jueces doctores L.L. y V.H.S.N. dijeron:

1.- Antecedentes de la causa:

Mediante sentencia Nº 2, del 4 de marzo de 2008, la Sala A de la Cámara en lo Criminal de Viedma resolvió -en lo pertinente- condenar a P.A.Ñ. a la pena de diez años de prisión, accesorias legales y costas, como autor del delito de homicidio simple (art. 79 C.P.).

2.- Contra lo decidido, la defensa dedujo recurso de casación, cuya denegatoria motiva la queja en estudio.

3.- Argumentos de la denegatoria:

Al resolver la inadmisibilidad del recurso casatorio, el a quo afirma que no surge del contenido de la presentación efectuada por la defensa la arbitrariedad que argumenta, ni advierte un notorio vicio en el razonamiento para que torne admisible su procedencia. Agrega que la parte sólo reedita cuestiones de hecho y de derecho que fueron oportunamente valoradas por el Tribunal y que intenta esta vía excepcional más bien por un disenso subjetivo con la solución dada en la sentencia. A ello suma que nada logra demostrar los vicios esenciales que presentaría el fallo en ///2.- crisis, por lo que concluye que se debe desestimar su presentación para terminar en el menor tiempo posible con la incertidumbre que todo proceso penal conlleva (conforme reiterado criterio sustentado por este STJ).

4.- Argumentos de la queja:

Por su parte, la defensa de P.A.Ñ. alega que la sentencia recurrida es arbitraria, vicio verificable en sus fundamentos, pues ha realizado una valoración de la prueba con un razonamiento que choca con las reglas de la lógica, la experiencia y la sana crítica racional. Afirma además que el a quo no ha analizado ninguna de las argumentaciones en las que se estructuraba en recurso casatorio, por lo que se privó de justicia a su asistido. En especial, remarca que nada se dijo respecto de la violación al principio de congruencia y la arbitrariedad en la valoración de la prueba.

Luego la quejosa efectúa una reseña de los antecedentes de la causa y el hecho imputado y reitera parte de los motivos esgrimidos en su presentación casatoria. En lo esencial, aduce que la Cámara ha violentado las reglas de la sana crítica racional y evidencia arbitrariedades respecto de las testimoniales brindadas por J.S.M., H.H., H.R. y J.L.J.. También ataca el informe efectuado por el Jefe de Bomberos, en virtud de que éste carece del rigor de un verdadero peritaje. Señala que dicho informe -en virtud de que en él se trascriben las manifestaciones de las personas que fueron protagonistas de los hechos y de quienes oficiaban de testigos- denota la animosidad puesta de manifiesto en la ///3.- narración respecto de su defendido. Afirma también que un peritaje requiere debida fundamentación y que no existan otras pruebas que desvirtúen el dictamen o lo hagan dudoso o incierto. Ello toma mayor relevancia, sostiene, por cuanto es el elemento de prueba más valioso para el sentenciante.

Luego de describir la vivienda siniestrada y el material con que estaba construida, concluye que es dificultoso determinar dónde y cómo se inició el fuego (si fue desde fuera o dentro de la vivienda), que nadie vio cómo ocurrió, y que el alcohol le jugó una mala pasada al grupo de leñateros. En tal sentido, argumenta que tal vez todo comenzó por una patada a la olla con la que estaban cocinando dentro de la tapera, en un accionar imprudente; asimismo, afirma que Ñ. estaba prácticamente “knock-out” a causa de los palazos que le había dado M., lo cual dificulta despejar todas las dudas y las brechas existentes en el caso.

La defensa también alega que, al valorar de manera parcial la prueba producida, se cae de manera inexorable en la arbitrariedad, y expresa que, si bien la sentencia está correctamente hilvanada, prescinde de elementos fácticos obrantes en autos que demuestran fehacientemente su postura, es decir, que la prueba de cargo no enerva el principio constitucional de inocencia. Finalmente, dice que el rechazo de la casación padece de vicios propios por falta de la debida fundamentación, y cita jurisprudencia que entiende acorde a la temática bajo estudio.

5.- Fundamentación jurídica:
///4.
Adelantamos que los argumentos desplegados por la señora Defensora Oficial no logran conmover la decisión de la Cámara Primera del Crimen, por lo que deberá rechazarse el planteo recursivo.

En efecto, este Cuerpo viene sosteniendo de manera reiterada que “la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA