Sentencia Nº 95 de Secretaría Penal STJ N2, 12-06-2018

Fecha de Resolución:12 de Junio de 2018
 
EXTRACTO GRATUITO
///MA, 12 de junio de 2018.
VISTO: Las presentes actuaciones caratuladas: “M., J. s/Homicidio agravado s/Juicio s/Casación” (Expte.Nº 29339/17 STJ), puestas a despacho para resolver el recurso extraordinario federal interpuesto a fs. 433/441 vta., concluida la deliberación previa de los señores Jueces, y
CONSIDERANDO:
1. Que, mediante Sentencia Nº 330, del 4 de diciembre de 2017, este Superior Tribunal de Justicia declaró mal concedido el recurso de casación de la Defensa y, consecuentemente, confirmó la Sentencia Nº 69/17 de la Sala B de la Cámara en lo Criminal de Viedma, que había condenado a J.M. a la pena de prisión perpetua, accesorias legales y costas, como autor penalmente responsable del delito de homicidio calificado por el vínculo (arts. 45, 79, 80 inc. 1º y ccdtes. C.P.).
Contra lo decidido, el causante presenta una apelación in forma pauperis, por lo que se da intervención al señor Defensor Penal doctor P.J.V., quien interpone recurso extraordinario federal (fs. 433/441 vta.), que la señora Defensora General sostiene a fs. 443/446 vta. y el señor F. General contesta a fs. 450/454, no así la querellante particular, no obstante estar notificada del traslado conferido.
2. Que el doctor V. da cuenta de los requisitos de admisibilidad del recurso, luego de lo cual reseña los antecedentes de la causa y los agravios de su recurso de casación, centrados en la errónea y arbitraria valoración de la pericial toxicológica y la errada calificación jurídica, en tanto cabía la aplicación al caso de las circunstancias extraordinarias de atenuación.
Para sustentar la presentación en estudio, critica el tratamiento dado por este Tribunal a sus planteos, pues habría incurrido en errores de razonamiento que lo llevaron a conclusiones equivocadas. En primer lugar, refiere que ha ignorado arbitrariamente las alegaciones acerca del consumo de alcohol y cocaína por parte de su asistido al momento de los hechos y la incidencia que ello habría tenido en su conducta, y reedita los argumentos que había desplegado en la casación, con base en diversas pruebas y en bibliografía especializada en medicina legal, que cita.
/// En relación con el segundo agravio, aduce la arbitraria exclusión de las razones esgrimidas en su alegato para pedir la aplicación de una pena atenuada, dada la especial circunstancia en que se encontraba M. al cometer el ilícito, por el efecto de las sustancias referidas en su estado de conciencia. Sobre el punto, afirma que se ha descartado...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA