Sentecia definitiva Nº 94 de Secretaría Penal STJ N2, 08-05-2017

Fecha de Resolución: 8 de Mayo de 2017
Emisor:Secretaría Penal STJ nº2
 
EXTRACTO GRATUITO
///MA, 8 de mayo de 2017.
VISTO: Las presentes actuaciones caratuladas: “ZAPATA, J.A. y M., M.A. (mp) s/Robo agravado s/Casación” (Expte.Nº 28506/16 STJ), puestas a despacho para resolver el recurso extraordinario federal interpuesto a fs. 79/91 vta., concluida la deliberación previa de los señores Jueces, y
CONSIDERANDO:
La señora J.a doctora A.C.Z. dijo:
1. Antecedentes de la causa:
1.1.Mediante Sentencia Nº 128, del 31 de mayo de 2016, este Superior Tribunal de Justicia declaró mal concedido el recurso de casación interpuesto por la señora Defensora Penal doctora M.S. y la señora Defensora de Menores doctora M.E.A.Á. en representación de M.A.M. y, en consecuencia, confirmó en todas sus partes la Sentencia Nº 25/16 de la Cámara Primera en lo Criminal de General Roca que, en lo pertinente, le había impuesto al nombrado la pena de cuatro años y seis meses de prisión efectiva, accesorias y costas, respecto de los delitos por los cuales había sido declarado penalmente responsable a título de autor, calificados como robo agravado por haber sido cometido en despoblado y con armas cuya aptitud para el disparo no pudo tenerse de ningún modo acreditada, en concurso real con abuso sexual con acceso carnal cometido por dos personas con armas (arts. 4º Ley 22278, y 29, 167 inc. 1º, 166 inc. 2º tercer párrafo, 55 y 119 tercer párrafo apartado d C.P.). Asimismo le había fijado, en carácter de pena única, la de siete años de prisión efectiva, accesorias legales y costas, y había dispuesto que, hasta la firmeza del fallo, el procesado “permanezca alojado en el lugar donde actualmente se encuentra como medida de seguridad, tutelar/curativa, bajo las mismas condiciones, debiendo intensificarse el dispositivo terapéutico psicológico, tendiente a trabajar -principalmente- los riesgos en reincidencia en delitos de contenido sexual, reduciéndolos o minimizándolos, con informes mensuales sobre su evolución”.
1.2. Contra lo resuelto las funcionarias mencionadas interponen conjuntamente recurso extraordinario federal (fs.79/91 vta.), que la señora Defensora General sostiene a fs. 100/105, y del cual se corre traslado a la F.ía General, que este organismo contesta a fs. 107/111 vta.
/// 2. Agravios del recurso extraordinario federal:
Las recurrentes refieren cumplir las condiciones formales de admisibilidad del recurso extraordinario federal, reseñan los antecedentes de la causa y los argumentos del recurso de casación, y luego alegan que el fallo de este Superior Tribunal deviene arbitrario por cuanto transgrede el derecho de defensa en juicio y el debido proceso legal (arts. 1, 18 y 75 inc. 22 C.Nac.; art. 8.2.h CADH y 14.5 PIDCyP).
Como primera cuestión plantean que la sentencia no ha tratado los agravios expuestos, sino que ha formulado consideraciones genéricas y declarativas, sin realizar un análisis integral de la resolución condenatoria, lo que importa -además- una vulneración de lo normado por el art. 200 de la Constitución Provincial, pues carece de fundamentación razonada y legal.
En lo que hace al fondo del asunto, expresan que la decisión de la Cámara ha constituido un ejercicio jurisdiccional extra petita, en razón de que se aplicó al joven M. una pena ampliamente superior en cantidad y modalidad respecto de la solicitada por el acusador público, quien había requerido tres años de prisión en suspenso y reglas de conducta y -en carácter de pena única- cuatro años y seis meses de prisión, mientras que el sentenciante impuso la de siete (7) años de prisión efectiva. Sostienen que tal pronunciamiento debe ser anulado y fundan su reclamo en el precedente sentado por la Corte Suprema de Justicia en los autos “Amodio” (votos de los doctores L. y Z.. En este orden de ideas, añaden que el Tribunal abandonó su condición de árbitro para ser un acusador adicional.
Como segundo agravio alegan que imponer una pena apartada del mínimo legal previsto para el delito en grado de tentativa ocasiona en el caso daños de imposible reparación ulterior, puesto que se violentan los principios de legalidad, equidad, igualdad ante la ley, seguridad jurídica, estricta necesidad, última ratio, intervención subsidiaria, proporcionalidad mínima, trascendencia mínima, humanidad o proscripción de la crueldad, pro persona e interés superior del niño.
Sobre el punto aducen que su pupilo era menor de edad al momento de cometer los hechos que se le endilgan, por lo que tendría que haber sido absuelto de acuerdo con las reglas y principios propios del régimen penal juvenil o, subsidiariamente, debería haberse aplicado una medida socioeducativa de las previstas por la Ley D 4109 de Río Negro, que no fue tomada en cuenta. Añaden que su defendido ha logrado la resocialización, por lo que en el
///2. caso se verifica un supuesto de gravedad institucional y, por ende, el remedio intentado es...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA