Sentencia Nº 93 de Secretaría Causas Orginarias y Constitucional STJ N4, 19-09-2018

Fecha de Resolución:19 de Septiembre de 2018
 
EXTRACTO GRATUITO
///MA, 19 de septiembre de 2018.
Habiéndose reunido en Acuerdo los señores Jueces del Superior Tribunal de Justicia de la Provincia de Río Negro, doctores Sergio M. BAROTTO, Ricardo A. APCARIÁN, Adriana C. ZARATIEGUI, Liliana L. PICCININI y Enrique J. MANSILLA, con la presencia del señor Secretario doctor Ezequiel LOZADA, para el tratamiento de los autos caratulados: "MORALES, CLAUDIA VANESA C/ CLUB VILLA MITRE S/ AMPARO (c) S/ APELACION" (Expte. Nº 29832/18-STJ-), deliberaron sobre la temática del fallo a dictar, de lo que da fe el Actuario. Se transcriben a continuación los votos emitidos, conforme al orden del sorteo previamente practicado.
V O T A C I Ó N
El señor Juez doctor Sergio M. BAROTTO dijo:
ANTECEDENTES DE LA CAUSA
Llegan estas actuaciones a resolver en virtud del recurso de apelación interpuesto a fs. 34 y fundado a fs. 45/48 por la amparista, Sra. Claudia Vanesa Morales, con el patrocinio letrado del Dr. Oscar Pablo Hernández, contra la sentencia dictada por la Sra. Jueza a cargo del Juzgado de 1º Instancia en lo Civil, Comercial y de Minería N° 1 de la II Circunscripción Judicial, Dra. María del Carmen Villalba, obrante a fs. 27/31, que declaró inadmisible la acción de amparo incoada por la aquí recurrente, en representación de su hijo jugador de fútbol de 17 años de edad, contra el Club Villa Mitre de la Liga del Sur de Bahía Blanca, Provincia de Buenos Aires, a fin de que le otorgue el pase definitivo para poder jugar al fútbol en el Club de la Liga Confluencia de Río Negro (zona de residencia).
Para así decidir, la Jueza a-quo consideró que los hechos que motivan la presente exceden el marco de la excepcional acción de amparo, toda vez que el derecho alegado por la amparista no aparece como cierto y nítido, encontrándonos frente a una cuestión que luce controvertida, máxime cuando la accionante pretende que se le garantice a su hijo un derecho en expectativa a jugar profesionalmente en algún club de su ciudad de residencia, sin haber acreditado que el joven tenga la concreta posibilidad de ingresar a uno.
La magistrada destacó que surge del informe del Presidente del Club Villa Mitre de fs. 19/20 y 25 que el joven se desempeña en la Institución pero no existió pedido formal respecto a su pretensión de pase.
A su vez, señaló que del texto de la carta documento obrante a fs. 14 (aportada por la amparista) no surge una negativa al otorgamiento del pase definitivo del joven; observándose la existencia de una controversia entre las partes respecto a los gastos en los que incurrió el Club durante los años de estadía en la Institución (alojamiento, comida y educación).
La Jueza a-quo coincidió con el criterio dictaminado a fs. 24 por la Sra. Defensora de Menores, en tanto aquella reparó en que la acción de amparo no tiene por finalidad facultar a los jueces a sustituir los trámites y procesos ordinarios cuando no se verifican los recaudos condicionantes para su procedencia; remarcando que la discusión planteada en el sub examine amerita un proceso de conocimiento que excede el marco de las presentes actuaciones.
La sentenciante concluyó que el criterio adoptado aquí no constituye un desconocimiento de los derechos que pudieran corresponderle al joven ni un pronunciamiento sobre el fondo de la cuestión, entendiendo que queda a salvo el derecho de la amparista de recurrir a otros remedios judiciales o extrajudiciales que estime convenientes para lograr que sus intereses sean satisfechos.
A fs. 45/48 al fundar el recurso de apelación la amparista denuncia la existencia de una situación de arbitrariedad e ilegalidad manifiesta que fue convalidada en la sentencia impugnada, subrayando que se verifica una clara violación de derechos de raigambre constitucional y convencional que se mantiene sin solución a la fecha. Entiende que frente a dicho cuadro no resulta necesaria una indagación más profunda ni someter la cuestión a un proceso más amplio con prolongación en el tiempo, máxime cuando se corre el riesgo de causarle a su hijo futbolista perjuicios graves e irreparables.
Precisa que el joven no suscribió contrato de trabajo alguno con el Club Villa Mitre, tampoco percibía remuneración y que debe ser encuadrado en el estatuto jurídico de los aficionados.
Agrega que su familia es oriunda de la ciudad de General Roca, localidad donde actualmente el joven de 17 años reside junto a su pareja y su hija de 2 años de edad, habiéndose traslado desde...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA