Sentencia Nº 862/06 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2007

Fecha de Resolución:15 de Agosto de 2007
 
EXTRACTO GRATUITO

SC-862.06-15.08.2007

En la ciudad de Santa Rosa, capital de la provincia de La Pampa, a los 15 días del mes de agosto del año dos mil siete, se reúne la Sala A del Superior Tribunal de Justicia integrada por su presidente, Dr. Julio A. PELIZZARI y por su vocal, D.E.D.F.M., a efectos de dictar sentencia en los autos caratulados:“DIRECCIÓN GENERAL DE RENTAS c/ PELLEGRINI, H.C.s. y EMBARGO PREVENTIVO”, expediente Nº 862/06, registro Superior Tribunal de Justicia, Sala A, del que -

RESULTA:

Que a fs. 135/142 el Dr. R.V.C., apoderado de la parte demandada, interpone recurso extraordinario provincial en los términos de los incisos 1) y 2) del art. 261 del C.P.C.C. contra la sentencia de la Sala 1 de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, L. y de Minería de la Primera Circunscripción Judicial, que a fs. 131 resolvió: “Confirmar la caducidad de instancia, modificando la imposición de costas que se cargan en ambas instancias por su orden.”- Acredita el cumplimiento de los recaudos formales, y fundamenta el recurso interpuesto contra la sentencia de la Cámara de Apelaciones aduciendo que ésta no constituyó una “derivación razonada del derecho vigente, sino el producto de la voluntad individual del juzgador basándose ‘en lo resuelto con anterioridad… en casos análogos’(fs. 135vta.)- Relata la situación fáctica de la causa diciendo que el Tribunal de Alzada absolvió de la imposición de costas a la parte actora en la incidencia de caducidad de instancia articulada por la demandada en evidente violación de la ley de forma que rige la materia, esto es el art. 298 del Código Procesal Civil, ya que directamente no la aplicó y esto influyó sustancialmente en la parte dispositiva de la sentencia en lo que hace al mencionado rubro.-

Dice también que el fallo recurrido formula una interpretación incongruente con su propia doctrina en numerosos precedentes y en “casos análogos”. Que incurre en falta de fundamentación legal y no aplica al caso la norma que corresponde violando, de esta manera, lo dispuesto por el art. 35 inc. 5° del Código Procesal Civil y Comercial.-

Sostiene que la decisión de la Cámara no indica ni la norma en la cual sustenta el decisorio, ni los “casos análogos” a los que se refiere y su vinculación con los hechos, las partes o la ley aplicable al supuesto en examen, circunstancia que le permite calificar lo resuelto como “contra legem” del artículo 298 del C.P.C.C. que establece que en caso de declararse la caducidad de la instancia las costas del proceso serán a cargo del actor.-

Manifiesta que la misma Sala que dictó la sentencia atacada ha fallado en un pleito similar condenando en costas a la parte actora y que tal circunstancia sería evidentemente contradictoria con la fundamentación dada por la Cámara cuando invoca “... lo resuelto con anterioridad... en casos análogos”.-

Afirma que el art. 298 del C.P.C.C. establece el criterio objetivo de la derrota para determinar las costas y no admite excepciones de ninguna naturaleza. Agrega que, no obstante ello, en el supuesto caso que, en concordancia con el art. 62 del mismo cuerpo normativo, se interpretara la posibilidad de eximir de las costas al litigante vencido, tampoco se darían los requisitos pues es ineludible obligación del juez expresar tal decisión “mediante resolución fundada, bajo pena de nulidad”,extremo que no se ha cumplido en el fallo recurrido.-

Sostiene que en el supuesto caso que se pudiera creer que la Cámara de Apelaciones estimara que existía alguna causa que pudiera relevar al actor de la imposición de costas, tal inferencia queda desvirtuada por el propio texto del fallo al afirmar que no importa un abuso de derecho la circunstancia que el expediente hubiese estado retirado por la parte demandada por el término de la caducidad. Cita precedentes de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA