Sentencia Nº 85 de Secretaría Penal STJ N2, 08-06-2010

Fecha de Resolución: 8 de Junio de 2010
 
EXTRACTO GRATUITO
PROVINCIA: RÍO NEGRO
LOCALIDAD: VIEDMA
FUERO: PENAL
EXPTE.Nº: 23909/09 STJ
SENTENCIA Nº: 85
PROCESADO: C.G.J.
DELITO: HOMICIDIO CULPOSO AGRAVADO POR LA CONDUCCIÓN IMPRUDENTE DE UN VEHÍCULO AUTOMOTOR
OBJETO: RECURSO DE CASACIÓN
VOCES:
FECHA: 08/06/10
FIRMANTES: S.N. – LUTZ – BALLADINI EN ABSTENCIÓN
///MA, de junio de 2010.

Habiéndose reunido los señores miembros del Superior Tribunal de Justicia doctores V.H.S.N., L.L. y A.Í.B., con la presidencia del primero y la asistencia del señor Secretario doctor W.A., en las presentes actuaciones caratuladas: “CONTRERAS, G.J. s/Homicido en accidente de tránsito s/Casación” (Expte.Nº 23909/06 STJ), y concluida la deliberación, se transcribe a continuación el acuerdo al que se ha arribado en atención a las prescripciones del art. 439 del Código Procesal Penal (Ley P 2107), con el planteo de la siguiente:
-
C U E S T I Ó N

¿Es procedente el recurso deducido?

V O T A C I Ó N
El señor J. doctor V.H.S.N. dijo:

1.- Antecedentes de la causa:

1.1.- Mediante Auto Interlocutorio Nº 156, del 10 de junio de 2009, la Cámara Primera en lo Criminal de la IVª Circunscripción Judicial resolvió confirmar la sentencia de sobreseimiento de fs. 103/108 en tanto dispuso desincriminar a G.J.C. del delito de homicidio culposo agravado por la conducción imprudente de un vehículo automotor (fs. 120/123 y vta.).

1.2.- Contra lo así decidido, el señor F. de Cámara doctor R.A.M. dedujo recurso de casación (fs. 124/126 y vta.), que fue declarado admisible por el tribunal de grado inferior (fs. 128/129) y por este Cuerpo (fs. 138/139).

///2.
1.3.- Luego se dispuso que el expediente quedara por diez días en la Oficina para su examen por parte de los interesados, y a fs. 143/149 amplía fundamentos el señor F. General doctor E.N.E..

1.4.- Realizada la audiencia prevista por los arts. 435 y 438 del código adjetivo con la asistencia del señor F. General, los autos han quedado en condiciones para su tratamiento definitivo.

2.- Argumentos del recurso de casación:

El recurrente comienza reseñando el caso y refiriendo las presunciones de los arts. 50 y 64 de la Ley 24.449.

Luego afirma que el conductor del vehículo (imputado) y los demás ocupantes del Fiat divisaron a la víctima. El primero dijo que circulaba a 80 km/h, mientras que el testigo J.O.C. que lo hacía a 80 ó 90 km/h.

Menciona asimismo el croquis policial, las tomas fotográficas, los carteles de límite de velocidad, el hecho de que la zona es urbana (art. 51 inc. 1 Ley de Tránsito), la prohibición de cruzar la línea amarilla divisoria de las manos de circulación y los daños del automotor.

A continuación sostiene que luce como prematura la decisión de sobreseer sin un peritaje, y que no pueden obviarse cuestiones vitales al resolver. Afirma así que se omitió el conocimiento de la Ley de Tránsito sobre velocidades máximas, prohibiciones y presunciones, y se eximió de culpa a un conductor con tanta impericia que no dominó su automotor y volanteó trasponiendo la mano contraria, cuando en realidad se advierte su imprudencia (exceso de velocidad, violación de normas de tránsito al
///3.- cruzar la doble línea amarilla), impericia y negligencia al realizar tal maniobra.

A lo anterior suma que no advierte que el Tribunal demuestre certeza negativa, y que tanto es así que la decisión no pudo ser unánime, lo que sugiere que el asunto al menos genera dudas y ameritaba proseguir con las investigaciones y arribar al plenario.

Alega además que la única medida investigativa seria que ha tomado el instructor es ordenar peritar a una agente de policía, cuando este homicidio culposo requería que fuese un especialista en la materia.

4.- Dictamen del señor F. General:

4.1.- En su ampliación de fundamentos (presentación de fs. 143/149), el doctor E. anticipa coincidencias con la fundamentación jurídica y el análisis del señor F. de Cámara, el que da por reproducido brevitatis causa.

Posteriormente refiere la “confesión” del imputado, los testigos, los carteles, las fajas reductoras, la línea amarilla, el peritaje, los tiempos que insume el desplazamiento de los protagonistas por las distancias en juego y las mediciones que posibilitan la determinación de las reacciones posibles. Sobre tal base, estima incorrecta y arbitraria la decisión que impugna, por absurdidad, arbitrariedad y manifiesto error en el análisis del caso.

Cita los arts. 41, 50 y 64 de la Ley 24449, y menciona que el a quo incurrió en un yerro jurídico al dejar de lado la ley específica.

También afirma que se trata de una decisión manifiestamente contraria a la ley, en función de los
///4.- elementos acreditados en la causa, de modo tal que se ha obrado con arbitrariedad y concreta absurdidad, a partir de un proceso de construcción del acto visiblemente contrario a la lógica, en el que se ha incurrido en un defecto importante de motivación y fundamentación jurídica.-
Finalmente, solicita que se admita la argumentación esgrimida, se case la sentencia y se anule la decisión recurrida, con remisión d el proceso al Tribunal que corresponda para su trámite.

4.2.- En la audiencia realizada por este Cuerpo, aduce que el fallo contiene graves deficiencias de orden conceptual y defectos de motivación y de apreciación de la prueba. Señala que al primer voto del doctor D., que propone la no-confirmación del sobreseimiento, sigue el del doctor B., que no tiene desarrollo suficiente en un tema que trata una muerte y no considera elementos decisivos para resolver la causa, de modo que resulta contrario a toda lógica.

Reitera los argumentos de su escrito de mantenimiento y, por las razones dadas, solicita que se revoque el sobreseimiento, porque ha sido apresurado, contiene defectos de motivación y resulta arbitrario e injusto.

5.- Hecho imputado:

El acta de declaración indagatoria (fs. 81/82) dice que se le atribuye el hecho “[o]currido en fecha 29 de mayo de 2008, aproximadamente a las 07:30 hs. en la localidad de Barda del Medio, en Ruta Nac. 151, km. 31, en intersección con Ruta Pcial. 69; en tal circunstancia en oportunidad que el imputado G.J.C. conducía un vehículo
///5.- Fiat Uno, dominio FCV-529, haciéndolo en sentido Norte-Sur y, por falta de atención en la conducción del vehículo, impactó con la parte frontal del vehículo mencionado a C.G., en momentos en que ésta se disponía a trasponer la calzada de Este-Oeste, causándole la muerte en forma instantánea”.

6.- Sentencia del J. de Instrucción:

El magistrado instructor argumenta: “Ingresando en el análisis de la mecánica del accidente, surge de los testimonios de SOLIS, C.Y.D.R., que el conductor habría circulado a 80 km aproximadamente […], pero objetivamente no esta probada la velocidad a la cual circulaba CONTRERAS, puesto que de la pericia accidentológica […] se desprende que no fué posible determinar la velocidad exacta […].

“Otro dato desincriminatorio a tener en consideración en que CONTRERAS conducía el vehículo en condiciones psicofísicas normales. Nótese que no tenía alcohol en sangre […].

“Lo que sí logró probarse es que la víctima se cruzó corriendo en sentido Este-Oeste por la ruta, en forma intempestiva y cuando CONTRERAS la vió, volanteó para esquivarla, sin lograr hacerlo porque ella se volvió sobre sus pasos y con este accionar se colocó justo enfrente del rodado que la embistió […].

“Evidentemente esta rápida e intempestiva aparición sorprendió...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA